ECO­NO­MÍA

Los ba­res de to­da la vi­da si­guen sien­do ma­yo­ría (60%) pe­ro au­men­tan con fuer­za los ne­go­cios nue­vos.

Tiempo - - SUMARIO - Jo­sé Ma­ría Vals jm­vals@gru­po­ze­ta.es

La Au­dien­cia Na­cio­nal ve­rá des­fi­lar, a par­tir de sep­tiem­bre, a los 66 impu­tados por el uso de las tar­je­tas black.

Los ba­res, al­go muy arrai­ga­do en la cul­tu­ra es­pa­ño­la, no so­lo son una fuen­te de di­ver­sión y ocio pa­ra los clien­tes, sino que su­po­nen una im­por­tan­te in­yec­ción de di­ne­ro a la ri­que­za na­cio­nal. En con­jun­to, se­gún es­tu­dios que ma­ne­ja el sec­tor, se cal­cu­la que en­tre ba­res y res­tau­ran­tes fac­tu­ran ca­da año en­tre 125.000 y 130.000 mi­llo­nes de eu­ros, que su­po­nen al­go más del 10% del Pro­duc­to In­te­rior Bru­to (PIB) es­pa­ñol.

Otra mues­tra de su im­pac­to es que, una vez más, la lle­ga­da del ve­rano pro­pi­cia un fuer­te des­cen­so en el nú­me­ro de pa­ra­dos re­gis­tra­dos con el au­men­to pa­ra­le­lo de con­tra­tos pa­ra la eta­pa es­ti­val. Co­mer­cio y hos­te­le­ría se lle­van la pal­ma. En ju­nio úl­ti­mo, el nú­me­ro de co­ti­zan­tes a la Se­gu­ri­dad So­cial en la hos­te­le­ría au­men­tó en 38.337 per­so­nas y las nue­vas al­tas en co­mer­cio su­ma­ron 27.936 más, de­bi­do en es­te úl­ti­mo ca­so a las rebajas de ve­rano y las su­plen­cias por va­ca­cio­nes del per­so­nal fi­jo.

El ne­go­cio de los ba­res y res­tau­ran­tes, se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca (INE) a 31 de di­ciem­bre de 2015, es­tá re­par­ti­do en­tre 259.748 es­ta­ble­ci­mien­tos re­par­ti­dos por to­da Es­pa­ña, a ra­zón, más o me­nos, de uno por ca­da 175 ha­bi­tan­tes. Y, ¿có­mo son esos ba­res? Un es­tu­dio rea­li­za­do re­cien­te­men­te por la con­sul­to­ra in­ter­na­cio­nal Niel­sen se­ña­la que seis de ca­da diez pue­den ser ca­ta­lo­ga­dos den­tro de lo que po­dría­mos lla- mar el “bar de to­da la vi­da”, que ade­más cuen­tan con una an­ti­güe­dad de 15 años o más abier­tos al pú­bli­co.

Nue­vas em­pre­sas. To­dos es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos es­tán abier­tos a tra­vés de un to­tal de 252.354 em­pre­sas de­di­ca­das al ne­go­cio de la co­mi­da y la be­bi­da. La gran ma­yo­ría de ellas (un 75%) se co­rres­pon­den con em­pre­sa­rios in­di­vi­dua­les que o bien no tie­nen asa­la­ria­dos (un 35%) o tie­nen en­tre uno y dos em­plea­dos que ayu­dan al due­ño (un 40%). De la evo­lu­ción de los pro­pios lo­ca­les y de las em­pre­sas pue­den ex­traer­se al­gu­nas con­clu­sio­nes im­por­tan­tes pa­ra ver có­mo ha afec­ta­do la cri­sis a un sec­tor tan fa­mi­liar co­mo es­te pa­ra la in­men­sa ma­yo­ría de los es­pa­ño­les.

Un ejem­plo ilus­tra­ti­vo es ver có­mo en los úl­ti­mos seis años ha au­men­ta­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te (un 20%) el nú­me­ro de em­pre­sas y es­ta­ble­ci­mien­tos abier­tos pa­ra aten­der ser­vi­cios de ca­te­ri­ng y pro­por­cio­nar ca­ma­re­ros, co­mi­da y be­bi­da a even­tos so­cia­les o fa­mi­lia­res. Ahí hay

mu­chos em­pren­de­do­res que han vis­to un nue­vo fi­lón de ne­go­cio en un sec­tor tan tra­di­cio­nal co­mo el de la hos­te­le­ría.

Otro da­to, es­ta vez ex­traí­do del es­tu­dio de Niel­sen, es que los há­bi­tos de con­su­mo de be­bi­das al­cohó­li­cas van cam­bian­do de ho­ra­rio. Cre­ce de día y cae de no­che. Es­to pue­de es­tar li­ga­do, se­gún al­gu­nos ex­per­tos, a que el con­su­mo noc­turno es más ca­ro que el diurno de­bi­do al ti­po di­fe­ren­te de lo­ca­les que atien­den a los clien­tes de ca­da fran­ja ho­ra­ria. No es lo mis­mo to­mar un com­bi­na­do en un

pub que en el bar de to­da la vi­da, aun­que el gla­mour sea dis­tin­to.

Aún así, de los 286.969 lo­ca­les abier­tos en 2010, se­gún las ci­fras del INE, 2015 ter­mi­nó con 274.638 es­ta­ble­ci­mien­tos, de los que 14.890 se co­rres­pon­den con ser­vi­cios de ca­te­ri­ng y no pue­den ser con­si­de­ra­dos en pu­re­za ba­res y res­tau­ran­tes al uso. La cri­sis ha he­cho me­lla en es­te sec­tor y el cam­bio ho­ra­rio tam­bién. Se­gún Niel­sen, de los 95 eu­ros que ca­da es­pa­ñol gas­ta­ba en sus sa­li­das noc­tur­nas en 2009, se ha pa­sa­do a los 67 eu­ros que gas­tan aho­ra.

A lo que no pa­re­ce que ha­yan re­nun­cia­do los es­pa­ño­les, aun­que el gas­to to­tal no au­men­te, es a las ta­pas. Se­gún da­tos re­co­pi­la­dos por la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Hos­te­le­ría, el 65% de los clien­tes que en­tran en un bar con­su­men en­tre una y tres ta­pas con la be­bi­da. Un 58% de los es­ta­ble­ci­mien­tos ofre­cen las ta­pas gra­tis co­mo acom­pa­ña­mien­to de la con­su­mi­ción y el 70% de la be­bi­da ele­gi­da es la cer­ve­za, se­gui­da a gran dis­tan­cia (28%) por el vino.

Las sa­li­das noc­tur­nas han caí­do, mien­tras au­men­ta la afluen­cia de clien­tes a los ba­res tra­di­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.