Los ca­je­ros ya em­pie­zan a no ser lo que fue­ron

El nue­vo sis­te­ma de co­mi­sio­nes por sa­car di­ne­ro co­mien­za a te­ner con­se­cuen­cias en­tre los clien­tes.

Tiempo - - SUMARIO - Jo­sé Ma­ría Vals jm­vals@gru­po­ze­ta.es

A los es­pa­ño­les les gus­ta lle­var di­ne­ro en el bol­si­llo. Los da­tos no en­ga­ñan y se­gún la es­ta­dís­ti­ca ofi­cial del Ban­co de Es­pa­ña, la can­ti­dad mo­vi­da por re­ti­ra­da de efec­ti­vo en los ca­je­ros au­to­má­ti­cos siem­pre ha si­do ma­yor que la que mue­ven los pa­gos de pro­duc­tos o ser­vi­cios di­rec­ta­men­te con la tar­je­ta de dé­bi­to o de cré­di­to. Pe­ro aho­ra las co­sas es­tán em­pe­zan­do a cam­biar por va­rias ra­zo­nes: los ban­cos pre­fie­ren que se pa­gue con tar­je­ta por­que se ase­gu­ran una co­mi­sión en ca­da com­pra y los clien­tes han co­men­za­do a te­ner que lle­var un ma­pa en la car­te­ra pa­ra des­cu­brir en qué ca­je­ros pue­den sa­car di­ne­ro sin te­ner que pa­gar co­mi­sión. La con­clu­sión ha si­do que en­tre enero y mar­zo de es­te año, la ci­fra mo­vi­da en com­pras pa­ga­das con tar­je­ta (27.817 mi­llo­nes de eu­ros) ha si­do ma­yor que la ex­trac­ción de efec­ti­vo de los ca­je­ros (26.603 mi­llo­nes).

Ade­más, el rit­mo in­ter­anual de cre­ci­mien­to del pa­go con tar­je­ta se si­tua­ba en el pri­mer tri­mes­tre del año en un 10,37%, que es la ci­fra más al­ta des­de 2007. El in­cre­men­to del di­ne­ro re­ti­ra­do en efec­ti­vo au­men­tó un 2,84%. Si lo que se mi­ra es el nú­me­ro de ope­ra­cio­nes, se ve có­mo las de pa­go di­rec­to con tar­je­ta cre­cie­ron un 12,66% y las de re­ti­ra­da de efec­ti­vo en ca­je­ros ape­nas lo hi­cie­ron en un 1,19% du­ran­te el mis­mo pe­rio­do.

Es­tos da­tos mues­tran un cam­bio de ten­den­cia jus­to cuan­do la Co­mi­sión Na­cio­nal de los Mer­ca­dos y la Com­pe­ten­cia (CNMC) hace pú­bli­co tam­bién su in­for­me so­bre los cam­bios in­tro­du­ci­dos por la ban­ca en los co­bros de co­mi­sio­nes por sa­car di­ne­ro de los ca­je­ros. Pa­ra em­pe­zar, la au­to­ri­dad de Com­pe­ten­cia se­ña­la tex­tual­men­te que “la ta­sa co­bra­da a ter­ce­ras en­ti­da­des por el uso de ca­je­ros pro­pios se ha tri­pli­ca­do en el ca­so de los gran­des ban­cos (en­tre 1,80 y 2 eu­ros, fren­te a 0,65 eu­ros del mo­de­lo pre­vio)”. Y, ¿có­mo ha afec­ta­do es­to a los clien­tes?

Im­pac­to.

La pro­pia CNMC se­ña­la a con­ti­nua­ción que “es pron­to pa­ra eva­luar el efec­to so­bre los usua­rios, da­do que es de es­pe­rar que la fir­ma de alian­zas en­tre en­ti­da­des con me­no­res re­des [de ca­je­ros] y el uso de re­des pro­pias neu­tra­li­ce es­tos efec­tos”. Los da­tos se­ña­lan, no obs­tan­te, que los tres gran­des ban­cos (San­tan­der, BBVA y Cai­xa­Bank) son pro­pie­ta­rios en con­jun­to de 20.778 ca­je­ros au­to­má­ti­cos, que su­po­nen el 45% del par­que na­cio­nal to­tal. Nin­guno de es­tos ban­cos ha fir­ma­do acuer­dos de alian­za con nin­gún

otro, lo que obli­ga a sus clien­tes a sa­car di­ne­ro en sus pro­pias re­des si no quie­ren pa­gar una ju­go­sa co­mi­sión a la en­ti­dad due­ña del ca­je­ro si lo hace en una que no es la su­ya.

En el res­to del sec­tor, la úni­ca alian­za que es gra­tui­ta pa­ra los clien­tes de cual­quie­ra de las en­ti­da­des que la in­te­gran es la que han fir­ma­do los ban­cos pro­pie­ta­rios de la red Eu­ro6000, que cuen­ta con 7.313 ca­je­ros au­to­má­ti­cos. En el res­to, los pac­tos ofre­cen gra­tui­dad en las ex­trac­cio­nes de efec­ti­vo, con de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes, a al­gu­nos clien­tes, li­mi­tan­do en ca­si to­dos los ca­sos el nú­me­ro de ope­ra­cio­nes y exi­gien­do que ca­da re­ti­ra­da de efec­ti­vo ten­ga un im­por­te mí­ni­mo a ve­ces ele­va­do.

El nue­vo sis­te­ma de co­mi­sio­nes, se­gún la CNMC, “pro­pi­cia un ma­yor uso re­la­ti­vo de la red pro­pia fren­te a las aje­nas y po­dría dar lu­gar a un re­plie­gue de los usua­rios ha­cia las en­ti­da­des con ma­yor red de ca­je­ros. Al mis­mo tiem­po, el mo­de­lo per­mi­te a las en­ti­da­des con red ren­ta­bi­li­zar­la me­jor al au­men­tar su uso por clien­tes pro­pios, re­du­cir los pa­gos a en­ti­da­des ter­ce­ras y au­men­tar los in­gre­sos por ope­ra­ción ob­te­ni­dos de las re­ti­ra­das de efec­ti­vo rea­li­za­das por clien­tes de otros ban­cos, fac­to­res to­dos ellos que cla­ra­men­te les fa­vo­re­cen”.

De mo­men­to, y al mar­gen de la cau­te­la con la que hace su aná­li­sis es­te or­ga­nis­mo ofi­cial, lo que sí pa­re­ce cla­ro es que los es­pa­ño­les van aflo­jan­do en la in­ten­si­dad de la ma­nía de lle­var di­ne­ro en el bol­si­llo y em­pie­zan a pa­gar más con la tar­je­ta ban­ca­ria.

Las tar­je­tas de cré­di­to o de dé­bi­to cre­cen co­mo mé­to­do de pa­go en de­tri­men­to del di­ne­ro en efec­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.