HIS­TÓ­RI­COS DEL PSOE ES­TÁN BUSCANDO UNA SA­LI­DA DIGNA PA­RA SÁNCHEZ

Tiempo - - PORTADA -

La izquierda es­pa­ño­la vuel­ve a ar­der y en es­ta oca­sión ha de­ci­di­do ha­cer­lo a la vis­ta de to­dos, ai­rean­do sus mi­se­rias, con en­fren­ta­mien­tos pú­bli­cos de sus di­ri­gen­tes mien­tras los ciu­da­da­nos aplau­den o llo­ran el es­pec­tácu­lo bien pro­vis­tos de pa­lo­mi­tas. Las crisis internas de los dos par­ti­dos que as­pi­ran a li­de­rar la izquierda es­pa­ño­la, PSOE y Po­de­mos, ya no se re­suel­ven en pa­si­llos, dis­cre­tos res­tau­ran­tes o en torno a una me­sa ca­mi­lla. La nue­va po­lí­ti­ca ha traí­do más trans­pa­ren­cia. En las cuen­tas y en las agen­das, pe­ro so­bre to­do en las pe­leas que de­ci­den quién os­ten­ta y quién no el po­der den­tro de los par­ti­dos. Y a falta de una pla­za pú­bli­ca don­de en­zar­zar­se a cu­chi­lla­das, en am­bos par­ti­dos ofi­cia­lis­tas y crí­ti­cos han em­pe­za­do a ajus­tar sus cuen­tas internas a tra­vés de Twit­ter. En los úl­ti­mos días, los con­flic­tos lar­va­dos en­tre las dis­tin­tas fa­mi­lias y sen­si­bi­li­da­des han sal­ta­do de los des­pa­chos a la red so­cial, con ata­ques cru­za­dos en­tre par­ti­da­rios de uno u otro di­ri­gen­te.

Más allá de la no­ve­dad del me­dio, lo cier­to es que tan­to en el PSOE co­mo en Po­de­mos las ba­ta­llas internas que de for­ma más o me­nos so­te­rra­da lle­van me­ses li­brán­do­se han sal­ta­do ya al pri­mer plano. Tan­to, que las ca­be­zas vi­si­bles de los crí­ti­cos, los que as­pi­ran a ha­cer­se con el con­trol de las for­ma­cio­nes, han aglu­ti­na­do a su al­re­de­dor a sus par­ti­da­rios y se en­fren­tan ya di­rec­ta­men­te al apa­ra­to.

En el ca­so del PSOE, tan­to Fe­rraz co­mo los ba­ro­nes crí­ti­cos ve­lan ar­mas pa­ra un Co­mi­té Fe­de­ral, el del día 1 de oc­tu­bre, que se an­to­ja de­ci­si­vo en el rum­bo que el par­ti­do to­me du­ran­te los pró­xi­mos me­ses. Se­rá la opor­tu­ni­dad de Su­sa­na Díaz y to­dos los di­ri­gen­tes que abo­gan por una abs­ten­ción pac­ta­da pa­ra plan­tar ca­ra al fa­mo­so “no es no” que siem­pre han man­te­ni­do el se­cre­ta­rio general so­cia­lis­ta, Pedro Sánchez, y su nú­cleo de con­fian­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.