Oxí­geno pa­ra el con­flic­to ca­ta­lán

El in­de­pen­den­tis­mo se dis­po­ne a ten­sar aún más la cuer­da en los pró­xi­mos me­ses.

Tiempo - - PORTADA - Por

A. Fer­nán­dez

Sal­ga el Go­bierno que sal­ga del Con­gre­so de los Dipu­tados, hay una co­sa cla­ra: el te­ma de Ca­ta­lu­ña es qui­zás el prin­ci­pal pro­ble­ma que ten­drá en­ci­ma de la me­sa el Eje­cu­ti­vo es­pa­ñol. De he­cho, co­mo di­ce a TIEM­PO Ser­gi Sa­brià, por­ta­voz de Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na de Ca­ta­lun­ya (ERC), “ya era has­ta aho­ra el prin­ci­pal pro­ble­ma y con­ti­nua­rá sién­do­lo”. Y Ma­riano Ra­joy, en su dis­cur­so de in­ves­ti­du­ra, co­rro­bo­ra­ba que “el re­to más gran­de que tie­ne Es­pa­ña es la ame­na­za ex­plí­ci­ta con­tra la uni­dad te­rri­to­rial, con­tra la igual­dad de los es­pa­ño­les y su con­vi­ven­cia”.

Así pues, el pac­to en­tre PP y Ciu­da­da­nos preo­cu­pa a los par­ti­dos so­be­ra­nis­tas de Ca­ta­lu­ña por­que di­bu­ja un es­ce­na­rio muy con­tra­rio a las ve­lei­da­des se­ce­sio­nis­tas. De he­cho, Mar­ta Pas­cal, la coor­di­na­do­ra ge­ne­ral del Par­tit De­mò­cra­ta Ca­ta­là (PDC), la for­ma­ción que sus­ti­tu­ye a la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia (CDC), de­nun­cia que di­cho acuer­do es “un pac­to con­tra Ca­ta­lu­ña por­que lo que quie­re es to­car los pi­la­res más fun­da­men­ta­les”.

In­clu­so des­de las fi­las de la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) se man­tie­ne esa pos­tu­ra de fuer­za. “El pac­to en­tre PP y Ciu­da­da­nos es el pac­to del na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol. No ha­brá sor­pre­sas, por­que ya se co­no­ce la tra­yec­to­ria de Ciu­da­da­nos, que en sus ini­cios era un par­ti­do preo­cu­pa­do so­lo por el te­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.