FE­RO­CES NA­CIO­NA­LIS­TAS

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR -

Con re­tra­so de un si­glo, a rit­mo de país pe­ri­fé­ri­co, nos ha lle­ga­do la con­ver­sión de los lí­de­res de la lu­cha de cla­ses en na­cio­na­lis­tas fe­ro­ces, co­mo los que su­mie­ron Eu­ro­pa en dos gue­rras que en­ton­ces la arrui­na­ron eco­nó­mi­ca y mo­ral­men­te. Has­ta el Gor­di­llo sa­quea­mer­ca­dos pa­ra de­nun­ciar la po­bre­za, aho­ra, cuan­do ma­yor es la cri­sis y ol­vi­dan­do a los ham­brien­tos, ca­da vez más Gor

di­llo de sí mis­mo, se dis­fra­za de heraldo de la so­be­ra­nía an­da­lu­sí. Ri­dícu­lo apo­yo al so­be­ra­nis­mo egoís­ta de la bur­gue­sía ca­ta­la­na de los Pu­jol y com­pa­ñía. ¡Po­bre país con esos tras­no­cha­dos de­ma­go­gos! Ja­vier To­rres Sanz. SE­VI­LLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.