EL RÍO DEL PA­SA­DO

Tiempo - - VIVIR -

Sos­tie­ne Juan Es­la­va, sin di­si­mu­lar la tris­te­za, que el Gua­dal­qui­vir es hoy un río muer­to. No lo atri­bu­ye al cam­bio cli­má­ti­co (de­be de ser el úni­co), al me­nos no di­rec­ta­men­te, pe­ro ase­gu­ra que la dis­mi­nu­ción del cau­dal de sus afluen­tes, fru­to del pro­ce­so de de­ser­ti­za­ción que vi­ve to­da An­da­lu­cía a dis­tin­tas ve­lo­ci­da­des, ha he­cho que el agua sa­la­da del mar suba mu­chos ki­ló­me­tros por el cau­ce has­ta ma­tar la fau­na que allí hu­bo siem­pre. Has­ta es­tu­rio­nes ha­bía, y se ob­te­nía ca­viar; al­go que aho­ra se tra­ta de re­cu­pe­rar... inú­til­men­te. Y es que cual­quier río del pa­sa­do fue me­jor. Siem­pre pa­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.