Las ci­fras de in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria de 2016 no cum­pli­rán con las pre­vi­sio­nes op­ti­mis­tas que se ha­cían ha­ce me­ses.

Las ci­fras de in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria de 2016 no cum­pli­rán con las pre­vi­sio­nes op­ti­mis­tas que se ha­cían ha­ce al­gu­nos me­ses a la vis­ta de có­mo en los dos úl­ti­mos años se ha­bía re­cu­pe­ra­do la ac­ti­vi­dad del sec­tor.

Tiempo - - SUMARIO - Mi­guel Ci­fuen­tes

Se aca­bó lo que se da­ba en las gran­des in­ver­sio­nes in­mo­bi­lia­rias. Tras dos años de fuer­te cre­ci­mien­to, el sec­tor ha fre­na­do en se­co y ha caí­do con mu­cha fuer­za en el pri­mer se­mes­tre del año. La no­ti­cia es ma­la, pe­ro com­pa­ti­ble con otras, co­mo que los pre­cios de la vi­vien­da han subido un 6,3% en el pri­mer tri­mes­tre, la ma­yor subida des­de el ter­cer tri­mes­tre de 2007. Y com­pa­ti­ble con otra no­ti­cia po­si­ti­va: las ven­tas de vi­vien­das au­men­tan a un rit­mo del 20%. To­do es­to no se veía des­de an­tes de la cri­sis.

Pa­ra ex­per­tos co­mo Ju­lio Ro­drí­guez, ex­pre­si­den­te del Ban­co Hi­po­te­ca­rio, o Al­mu­de­na Se­mur, ge­ren­te del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos, es­te fre­na­zo “no es dra­má­ti­co”. En su opi­nión, “es más un ajus­te a la ba­ja, tras un 2015 de fuer­te in­ver­sión ins­ti­tu­cio­nal, fon­dos de in­ver­sión, fon­dos de pen­sio­nes y gran­des agen­tes que apro­ve­cha­ron la caí­da de pre­cios pa­ra ha­cer gran­des com­pras”.

Ade­más, se­gún es­tos ex­per­tos, “la in­ver­sión ex­tran­je­ra ha si­do el mo­tor du­ran­te los úl­ti­mos años y no aban­do­na­rá Es­pa­ña si la eco­no­mía se es­ta­bi­li­za y la re­cu­pe­ra­ción se asien­ta”. Se pue­de afir­mar que “se ha ter­mi­na­do la cri­sis in­mo­bi­lia­ria aun­que no pa­ra to­das las re­gio­nes, ni de la mis­ma ma­ne­ra, pe­ro vuel­ven a es­tar ac­ti­vos los in­ver­so­res na­cio­na­les, cre­ce con fuer­za la con­ce­sión de hi­po­te­cas, y to­do tien­de ha­cia la nor­ma­li­dad” di­ce Ro­drí­guez.

Pe­ro lo cier­to es que pa­ra los fon­dos bui­tre y los gran­des in­ver­so­res pin­tan bas­tos. Prác­ti­ca­men­te no hay stock in­mo­bi­lia­rio de gran ca­li­dad en zo­nas de pri­me­ra ni en las gran­des ciu­da­des co­mo Ma­drid y Bar­ce­lo­na. Las gran­des com­pras de ho­te­les, edi­fi­cios de ofi­ci­nas y cen­tros co­mer­cia­les ya se han he­cho. Co­mo di­ce el gu­rú in­mo­bi­lia­rio Is­mael Cle­men­te, pre­si­den­te de Mer­lín Pro­per­ties, “quien no com­pró en el mo­men­to ba­jo del ci­clo ya no pue­de com­prar, no hay ac­ti­vos en el mer­ca­do o los pre­cios son prohi­bi­ti­vos”. Lo di­ce el em­pre­sa­rio que ha crea­do la in­mo­bi­lia­ria más gran­de de Es­pa­ña, que ges­tio­na­rá ac­ti­vos en al­qui­ler por va­lor de 9.000 mi­llo­nes de euros cuan­do fu­sio­ne en sep­tiem­bre su em­pre­sa con Me­tro­va­ce­sa.

Gran­des ope­ra­cio­nes.

El ba­jón in­ver­sor tie­ne otra ex­pli­ca­ción: la com­pa­ra­ción re­sul­ta dis­tor­sio­na­da. “En el pri­mer se­mes­tre de es­te año no ha ha­bi­do gran­des ope­ra­cio­nes cor­po­ra­ti­vas, co­mo fue la com­pra de Tes­ta por par­te de Mer­lín Pro­per­ties y otras ope­ra­cio­nes de ca­la­do. Lo que ocu­rre es que se es­tá mo­de­ran­do el ci­clo in­ver­sor”, se­ña­lan Ro­drí­guez y Se­mur. Sea co­mo fue­re, en el pri­mer se­mes­tre de es­te año la in­ver­sión en ofi­ci­nas, cen­tros co­mer­cia­les, ho­te­les, lo­ca­les y ga­ra­jes ha re­gis­tra­do un ba­jón im­por­tan­te que las con­sul­to­ras CBRE (an­ti­gua Ri­chard Ellis) y Jo­nes Lang La- Sa­lle ( JLL) ci­fran en un 32% y un 24%, res­pec­ti­va­men­te.

