Vue­ling y su es­tra­te­gia de vi­vir al lí­mi­te

Cuan­do una ma­qui­na­ria fun­cio­na al lí­mi­te, cual­quier in­ci­den­cia pue­de desem­bo­car en el caos.

Tiempo - - ACTUALIDAD - J.M. Vals

Pri­mer fin de se­ma­na de ju­lio, co­mien­zo de las va­ca­cio­nes es­ti­va­les y huel­ga de con­tro­la­do­res aé­reos en Fran­cia, tres si­tua­cio­nes ad­ver­sas pa­ra las com­pa­ñías aé­reas, pe­ro el caos so­lo se desata en los vue­los de la com­pa­ñía Vue­ling. El ae­ro­puer­to de El Prat, en Bar­ce­lo­na, don­de tie­ne su se­de ope­ra­ti­va, re­gis­tra esos días la sus­pen­sión de de­ce­nas de vue­los y re­tra­sos de has­ta do­ce ho­ras en otros que fi­nal­men­te sa­len o lle­gan a sus pis­tas. Fi­nal­men­te in­ter­vie­nen el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to y la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na. La com­pa­ñía ad­mi­te erro­res de pro­gra­ma­ción, con­tra­ta a más de trein­ta pi­lo­tos, al­qui­la más avio­nes, se com­pro­me­te a can­ce­lar los vue­los que no pue­da ope­rar con ma­yor an­te­la­ción y el caos co­mien­za a re­mi­tir. Pe­ro las con­se­cuen­cias que­dan ahí.

¿Es di­fe­ren­te Vue­ling de otras com­pa­ñías de ba­jo cos­te? En teo­ría, no. Res­pon­de a la mis­ma fi­lo­so­fía de man­te­ner los avio­nes en el ai­re el ma­yor nú­me­ro de ho­ras po­si­ble, por­que así es co­mo se les sa­ca ren­ta­bi­li­dad. Las pro­gra­ma­cio­nes de per­ma­nen­cia en tie­rra en­tre vue­lo y vue­lo son de ape­nas tres cuar­tos de ho­ra y si to­do fun­cio­na bien la ae­ro­lí­nea se con­vier­te en una má­qui­na de lo más efi­caz y ren­ta­ble. En 2015, por ejem­plo, la ae­ro­lí­nea ob­tu­vo un be­ne­fi­cio ope­ra­ti­vo de 160 mi­llo­nes de eu­ros con un ín­di­ce de ren­ta­bi­li­dad so­bre ca­pi­tal in­ver­ti­do su­pe­rior a los de British Airways, Ibe­ria y Air Lin­gus, que son las otras tres ae­ro­lí­neas que se in­te­gran en el hol­ding IAG.

El ex pri­mer di­rec­ti­vo de la com­pa­ñía, Álex Cruz, de­jó el car­go pa­ra ha­cer­se car­go de British Airways jus­to cuan­do IAG, tras ha­cer pú­bli­cos sus re­sul­ta­dos del pri­mer tri­mes­tre, anun­cia­ba a los ana­lis­tas e in­ver­so­res que la ca­pa­ci­dad de Vue­ling (me­di­da en nú­me­ro de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos por ki­ló­me­tro) cre­ce­ría es­te año 2016 un 15,4%. Y has­ta el 30 de ju­nio lo cum­plió, por­que in­cre­men­tó di­cha ca­pa­ci­dad en un 16% pa­ra el con­jun­to de los seis pri­me­ros me­ses del año. El ter­cer tri­mes­tre, sin em­bar­go, va a ser no­ta­ble­men­te peor, si na­da lo re­me­dia, de­bi­do a las can­ce­la­cio­nes su­fri­das des­de el ini­cio del mes de ju­lio.

Mo­de­lo. En tér­mi­nos eco­nó­mi­cos, Vue­ling ape­nas su­po­ne el 10% del vo­lu­men de ne­go­cio de IAG y al­go más del 8% de su mar­gen ope­ra­ti­vo. El da­ño fi­nan­cie­ro, pues, no se­rá muy im­por­tan­te pa­ra el hol­ding. Lo que sí po­ne en en­tre­di­cho es­te epi­so­dio es la ca­pa­ci­dad de una ae­ro­lí­nea de ba­jo cos­te pa­ra man­te­ner sus apre­ta­das pro­gra­ma­cio­nes de vue­los cuan­do sur­ge una in­ci­den­cia en ple­na pun­ta de de­man­da por el ini­cio de un pe­rio­do de va­ca­cio­nes.

Pa­ra el se­gun­do tri­mes­tre de 2016, en el que Vue­ling ha cum­pli­do las ex­pec­ta­ti­vas de in­cre­men­to de ca­pa­ci­dad de su flo­ta, las pre­vi­sio­nes eran au­men­tar­la en ca­si 12 pun­tos por la adi­ción de nue­vas ru­tas (en­tre otras, las que co­mu­ni­can con Ro­ma y Pa­rís), otros dos pun­tos por el au­men­to de ta­ma­ño de al­gu­nos avio­nes y 4,5 pun­tos por el in­cre­men­to de fre­cuen­cias de vue­los. To­do es­to, que apre­ta­ba aún más la pro­gra­ma­ción, ha sal­ta­do por los aires cuan­do los re­tra­sos y las can­ce­la­cio­nes pro­vo­ca­das por los con­tro­la­do­res franceses, uni­dos a un im­por­tan­te in­cre­men­to de de­man­da, han des­ba­ra­ta­do los pla­nes de la com­pa­ñía.

Sus má­xi­mos di­rec­ti­vos, en­ca­be­za­dos por su nue­vo pre­si­den­te, Ja­vier Sán­che­zP­rie­to, han pro­me­ti­do que van a rea­li­zar una re­pro­gra­ma­ción pa­ra to­do el ve­rano. Des­de el pun­to de vis­ta em­pre­sa­rial, los efec­tos de es­tas me­di­das se­rán vi­si­bles en los re­sul­ta­dos del ter­cer tri­mes­tre.

Un avión de Vue­ling en el ae­ro­puer­to de El Prat.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.