Jo­sé Luis Bo­net PRE­SI­DEN­TE DE FREIXENET Y DE LA CÁ­MA­RA DE CO­MER­CIO DE ES­PA­ÑA

Tiempo - - A FONDO -

Jo­sé Luis Bo­net (Barcelona, 1941) se en­con­tra­ba aquel día con su mu­jer y dos fa­mi­lia­res en el ho­tel Hil­ton, jun­to a Cen­tral Park, así que des­de aquel lu­gar no se veían las To­rres Ge­me­las. “Es­ta­ba ha­cien­do las ma­le­tas pa­ra mar­char a Ca­li­for­nia, don­de te­nía­mos unas reunio­nes de ne­go­cios. Me en­con­tra­ba en el pi­so 28 y ba­jé a po­ner un fax en la re­cep­ción pa­ra en­viar­lo a Sant Sa­dur­ní d’Anoia”, la se­de de su em­pre­sa de ca­vas.

Den­tro del as­cen­sor del ho­tel ha­bía una pan­ta­lla de te­le­vi­sión y al vol­ver a la ha­bi­ta­ción ya se ha­bla­ba de la “avio­ne­ta” que ha­bía im­pac­ta­do con­tra uno de los edi­fi­cios. “Era to­da­vía muy con­fu­so, pe­ro alar­man­te. Pu­si­mos la te­le­vi­sión y al ca­bo de unos mi­nu­tos vi­mos con to­da cla­ri­dad el se­gun­do avión. Nos de­jó pa­ra­li­za­dos”, ex­pli­ca. Tras el hun­di­mien­to de la pri­me­ra to­rre y al en­con­trar­se él mis­mo y su fa­mi­lia en un edi­fi­cio de gran al­tu­ra, de­ci­die­ron ir­se a Cen­tral Park an­te la preo­cu­pa­ción de que si ha­bían caí­do unas to­rres, po­dían caer otras.

Fue en es­te em­ble­má­ti­co par­que don­de Bo­net vio una “ma­rea hu­ma­na ca­mi­nan­do en ab­so­lu­to si­len­cio” ha­cia sus vi­vien­das del ex­tra­rra­dio de Man­hat­tan, con unas mi­ra­das “en las que se mez­cla­ba la tris­te­za, el mie­do, la ra­bia” mien­tras los ca­zas so­bre­vo­la­ban la ciu­dad pa­ra evi­tar otros aten­ta­dos sui­ci­das des­de el ai­re.

“La si­tua­ción se nor­ma­li­zó a la ho­ra de co­mer. En el ho­tel nos die­ron to­das las fa­ci­li­da­des pa­ra vol­ver a es­tar allí el tiem­po ne­ce­sa­rio, pe­ro lo que nos im­pre­sio­nó so­bre to­do fue la tar­de, cuan­do des­apa­re­ció la gen­te de las ca­lles”.

Al su­pri­mir­se el trá­fi­co ro­da­do, el pre­si­den­te de Freixenet y su fa­mi­lia pu­die­ron ca­mi­nar a pie por la cal­za­da de la Quin­ta Ave­ni­da en di­rec­ción Sur, ha­cia la zo­na ce­ro, has­ta que a la al­tu­ra de la ca­te­dral de Saint Pa­trick se to­pa­ron con el pri­mer con­trol po­li­cial.

Bo­net es­tu­vo atra­pa­do en Nue­va York has­ta el 16 de sep­tiem­bre, cuan­do pu­do re­gre­sar en el pri­mer avión que sa­lió ha­cia Es­pa­ña. En ese tiem­po pu­do con­ver­sar con neo­yor­qui­nos que de­ci­die­ron se­guir con su vida dia­ria. “En cuan­to ras­ca­bas, veías que to­do el mun­do es­ta­ba afec­ta­do, pe­ro se es­for­za­ron por vol­ver a la nor­ma­li­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.