LOS FREN­TES ABIER­TOS CON LA RE­FOR­MA EDU­CA­TI­VA Y EL MUN­DO DE LA CUL­TU­RA

Tiempo - - PORTADA -

El fren­te más im­por­tan­te que tie­ne abier­to el mi­nis­tro Jo­sé Ig­na­cio Wert es el de la re­for­ma edu­ca­ti­va. Jo­sé Cam­pos, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Fe­de­ra­ción de En­se­ñan­za de Co­mi­sio­nes Obre­ras, ve en ella “un ata­que di­rec­to a la igual­dad de opor­tu­ni­da­des”. La vuel­ta de los exá­me­nes de re­vá­li­da su­po­ne pa­ra Cam­pos “una ca­rre­ra de obs­tácu­los pa­ra los ni­ños” y sub­ra­ya que el mi­nis­tro no ha bus­ca­do el con­sen­so ni ha pre­sen­ta­do un do­cu­men­to de diag­nós­ti­co del sis­te­ma edu­ca­ti­vo pa­ra dis­cu­tir la re­for­ma.

Wert de­fien­de que en Edu­ca­ción no ha­cen fal­ta más re­cur­sos, mien­tras que el se­cre­ta­rio de En­se­ñan­za de Co­mi­sio­nes res­pon­de que “nin­gún es­tu­dio internacional di­ce que no es im­por­tan­te”. El mi­nis­tro de­fien­de que no hay que so­bre­va­lo­rar la im­por­tan­cia de los re­cur­sos y sí la efi­ca­cia o la or­ga­ni­za­ción, pe­ro pa­ra Cam­pos “po­ner el acen­to en la efi­ca­cia se con­tra­di­ce con in­cre­men­tar el nú­me­ro de alum­nos por cla­se o au­men­tar las ho­ras de los pro­fe­so­res”. El di­ri­gen­te de CCOO pien­sa que el Go­bierno ha ele­gi­do “un co­mu­ni­ca­dor me­diá­ti­co que usa la edu­ca­ción co­mo ins­tru­men­to ideo­ló­gi­co del par­ti­do”. “Creo que no sa­be lo que tie­ne en­tre ma­nos”, aña­de.

Aún más, Cam­pos lla­ma la aten­ción so­bre el he­cho de que Wert no se ha ro­dea­do de los ex­per­tos en Edu­ca­ción que tie­ne el PP tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo au­to­nó­mi­co. Cam­pos con­si­de­ra que es­te com­por­ta­mien­to iné­di­to has­ta aho­ra po­dría ser de­bi­do a “un cier­to ego­cen­tris­mo o a una rup­tu­ra con el pa­sa­do”. El res­pon­sa­ble edu­ca­ti­vo de Co­mi­sio­nes coin­ci­de con otras vo­ces que atri­bu­yen a Wert una bue­na do­sis de ci­nis­mo en sus po­si­cio­nes: “Cuan­do plan­tea que los re­cor­tes no afec­tan a la ca­li­dad de la en­se­ñan­za, es ci­nis­mo”. La im­pre­sión de Cam­pos es que Wert no es el ver­so suel­to del Go­bierno y lo iden­ti­fi­ca co­mo “par­te de un pro­yec­to del ala más con­ser­va­do­ra y neo­li­be­ral del Par­ti­do Po­pu­lar”.

Su re­la­ción con el mun­do de la cul­tu­ra tam­po­co ha si­do un ca­mino de ro­sas. No se an­du­vo con me­dias tin­tas pa­ra ad­ver­tir a ac­to­res y can­tan­tes de que de­be­rían ba­jar su ca­ché. Su ges­tión del cues­tio­na­do ca­non di­gi­tal tam­bién ha de­ja­do sin­sa­bo­res. Tal y co­mo pro­me­tía el PP en cam­pa­ña, Wert eli­mi­nó el ca­non. Sin em­bar­go, su eli­mi­na­ción ha da­do lu­gar a una si­tua­ción que los or­ga­nis­mos de ges­tión de de­re­chos de au­tor re­pro­chan, por­que tam­po­co be­ne­fi­cia a los usua­rios. Se­gún denuncian, la des­apa­ri­ción del ca­non no ha lle­va­do al Mi­nis­te­rio a exi­gir a los dis­tri­bui­do­res que ba­jen los pre­cios, que ha­bían subido pre­ci­sa­men­te pa­ra re­per­cu­tir el ca­non a los con­su­mi­do­res. El mun­do de la cul­tu­ra le re­co­no­ce, eso sí, cier­ta sen­si­bi­li­dad con cues­tio­nes de igual­dad en­tre hom­bres y mu­je­res. Uno de sus car­gos de con­fian­za, la di­rec­to­ra ge­ne­ral del Ins­ti­tu­to de la Ci­ne­ma­to­gra­fía, Su­sa­na de la Sie­rra, man­tie­ne, en tiem­pos de re­cor­tes, la sub­ven­ción de la aso­cia­ción de mu­je­res ac­tri­ces.

Cul­tu­ra al­bo­ro­ta­da. Javier Bar­dem, en­tre otros co­no­ci­dos ac­to­res, en una pro­tes­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.