Ro­ma, que ex­po­lia­ba ca­da lu­gar que con­quis­ta­ba, fue sa­quea­da has­ta ocho ve­ces

Tiempo - - A FONDO -

de Ro­ma”. El ex­po­lio, es­pe­cial­men­te de obras ar­tís­ti­cas, lle­ga­ba tras la in­va­sión por par­te de las tro­pas es­pa­ño­las de Car­los I, y su­pu­so una vic­to­ria im­pe­rial de­ter­mi­nan­te en la con­tien­da en­tre el Sa­cro Im­pe­rio Ro­mano Ger­má­ni­co y la lla­ma­da Li­ga de Cog­nac, la alian­za de Fran­cia, Mi­lán, Ve­ne­cia, Flo­ren­cia y el Pa­pa­do.

América La­ti­na en su con­jun­to es otra de las prin­ci­pa­les víc­ti­mas de es­tas ac­ti­vi­da­des. Y no so­lo por el ex­po­lio de sus bie­nes ar­queo­ló­gi­cos y te­so­ros, sino tam­bién por la des­truc­ción de bue­na par­te de su cul­tu­ra du­ran­te la ex­pan­sión co­lo­nial. Eu­ro­pa cre­ció enor­me­men­te gra­cias a las ri­que­zas allí en­con­tra­das y a la im­por­ta­ción de nue­vos pro­duc­tos agrí­co­las co­mo el to­ma­te, la pa­ta­ta o el ca­cao. A cam­bio, se des­tru­ye­ron ciu­da­des en­te­ras y se de­vas­tó bue­na par­te de su le­ga­do. Se que­ma­ron li­bros, se en­te­rra­ron es­ta­tuas de­di­ca­das a sus cul­tos religiosos y se prohi­bie­ron las ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les au­tóc­to­nas.

El Mu­seo Na­cio­nal de Bag­dad (Irak) fue sa­quea­do y que­dó a mer­ced de los la­dro­nes y opor­tu­nis­tas du­ran­te y des­pués de la gue­rra. Los nor­te­ame­ri­ca­nos se lle­va­ron, pa­ra es­tu­diar­los, in­men­sos te­so­ros ar­tís­ti­cos de Ma­chu Pic­chu. Nun­ca los de­vol­vie­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.