VILAFRANCA, OCHO DE OCHO

Tiempo - - VIVIR -

Di­jo Gary Li­ne­ker que el fút­bol es un asun­to en el que jue­gan on­ce con­tra on­ce y siem­pre ga­na Ale­ma­nia. Pues con los cas­tells es igual. El con­cur­so de cas­tells de Ta­rra­go­na, que se ce­le­bra ca­da dos años y que vie­ne a ser al­go así co­mo el mun­dial o los Jue­gos Olím­pi­cos o los pre­mios No­bel de los cas­tells, es una his­to­ria es­pec­ta­cu­lar y ma­ra­vi­llo­sa en la que, com­pi­tan quie­nes com­pi­tan, siem­pre ga­nan los de Vilafranca (ob­via­men­te: del Pe­ne­dès), que lle­van on­ce triun­fos en la com­pe­ti­ción y que se han lle­va­do la vic­to­ria los ocho úl­ti­mos años se­gui­dos. Co­mo ha­bría di­cho Ma­no­li­to, el de Ma­fal­da: Y los otros, ¿pa­ra qué van?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.