Los sú­per quie­ren más li­ber­tad de ho­ra­rios

Las 17 gran­des ca­de­nas de dis­tri­bu­ción y los más de 5.000 su­per­mer­ca­dos aso­cia­dos en An­ged y ACES creen que la li­be­ra­li­za­ción de ho­ra­rios con­te­ni­da en el de­cre­to ley del Go­bierno no es su­fi­cien­te y pi­den más li­ber­tad de aper­tu­ra.

Tiempo - - ECONOMÍA - JO­SÉ MA­RÍA VALS

La re­for­ma de los ho­ra­rios co­mer­cia­les con­te­ni­da en el de­cre­to ley que apro­bó el Go­bierno en ju­lio ha co­men­za­do a co­rrer los pla­zos. Las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que no tie­nen li­ber­tad ab­so­lu­ta de aper­tu­ra, co­mo Ma­drid, de­be­rán rea­li­zar ya el ca­tá­lo­go de mu­ni­ci­pios y zo­nas en las que sí se­rá de apli­ca­ción la li­bre aper­tu­ra de co­mer­cios, por es­tar ubi­ca­dos en zo­nas de es­pe­cial afluen­cia co­mer­cial o tu­rís­ti­ca. Pe­ro mien­tras tan­to, los em­pre­sa­rios del sec­tor con­si­de­ran que las me­di­das adop­ta­das por el Eje­cu­ti­vo, aun­que van en la bue­na di­rec­ción, se que­dan un po­co cor­tas. El de­cre­to de­ter­mi­na con ca­rác­ter ge­ne­ral que to­dos los co­mer­cios, in­de­pen­dien­te­men­te de su ta­ma­ño, pue­den abrir 16 do­min­gos y fes­ti­vos al año pe­ro de­ja en ma­nos de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas la fi­ja­ción de la ci­fra con­cre­ta, que pue­de ser su­pe­rior pe­ro en nin­gún ca­so pue­de des­cen­der de diez, lo que en la prác­ti­ca su­po­ne ga­nar dos con res­pec­to a los ocho ac­tua­les.

La Aso­cia­ción de Ca­de­nas Es­pa­ño­las de Su­per­mer­ca­dos (ACES) con­si­de­ra que la me­di­da “va en la bue­na di­rec­ción aun­que es in­su­fi­cien­te” y aña­de que siem­pre ha de­fen­di­do la eli­mi­na­ción de cual­quier ti­po de res­tric­ción a la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial. “En mo­men­tos co­mo los ac­tua­les –aña­den–, de­be ser prio­ri­ta­ria la eli­mi­na­ción de cual­quier obs­tácu­lo a la ini­cia­ti­va co­mer­cial. Son las em­pre­sas jun­to con sus clien­tes las que de­ben de­ci­dir si uti­li­zan la po­si­bi­li­dad de abrir o no abrir el co­mer­cio”. Por su par­te, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Gran­des Em­pre­sas de Dis­tri­bu­ción (An­ged) se ha uni­do tam­bién a es­ta te­sis y ha he­cho una pe­ti­ción con­jun­ta con la ACES pa­ra que el Go­bierno re­con­si­de­re la me­di­da de ca­ra a 2013. “Fren­te a los diez fes­ti­vos pro­pues­tos, es­tas or­ga­ni­za­cio­nes de­man­dan que to­dos los for­ma­tos co­mer­cia­les pue­dan abrir en to­da Es­pa­ña los 16 do­min­gos y fes­ti­vos de ma­yor atrac­ti­vo co­mer­cial: los pri­me­ros de ca­da mes y los que coin­ci­den con la cam­pa­ña de Na­vi­dad y re­ba­jas”, se­ña­lan en una no­ta.

Cam­bios por la cri­sis.

El di­rec­tor ge­ne­ral de la ACES, Au­re­lio del Pino, des­ta­ca que la cri­sis ha cam­bia­do mu­chas co­sas en Es­pa­ña y, co­mo no po­día ser me­nos, tam­bién en el te­rreno de la ac­ti­vi­dad co­mer­cial. En su opinión, el sec­tor ya ha he­cho gran­des es­fuer­zos de adap­ta­ción que a ve­ces to­pan con la ba­rre­ra de las tra­bas bu­ro­crá­ti­cas y de re­gu­la­ción ex­ce­si­va. “En los úl­ti­mos cua­tro años –di­ce–, las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción han se­gui­do adap­tán­do­se de ma­ne­ra cons­tan­te a los cam­bios en las cir­cuns­tan­cias de los ho­ga­res que ha traí­do la cri­sis. Por­que lo que sí ha cam­bia­do es el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor, con ca­rác­ter ge­ne­ral, y de to­das y ca­da una de las per­so­nas que va­mos a los es­ta­ble­ci­mien­tos a sa­tis­fa­cer nues­tras ne­ce­si­da­des de com­pra de ali­men­ta­ción y gran con­su­mo. Las ca­de­nas han te­ni­do que ir bus­can­do soluciones pa­ra to­dos los gus­tos y to­dos los bol­si­llos, di­se­ñan­do sur­ti­dos, pro­duc­tos y ser­vi­cios”.

