ÉL

Tiempo - - VIVIR -

El te­ma del es­ti­lo pa­ra la ofi­ci­na en los hom­bres nun­ca ha si­do tan con­fu­so co­mo en la ac­tua­li­dad, una vez su­pe­ra­da la mi­li­tan­cia en el tra­je de dos pie­zas. El per­fil de la em­pre­sa y la pro­pia ima­gen que se bus­ca pro­yec­tar ha­cia el ex­te­rior se­rán fac­to­res a te­ner muy en cuen­ta a la ho­ra de ves­tir­se pa­ra ir a tra­ba­jar. Pe­ro en lí­neas ge­ne­ra­les, pa­ra do­mi­nar el có­di­go de ves­ti­men­ta la­bo­ral mas­cu­lino hay que ha­cer­se con unas pren­das bá­si­cas: tra­jes y ame­ri­ca­nas, ca­mi­sas Ox­ford y pan­ta­lo­nes chi­nos.

Uti­li­zar tra­je nun­ca fa­lla, los más ele­gan­tes, los de co­lo­res neu­tros co­mo el gris, el azul ma­rino o ma­rrón y de un co­lor li­so o con al­gún di­bu­jo clásico co­mo la ra­ya di­plo­má­ti­ca, prín­ci­pe de Ga­les, et­cé­te­ra. Los cal­ce­ti­nes de­ben ha­cer jue­go con los za­pa­tos o los pan­ta­lo­nes. En calzado, de cor­do­nes, de he­bi­lla o ti­po cas­te­llano. Con la cor­ba­ta, ase­gú­re­se que el nu­do es­tá bien he­cho y cen­tra­do. El ex­tre­mo ha de to­car la he­bi­lla del cin­tu­rón. El me­jor te­ji­do pa­ra una cor­ba­ta es la se­da y se de­be cui­dar que va­ya bien com­bi­na­da con la ca­mi­sa y el tra­je. Las ca­mi­sas de­ben ser de man­ga lar­ga y el cue­llo más ele­gan­te es el in­glés.

Dar un to­que de co­lor a la in­du­men­ta­ria mas­cu­li­na es atre­vi­do, di­ver­ti­do y es ten­den­cia, pe­ro se de­ben evi­tar los co­lo­res ex­ce­si­va­men­te lla­ma­ti­vos. Tampoco es re­co­men­da­ble el uso ex­ce­si­vo de jo­yas o ac­ce­so­rios. Se pue­de sus­ti­tuir la clá­si­ca car­te­ra por una ti­po bolso ban­do­le­ra más gran­de.

Si tra­ba­ja en una ofi­ci­na don­de el có­di­go de ves­ti­men­ta es el con­se­jo es que op­te por pan­ta­lo­nes chi­nos, evi­te ca­mi­se­tas y eli­ja po­los de co­lo­res neu­tros de al­go­dón, ca­mi­sas de cua­dri­tos o pe­que­ños es­tam­pa­dos y

cha­que­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.