Lo que de ver­dad han he­cho los nue­vos al­cal­des con las deu­das acu­mu­la­das por sus ayun­ta­mien­tos.

Los gru­pos po­lí­ti­cos que de­fen­dían una au­di­to­ría ciu­da­da­na de la deu­da cuan­do nin­guno ha­bía te­ni­do res­pon­sa­bi­li­dad de Go­bierno lle­van ya un año en al­gu­nas al­cal­días. Ma­drid y Cá­diz la han re­du­ci­do, con po­lé­mi­ca con la opo­si­ción.

Tiempo - - SUMARIO - Ja­vier Ote­ro jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

La ges­tión de la deu­da, la au­di­to­ría so­bre la le­gi­ti­mi­dad de es­ta, su pa­go o im­pa­go, fue uno de los te­mas es­tre­lla en el dis­cur­so de los mo­vi­mien­tos de los que na­cie­ron las can­di­da­tu­ras elec­to­ra­les, tan­to sea de Po­de­mos co­mo de otras al­ter­na­ti­vas a los par­ti­dos tra­di­cio­na­les. Lue­go, al­gu­nos lle­ga­ron al po­der en los que se han bau­ti­za­do co­mo los ayun­ta­mien­tos del cam­bio. Ha lle­ga­do la ho­ra de la ver­dad para en­fren­tar­se a la deu­da.

Du­ran­te la cam­pa­ña previa a las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, los par­ti­dos tra­di­cio­na­les ad­vir­tie­ron del ries­go de que el Go­bierno de es­tas can­di­da­tu­ras lle­va­ra a im­pa­gos que tu­vie­ran gra­ves efec­tos. Muy aten­tos a las de­ci­sio­nes que to­ma­ran una vez que lle­ga­ron a las al­cal­días, el pri­mer ri­fi­rra­fe se pro­du­jo cuan­do el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid de­ci­dió res­cin­dir su re­la­ción con las agen­cias de ca­li­fi­ca­ción Stan­dar & Poor’s y Fitch. Es­tas eran las em­pre­sas pri­va­das que po­nían la no­ta de sol­ven­cia a es­ta deu­da an­te los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros. Es­ta me­di­da fue du­ra­men­te cri­ti­ca­da por la opo­si­ción del Par­ti­do Po­pu­lar, que su­ma­ba es­ta ini­cia­ti­va a los ar­gu­men­tos so­bre el te­mor a un im­pa­go de la deu­da mu­ni­ci­pal. El Ayun­ta­mien­to de Ma­drid es el más en­deu­da­do de Es­pa­ña, ya que es­ta al­can­za­ba en ese mo­men­to los 4.600 mi­llo­nes de eu­ros.

La al­cal­de­sa de Ma­drid, Ma­nue­la Car­me­na, tu­vo que in­sis­tir en que el ayun­ta­mien­to que pre­si­de pa­ga­ría su deu­da y anun­ció ya en­ton­ces que se amor­ti­za­rían 365 mi­llo­nes de deu­da mu­ni­ci­pal, con lo que se aho­rra­rían 31 mi­llo­nes de eu­ros en in­tere­ses.

Aniver­sa­rio. Al cum­plir­se un año de ges­tión de los nue­vos ayun­ta­mien­tos, la po­lé­mi­ca se ha vuel­to a re­pe­tir. El Go­bierno de Aho­ra Ma­drid pre­sen­ta la re­duc­ción de la deu­da co­mo uno de sus gran­des lo­gros. Es más, el con­ce­jal res­pon­sa­ble de Ha­cien­da, Car­los Sán­chez Ma­to, se que­ja de que es­ta no­ti­cia no ha­ya con­se­gui­do ma­yor aten­ción que otras po­lé­mi­cas que con­si­de­ra me­no­res, co­mo, por ejem­plo, la de la ac­tua­ción de los ti­ti­ri­te­ros, cu­ya cau­sa por pre­sun­to enal­te­ci­mien­to del te­rro­ris­mo ha si­do ar­chi­va­da ha­ce po­cos días. Por lo de­más, ha­ce un mes que ini­ció sus tra­ba­jos la co­mi­sión de investigación de la deu­da, las con­tra­ta­cio­nes y las po­lí­ti­cas pú­bli­cas del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid. Tam­bién con­ti­núan los tra­ba­jos de la lla­ma­da au­di­to­ría ciu­da­da­na de la deu­da, que pre­ten­de se­ña­lar qué par­te de es­ta es ile­gí­ti­ma, aun­que no es­tá cla­ro si la que se de­cla­re co­mo tal no sea pa­ga­da.