Au­re­lio del Pino aña­de que des­de que en 2006 co­men­zó a abor­dar­se la li­be­ra­li­za­ción por im­pe­ra­ti­vo de la di­rec­ti­va eu­ro­pea de ser­vi­cios, la ACES, que re­pre­sen­ta a cer­ca de 5.300 es­ta­ble­ci­mien­tos (su­per­mer­ca­dos), ha ve­ni­do in­sis­tien­do an­te las ad­mi­nis­tra­cio­nes cen­tral y au­to­nó­mi­cas en que una re­gu­la­ción que fi­je ex­ce­si­vas li­mi­ta­cio­nes a la ac­ti­vi­dad co­mer­cial no es bue­na pa­ra na­die y “ge­ne­ra im­por­tan­tes dis­tor­sio­nes en el mer­ca­do y en las po­lí­ti­cas em­pre­sa­ria­les, sin por ello lo­grar el pre­ten­di­do ob­je­ti­vo de de­fen­sa del pe­que­ño co­mer­cio tra­di­cio­nal”. El di­rec­tor ge­ne­ral de la ACES aña­de que “una re­gu­la­ción cla­ra, se­gu­ra, ba­sa­da en la no dis­cri­mi­na­ción y pro­por­cio­na­li­dad de la ac­ti­vi­dad ad­mi­nis­tra­ti­va ge­ne­ra­ría un en­torno com­pe­ti­ti­vo real que lle­va­ría a una me­jor adap­ta­ción de las em­pre­sas, in­clui­das las py­mes co­mer­cia­les. So­lo el pe­que­ño co­mer­cio bien orien­ta­do y es­truc­tu­ra­do es­tá con­si­guien­do sor­tear es­ta si­tua­ción de cri­sis, pa­ra la que se­gu­ra­men­te hu­bie­ra es­ta­do me­jor pre­pa­ra­do si la normativa no hu­bie­ra dis­tor­sio­na­do el mer­ca­do”.

Pe­ro las aso­cia­cio­nes de em­pre­sa­rios no son las úni­cas en re­co­men­dar al Go­bierno más aper­tu­ra y me­nos tra­bas. “La fle­xi­bi­li­za­ción de ho­ra­rios co­mer­cia­les se en­cuen­tra den­tro de esas me­di­das que se es­tán re­co­men­dan­do a los Es­ta­do miem­bros des­de la Unión Eu­ro­pea. En es­ta mis­ma lí­nea se han pro­du­ci­do mo­di­fi­ca­cio­nes del mar­co re­gu­la­to­rio eu­ro­peo en Ita­lia y Por­tu­gal, que, co­mo paí­ses me­di­te­rrá­neos y, por tan­to, con cos­tum­bres ho­mo­gé­neas a las es­pa­ño­las, han op­ta­do por la li­be­ra­li­za­ción de su re­gu­la­ción na­cio­nal de ho­ra­rios co­mer­cia­les”. El pá­rra­fo es­tá ex­traí­do

de la me­mo­ria eco­nó­mi­ca que el pro­pio Go­bierno en­vió a los gru­pos par­la­men­ta­rios pa­ra jus­ti­fi­car las me­di­das con­te­ni­das en el de­cre­to ley.

