LA MI­RA­DA DE PIE­DRA

Tiempo - - ACTUALIDAD -

Qui­zá us­te­des re­cuer­den esas es­ta­tuas ro­ma­nas en las que el es­cul­tor cui­da­ba el rea­lis­mo has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle pe­ro ja­más tra­za­ba las pu­pi­las de los ojos, lo cual da­ba a los ros­tros una frial­dad es­tre­me­ce­do­ra. Es­to es igual. La mi­ra­da de los sub­saha­ria­nos que ven­den has­ta su pa­sa­do por un si­tio en una bar­ca­za que mu­chas ve­ces les lle­va a la muer­te es de pie­dra, inex­pre­si­va, es­ta­tua­ria. Pi­san sobre los ca­dá­ve­res de los com­pa­ñe­ros y se lan­zan al agua pa­ra al­can­zar a la lan­cha de res­ca­te con los ojos pen­san­do en otra co­sa. Es la mi­ra­da de quie­nes no tie­nen na­da que per­der. Y ya no quie­ren ver na­da más. Pa­ra qué.

Por Luis Al­go­rri Fo­to: Aris Mes­si­nis/AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.