RA­JOY: SÍ A CHI­NA, NO A GRE­CIA

Tiempo - - CONFIDENCIAL -

El pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, Ma­riano Ra­joy, ha vuel­to a de­mos­trar su ha­bi­li­dad pa­ra ha­cer lo que le ape­te­ce sin que se no­te de­ma­sia­do. Prác­ti­ca­men­te al mis­mo tiem­po que con­fir­ma­ba su asis­ten­cia a la cum­bre del G-20 en Chi­na, don­de ha com­par­ti­do de­ba­tes y en­cuen­tros bi­la­te­ra­les con lí­de­res de otros paí­ses, Ra­joy en­via­ba una car­ta a Ale­xis Tsi­pras, pri­mer mi­nis­tro grie­go, pa­ra dis­cul­par su au­sen­cia en la Cum­bre Eu­ro­me­di­te­rrá­nea, que se ce­le­bra en Ate­nas, de­bi­do, di­ce, a que un pre­si­den­te en fun­cio­nes no asis­te a cum­bres in­ter­na­cio­na­les, a no ser que sea es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­ria su pre­sen­cia pa­ra de­fen­der in­tere­ses inapla­za­bles del país.

OTE­GI Y EL ES­CÁN­DA­LO IN­TER­NA­CIO­NAL

Una vez que el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal ha con­fir­ma­do que Ar­nal­do Ote­gi no po­drá ser can­di­da­to en las elec­cio­nes vas­cas del 25-S, EHBil­du ten­drá la opor­tu­ni­dad de com­pro­bar las di­men­sio­nes del es­cán­da­lo in­ter­na­cio­nal que, días an­tes del fa­llo, creían que se or­ga­ni­za­rá en con­tra de la de­ci­sión de ce­rrar la puer­ta a su can­di­da­to y que lle­va­ría a re­plan­teár­se­la.

EL ADIÓS DE MA­RI­LÓ MON­TE­RO

La po­pu­lar pre­sen­ta­do­ra del pro­gra­ma La ma­ña­na de Te­le­vi­sión Es­pa­ño­la aban­do­nó re­cien­te­men­te su pues­to pa­ra em­pren­der nue­vos pro­yec­tos. Sin em­bar­go, hu­bo otros mo­ti­vos que ex­pli­can su sa­li­da, co­mo que des­ha­cía fre­cuen­te­men­te los pla­nes es­ta­ble­ci­dos pa­ra ca­da pro­gra­ma, que no se lle­va­ba bien con par­te del equi­po o sus des­li­ces en las fra­ses que pro­nun­cia­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.