El Eje­cu­ti­vo aña­de que del es­tu­dio del mar­co re­gu­la­to­rio en la ma­te­ria de 17 paí­ses co­mu­ni­ta­rios pue­de con­cluir­se que Es­lo­ve­nia, Es­lo­va­quia, Es­to­nia e Ir­lan­da ca­re­cen de re­gu­la­ción es­pe­cí­fi­ca en ma­te­ria de ho­ra­rios y por tan­to tie­nen li­ber­tad de aper­tu­ra, a los que ca­bría aña­dir Ita­lia y Por­tu­gal, que re­cien­te­men­te han apro­ba­do nor­mas que es­ta­ble­cen una ma­yor li­ber­tad ho­ra­ria en do­min­gos y fes­ti­vos, aun­que en Ita­lia se ha he­cho a tra­vés de la le­gis­la­ción de de­fen­sa de la com­pe­ten­cia y no de la co­mer­cial. Del res­to de las le­gis­la­cio­nes es­tu­dia­das se des­pren­de que Bél­gi­ca y Ho­lan­da dis­po­nen de 15 y 12 do­min­gos de aper­tu­ra res­pec­ti­va­men­te, si bien hay que es­pe­ci­fi­car que en Bél­gi­ca se es­ta­ble­ce la obli­ga­ción de ce­rrar un día a la se­ma­na. Lu­xem­bur­go y Fin­lan­dia, a pe­sar de no es­ta­ble­cer un mí­ni­mo de do- min­gos de aper­tu­ra, sí es­ta­ble­cen el ho­ra­rio de aper­tu­ra y cie­rre en do­min­gos y fes­ti­vos, que se li­mi­ta a sie­te ho­ras y a seis ho­ras res­pec­ti­va­men­te, de lo que se de­du­ce que pue­den abrir en do­min­gos y fes­ti­vos. Por de­ba­jo de los ocho do­min­gos y fes­ti­vos has­ta ha­ce po­cas se­ma­nas vi­gen­tes en Es­pa­ña so­lo es­tán Aus­tria y Chi­pre, que no per­mi­ten la aper­tu­ra de co­mer­cios esos días, Gre­cia (2 do­min­gos y fes­ti­vos), Ale­ma­nia (4) y Fran­cia (5).

Im­pac­to eco­nó­mi­co.

En lo que sí es­tá de acuer­do el Go­bierno con los em­pre­sa­rios del sec­tor es en el im­pac­to po­si­ti­vo de li­be­ra­li­zar los ho­ra­rios co­mer­cia­les, aun­que en el de­cre­to ley no ha­ya apro­ba­do la li­ber­tad to­tal y ha­ya man­te­ni­do com­pe­ten­cias au­to­nó­mi­cas en la fi­ja­ción del nú­me­ro fi­nal de aper­tu­ras en do­min­gos y fes­ti­vos.

El in­for­me del Eje­cu­ti­vo apor­ta da­tos ex­traí­dos de un es­tu­dio, Análisis y es­ti­ma­ción del im­pac­to eco­nó­mi­co de me­di­das li­be­ra­li­za­do­ras, ela­bo­ra­do en ju­nio de 2012 y di­ri­gi­do por el pro­fe­sor Pe­dro Cor­ti­ñas Váz­quez, del de­par­ta­men­to de Eco­no­mía Apli­ca­da y Es­ta­dís­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Edu­ca­ción a Dis­tan­cia. Uno de los más re­le­van­tes se­ña­la que ca­da ho­ra más de aper­tu­ra a la se­ma­na apor­ta un cre­ci­mien­to me­dio del 0,19% en la de­man- da, has­ta un má­xi­mo de 90 ho­ras, y que ca­da día fes­ti­vo abier­to in­cre­men­ta en un 0,15% la de­man­da.

Con es­tas pre­mi­sas, el Go­bierno ana­li­za el im­pac­to ba­jo la hi­pó­te­sis de au­men­tar el ho­ra­rio glo­bal se­ma­nal a 90 ho­ras y el nú­me­ro de fes­ti­vos de 8 a 16, am­bas co­sas apro­ba­das, pe­ro que no se cum­pli­rán en sus má­xi­mos si las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas no dan el vis­to bueno. El Eje­cu­ti­vo con­clu­ye que si se apli­can am­bas co­sas en to­da Es­pa­ña se po­dría pro­du­cir un in­cre­men­to del PIB de un 1,63% pa­ra el con­jun­to de la eco­no­mía na­cio­nal, (unos 17.200 mi­llo­nes de eu­ros de ma­yor ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca), sus­ten­tan­do un in­cre­men­to del gas­to en con­su­mo fi­nal de los ho­ga­res de un 2,7%. To­do ello po­dría tra­du­cir­se a su vez en 337.580 nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y la aper­tu­ra de 31.670 nue­vos lo­ca­les co­mer­cia­les.

Los em­pre­sa­rios de gran­des su­per­fi­cies y su­per­mer­ca­dos creen que la in­ten­ción es bue­na, pe­ro que una vez más se ha que­da­do cor­ta la re­for­ma. En­tre otras co­sas, por­que los cálcu­los del Go­bierno no se cum­pli­rán de­bi­do a los re­cor­tes que ha­rán las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas a la nor­ma ge­ne­ral.

Siem­pre abier­to. La Co­mu­ni­dad de Ma­drid ha si­do la pri­me­ra de Es­pa­ña en au­to­ri­zar la aper­tu­ra de to­dos los do­min­gos del año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.