En tér­mi­nos ab­so­lu­tos, la in­ver­sión se si­tuó en el en­torno de los 4.100 mi­llo­nes de euros en los seis pri­me­ros me­ses del año, en ta­sa in­ter­anual. Las dos con­sul­to­ras ci­ta­das atri­bu­yen el des­cen­so al fuer­te rit­mo in­ver­sor re­gis­tra­do en igual pe­rio­do de 2015, di­fí­cil­men­te re­pe­ti­ble, así co­mo a la cau­te­la de los in­ver­so­res por la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, a la fal­ta de ac­ti­vi­dad de las so­ci­mis (so­cie­da­des co­ti­za­das de in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria) y a la au­sen­cia de ac­ti­vos atrac­ti­vos en el mer­ca­do.

En es­te en­torno, la in­ver­sión ex­tran­je­ra pro­ta­go­ni­za el 68% de las ope­ra­cio­nes de in­ver­sión en edi­fi­cios ter­cia­rios. El 39% de la in­ver­sión pro­ce­día de Es­ta­dos Uni­dos, se­gui­do de Aus­tra­lia (8%) y el Reino Uni­do (6%). Las so­ci­mis han si­do muy con­ser­va­do­ras en lo que va de año ya que so­lo re­pre­sen­tan el 10% de la in­ver­sión, cuan­do en el pri­mer se­mes­tre de 2015 pro­ta­go­ni­za­ron el 42% de la in­ver­sión to­tal.

La con­sul­to­ra JLL cree que es­te año la in­ver­sión to­tal re­gis­tra­rá un acu­sa­do des­cen­so, su­ma­rá en torno a los 7.000 mi­llo­nes de euros, muy por de­ba­jo del ré­cord de 9.400 mi­llo­nes ano­ta­dos en el año 2015. CBRE, por su par­te, di­ce que las pre­vi­sio­nes ini­cia­les de lle­gar a 9.000 mi­llo­nes son ex­ce­si­va­men­te op­ti­mis­tas, aun­que la con­sul­to­ra en­tien­de que na­die po­día pre­ver que el año 2016 iba a ser de ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, sin Go­bierno y con gran­des in­cer­ti­dum­bres.

La mejor no­ti­cia es la re­cu­pe­ra­ción cla­ra del pre­cio de la vi­vien­da, que ha subido un 6,3% en el pri­mer tri­mes­tre del año, se­gún re­co­ge Eu­ros­tat. La no­ti­cia es bue­na pa­ra el sec­tor, no tan­to pa­ra los com­pra­do­res de vi­vien­da, que si­guen,

sin em­bar­go, be­ne­fi­cián­do­se de ti­pos de in­te­rés a ti­po fi­jo de las hi­po­te­cas al 2%, un ré­cord his­tó­ri­co.

Des­de 2007.

Se tra­ta de la pri­me­ra subida sig­ni­fi­ca­ti­va de los pre­cios de la vi­vien­da en Es­pa­ña, que han caí­do de me­dia un 45% des­de el ter­cer tri­mes­tre del año 2007, jus­to unos me­ses an­tes de que es­ta­lla­ra la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria y los pre­cios en­tra­ran en caí­da li­bre. De es­te mo­do, el mer­ca­do de la vi­vien­da en Es­pa­ña acu­mu­la ya ocho tri­mes­tres se­gui­dos de subidas in­ter­anua­les y tras seis años de re­gis­trar una bru­tal co­rrec­ción, que en el in­te­rior y el no­roes­te de Es­pa­ña ha lle­ga­do has­ta el 60%.

En es­te re­pun­te de pre­cios hay cla­ros ga­na­do­res. “Re­cu­pe­ran cla­ra­men­te to­das las re­gio­nes que han de­ja­do la cri­sis in­mo­bi­lia­ria ha­ce ya un año lar­go, co­mo son Ma­drid y Bar­ce­lo­na, to­da la cos­ta me­di­te­rrá­nea, ade­más de Ba­lea­res y Ca­na­rias”, di­ce el eco­no­mis­ta Ju­lio Ro­drí­guez. En ese ma­pa in­clu­ye tam­bién pro­vin­cias de An­da­lu­cía co­mo Má­la­ga y Al­me­ría. En to­das es­tas zo­nas en au­ge un 25% de las com­pra­ven­tas las pro­ta­go­ni­zan ex­tran­je­ros y en­tre ellos des­ta­can los bri­tá­ni­cos.

Pre­ci­sa­men­te el bre­xit es una in­cóg­ni­ta que asus­ta al sec­tor in­mo­bi­lia­rio. “Si la libra no se de­va­lúa de mo­do brus­co, los bri­tá­ni­cos se­gui­rán com­pran­do ca­sas en la cos­ta y en nues­tras is­las. Si man­tie­nen un es­ta­tus pa­re­ci­do a los eu­ro­peos, co­sa po­si­ble, los bri­tá­ni­cos se­gui­rán ad­qui­rien­do se­gun­das re­si­den­cias y ca­sas pa­ra ju­bi­lar­se”, di­ce Ro­drí­guez.

Pe­se a to­do, el pre­cio de la vi­vien­da con­ti­núa su sen­da al­cis­ta, pe­ro sin sal­tos en el va­cío. En la fo­to, pro­mo­ción en Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.