Ban­ca: Es­pa­ña res­pi­ra e Ita­lia no duer­me

La Jus­ti­cia eu­ro­pea sal­va las cuen­tas de la ban­ca es­pa­ño­la mien­tras Ita­lia ne­go­cia sal­var la su­ya.

Tiempo - - ACTUALIDAD - J.M. Vals jm­vals@gru­po­ze­ta.es El Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE.

Mien­tras el abo­ga­do ge­ne­ral de la Cor­te de Jus­ti­cia Eu­ro­pea ha ava­la­do la te­sis del Tri­bu­nal Su­pre­mo es­pa­ñol so­bre las cláu­su­las sue­lo, los mi­nis­tros de Eco­no­mía de la Eu­ro­zo­na tra­tan de bus­car una sa­li­da hon­ro­sa para que Ita­lia pue­da res­ca­tar su ban­ca sin arrui­nar a mi­llo­nes de in­ver­so­res.

En Es­pa­ña, el apo­yo del Tri­bu­nal de Jus­ti­cia Eu­ro­peo a las te­sis del Su­pre­mo ha­ce pre­ver que la sen­ten­cia de­fi­ni­ti­va no obli­ga­rá a los ban­cos a de­vol­ver más can­ti­da­des a los afec­ta­dos por las cláu­su­las sue­lo. So­lo ten­drán que pa­gar lo que les di­jo la Jus­ti­cia es­pa­ño­la. Y eso su­pon­drá no te­ner que res­tar otros 4.000 mi­llo­nes de sus be­ne­fi­cios.

Para el Go­bierno ita­liano, sin em­bar­go, la ne­go­cia­ción es muy com­pli­ca­da. Na­die du­da de que sus ban­cos tie­nen que ser sal­va­dos con una in­yec­ción ex­tra­or­di­na­ria de fon­dos. Si se ha­ce a tra­vés del me­ca­nis­mo pre­vis­to en las nor­mas co­mu­ni­ta­rias, an­tes de na­da hay que cas­ti­gar a los ac­cio­nis­tas y bo­nis­tas. Así se hi­zo en Es­pa­ña con las ca­jas y con Ban­kia. Pe­ro el pro­ble­ma es­tá en que los cré­di­tos ma­los de los ban­cos ita­lia­nos, mez­cla­dos con los bue­nos, es­tán ti­tu­li­za­dos y re­par­ti­dos en­tre mi­llo­nes de in­ver­so­res. ¿La so­lu­ción? Lle­gar a un sis­te­ma que les pro­te­ja, aun­que sea par­cial­men­te. En Es­pa­ña tam­bién se hi­zo a tra­vés del ar­bi­tra­je so­bre las pre­fe­ren­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.