La re­la­ción de Fran­co con la co­rru­pción

EL DIC­TA­DOR TE­NÍA IN­TERE­SES ECO­NÓ­MI­COS EN EM­PRE­SAS SO­BRE LAS QUE SUS GO­BIER­NOS IN­TER­VI­NIE­RON.

Tiempo - - A FONDO -

La Gue­rra Ci­vil es­pa­ño­la, co­mo to­das las gue­rras, fue una ex­ce­len­te oca­sión pa­ra ha­cer ne­go­cios ven­dien­do ma­te­rial de gue­rra o su­mi­nis­tros ge­ne­ra­les, pe­ro tam­bién una oca­sión de co­lo­car­se en si­tua­ción de ven­ta­ja pa­ra un re­par­to del país en­tre aque­llos que apo­ya­ron al ban­do ga­na­dor. La co­rru­pción y los ne­go­cios son el asun­to me­nos es­tu­dia­do del fran­quis­mo, se­gún el his­to­ria­dor Paul Pres­ton. Du­ran­te mu­cho tiem­po, los fran­quis­tas ad­mi­tie­ron que, co­mo mu­cho, exis­tie­ra co­rru­pción al­re­de­dor del ge­ne­ral, pe­ro no que Fran­co fue­ra un co­rrup­to, un asun­to que se ha con­ver­ti­do en con­tro­ver­ti­do tras el des­cu­bri­mien­to del ma­ne­jo de las cuen­tas de do­na­ti­vos de la gue­rra. A es­to se su­ma­rían las in­ver­sio­nes en ne­go­cios so­bre los que ac­tuó su Go­bierno.

En los ar­chi­vos que ha con­sul­ta­do es­ta re­vis­ta pue­den en­con­trar­se otras re­la­cio­nes de em­pre­sas con Fran­co, co­mo un che­que de 100.000 pe­se­tas do­na­do por Mi­ne­ro Si­de­rúr­gi­ca de Pon­fe­rra­da en la cuen­ta de do­na­ti­vos a dis­po­si­ción de Fran­co en la su­cur­sal del Ban­co de Es­pa­ña en Sa­la­man­ca. En es­tas cuen­tas de do­na­ti­vos tam­bién se en­cuen­tran los apun­tes de una apor­ta­ción men­sual de 10.000 pe­se­tas de la Com­pa­ñía Te­le­fó­ni­ca Na­cio­nal de Es­pa­ña a la co­no­ci­da co­mo “Sus­crip­ción Na­cio­nal”. El 27 de no­viem­bre de 1936 la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Sa­la­man­ca, don­de ha­bía triun­fa­do el le­van­ta­mien­to mi­li­tar, tam­bién rea­li­za un in­gre­so de 287.446 pe­se­tas.

Tras la gue­rra, las cuen­tas de do­na­ti­vos de las que dis­po­nía Fran­co se nu­trie­ron igual­men­te de la edi­to­rial Es­pa­sa Cal­pe. Se tra­ta de los in­gre­sos ob­te­ni­dos por las ven­tas de un li­bro ti­tu­la­do Je­su­cris­to, cua­dros evan­gé­li­cos, una ini­cia­ti­va por la que el dic­ta­dor man­dó edi­tar una re­pro­duc­ción de obras de ar­te que se en­con­tra­ban se­mi­aban­do­na­das tras la gue­rra en el Pa­la­cio de Rio­frío (Se­go­via) y que los in­gre­sos fue­ran de­di­ca­dos a la re­cons­truc­ción na­cio­nal. Uno de esos in­gre­sos, en oc­tu­bre de 1946, fue de 39.368 pe­se­tas.

To­da­vía hay ele­men­tos os­cu­ros res­pec­to a es­tas cuen­tas, co­mo un apun­te rea­li­za­do el 13 de mar­zo de 1953 en el que por in­di­ca­ción de Fran­co se re­ci­be so­lo un dó­lar des­de el First Na­tio­nal Bank of Bos­ton, cuen­ta de la que no se tie­nen

A la iz­quier­da, un do­cu­men­to so­bre el in­ten­to de Ge­ne­ral Mo­tors de crear un mo­no­po­lio con Juan March. Aba­jo, es­te cri­ti­ca que no se cas­ti­ga­ra a los res­pon­sa­bles de la des­apa­ri­ción de 15 mi­llo­nes de Cha­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.