Pe­re­gri­na­ción de un hom­bre tran­qui­lo

Lle­ga a Es­pa­ña la es­pe­ra­da bio­gra­fía au­to­ri­za­da de Leo­nard Cohen.

Tiempo - - CULTURA - P. GAR­CÍA

Soy tu hom­bre, la vi­da de Leo­nard Cohen.

Syl­vie Sim­mons (Lu­men)

con su pa­so por es­pa­ña re­cien­te en la pu­pi­la y el pa­la­dar, Lu­men pu­bli­ca Soy tu hom­bre, la vi­da de Leo­nard Cohen, una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra des­ta­par y re­co­rrer, pa­so a pa­so, sen­sa­ción a sen­sa­ción, de­cep­ción a de­cep­ción, la exis­ten­cia de uno de los mú­si­cos más pro­fun­dos e in­abar­ca­bles de su ge­ne­ra­ción. La vi­da le ha da­do mu­cho y le ha qui­ta­do más a es­te poe­ta dis­fra­za­do de tro­va­dor. Y to­do es­tá aquí. Sus ini­cios con la gui­ta­rra en Mon­treal, su ciu­dad na­tal, la com­po­si­ción de him­nos inol­vi­da­bles co­mo Chel­sea Ho­tel o Ma­rian­ne, los via­jes, su pe­re­gri­na­ción a Ne­pal tras des­cu­brir que su re­pre­sen­tan­te -al que la Jus­ti­cia con­de­na­ría más tar­de- le ha­bía ro­ba­do cer­ca de 5 mi­llo­nes de dó­la­res de su plan de pen­sio­nes apro­ve­chan­do su con­fian­za. “Si que­re­mos ex­pre­sar la de­rro­ta co­mún, pro­cu­re­mos ha­cer­lo den­tro de los lí­mi­tes es­tric­tos de la dig­ni­dad y la be­lle­za”, Cohen di­xit. Esa es su ma­ne­ra de ver el mun­do. Su cre­do. La de­rro­ta dig­na, lo que que­da des­pués. Y que­da un hom­bre tran­qui­lo, un crea­dor con gran­des lu­ces y som­bras in­son­da­bles que si­gue asom­brán­do­nos a los 79 años -que se lo pre­gun­ten al pú­bli­co de úl­ti­mo con­cier­to en Ma­drid, que du­ró cua­tro ho­ras- con una energía en­vi­dia­ble. Cohen es­tá de vuel­ta con la dig­ni­dad d in­tac­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.