Los úl­ti­mos da­tos del Ban­co de Es­pa­ña, co­rres­pon­dien­tes al pri­mer tri­mes­tre de 2016, se­ña­lan que la deu­da del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid se ha re­du­ci­do en al­go más de 1.000 mi­llo­nes de eu­ros so­bre el mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior. En di­ciem­bre, la al­cal­de­sa Ma­nue­la Car­me­na anun­ció que ha­bía re­du­ci­do la deu­da en 871 mi­llo­nes de eu­ros des­de la lle­ga­da al

Los da­tos del Ban­co de Es­pa­ña se­ña­lan que Ma­drid ha re­du­ci­do su deu­da en mil mi­llo­nes

po­der de Aho­ra Ma­drid en ju­nio de 2015. El con­ce­jal Sán­chez Ma­to ha ex­pli­ca­do que se ha im­pues­to la dis­ci­pli­na en las cuen­tas pú­bli­cas, de ma­ne­ra que con el cam­bio en la ges­tión ha con­se­gui­do no apelar al en­deu­da­mien­to para rea­li­zar nin­gún gas­to du­ran­te es­te pe­rio­do. Ade­más, el con­ce­jal se ha jac­ta­do de que con las con­se­cuen­cias co­mo el aho­rro en in­tere­ses el con­sis­to­rio pue­de afron­tar otras me­di­das co­mo la ba­ja­da del Im­pues­to de Bie­nes In­mue­bles (IBI) o el in­cre­men­to del gas­to so­cial en un 26%.

Sin em­bar­go, el Par­ti­do Po­pu­lar ha res­pon­di­do que los da­tos que pre­sen­ta el Go­bierno mu­ni­ci­pal de Aho­ra Ma­drid no su­po­nen más que la con­ti­nua­ción de las pre­vi­sio­nes pre­su­pues­ta­rias que de­jó en­ca­rri­la­das la an­te­rior al­cal­de­sa, Ana Bo­te­lla. Des­de la opo­si­ción mu­ni­ci­pal, en­ca­be­za­da por Es­pe­ran­za Agui­rre, sub­ra­yan que tam­bién se rea­li­za­ron amor­ti­za­cio­nes an­ti­ci­pa­das de la deu­da, su­pe­rio­res a los 300 mi­llo­nes de eu­ros en ca­da uno de los dos úl­ti­mos ejer­ci­cios.

La po­lé­mi­ca so­bre los nú­me­ros re­la­cio­na­dos con la deu­da en es­tos ayun­ta­mien­tos ha si­do es­pe­cial­men­te po­lé­mi­ca en Cá­diz. El al­cal­de Jo­sé Ma­ría Gon­zá­lez, Ki­chi, anun­ció unas ci­fras de re­duc­ción de la deu­da que, se­gún de­cía ha­ber des­cu­bier­to el PSOE, eran in­fe­rio­res por una erró­nea con­ta­bi­li­dad de unos prés­ta­mos a cor­to pla­zo.

Líos con los nú­me­ros. El ayun­ta­mien­to ga­di­tano ha­bía anun­cia­do que re­du­jo su deu­da en 27,9 mi­llo­nes de eu­ros en el año de Go­bierno de su nue­vo al­cal­de. El anun­cio se pro­du­jo a po­cos días de la ce­le­bra­ción de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del pa­sa­do mes de ju­nio. Sin em­bar­go, el Par­ti­do So­cia­lis­ta, se­cun­da­do por el PP, se­ña­ló que es­ta re­duc­ción era en reali­dad de 16,4 mi­llo­nes. El Go­bierno mu­ni­ci­pal en­ca­be­za­do por Gon­zá­lez re­pli­có que el error lo ha­bían co­me­ti­do real­men­te los so­cia­lis­tas, ya que ha­bían rea­li­za­do sus cálcu­los con da­tos has­ta el mes de mar­zo, cuan­do los ofre­ci­dos por el ayun­ta­mien­to se re­fe­rían a los que es­ta­ban dis­po­ni­bles has­ta el mes de ju­nio. Al­go pa­re­ci­do ocu­rrió cuan­do es­te ayun­ta­mien­to anun­ció el pa­sa­do mes de di­ciem­bre una pri­me­ra re­duc­ción de la deu­da de 10 mi­llo­nes de eu­ros, que los so­cia­lis­tas pu­sie­ron en sol­fa por­que has­ta el mes de sep­tiem­bre la re­duc­ción so­lo ha­bía lle­ga­do a 1,5 mi­llo­nes de eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.