Es­cue­las de su­per­vi­ven­cia ex­tre­ma

Se tra­ta de apren­der a so­bre­vi­vir en si­tua­cio­nes lí­mi­te pa­ra lue­go apli­car es­tos co­no­ci­mien­tos en la vi­da dia­ria.

Tiempo - - VIVIR -

Ce­lia Lo­ren­te clo­ren­te.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

Ha si­do em­pre­sa­rio, ha cru­za­do el de­sier­to, ha te­ni­do dos hi­jos, ha co­rri­do el Rally Da­kar, se ha arrui­na­do, ha dor­mi­do en­te­rra­do en es­tiér­col, ha arries­ga­do su vi­da pa­ra sal­var la de otros, ha es­cu­cha­do el sil­bi­do de las balas vo­lan­do por en­ci­ma de su ca­be­za. En Groen­lan­dia logró re­sis­tir 14 ho­ras en un en­torno he­la­do to­tal­men­te em­pa­pa­do, ha per­di­do su ca­sa por cul­pa de la cri­sis eco­nó­mi­ca, ha co­mi­do in­sec­tos y ha bai­la­do con la muer­te en más de una oca­sión... es Car­los Vi­co, un es­pe­cia­lis­ta del ries­go que ha crea­do una es­cue­la en don­de apli­ca a la vi­da las cla­ves de la su­per­vi­ven­cia ex­tre­ma. En Survival Xtre­me en­se­ña au­to­co­no­ci­mien­to, con­trol de los mie­dos, uso de la ló­gi­ca, adap­ta­ción al me­dio y téc­ni­cas pa­ra en­con­trar re­cur­sos que apli­car a la vi­da dia­ria.

Y, ¿quién acu­de a es­tas cla­ses tan par­ti­cu­la­res? “Se apun­ta gen­te de to­do ti­po, des­de bom­be­ros y po­li­cías a gen­te que va a bus­car se­tas o que le gus­ta la na­tu­ra­le­za y quie­re de­fen­der­se en ese me­dio”. La co­sa fun­cio­na por­que el ne­go­cio ha cre­ci­do y aho­ra apli­ca tam­bién la su­per­vi­ven­cia ex­tre­ma al mun­do de la em­pre­sa.“He crea­do tam­bién Ma­na­ge­ment Xtre­me, don­de es­ta­mos ha­cien­do ex­pe­rien­cias con em­pre­sa­rios en so­li­ta­rio, con gru­pos de eje­cu­ti­vos y tam­bién con plan­ti­llas en­te­ras de tra­ba­ja­do­res”. Y le pre­gun­ta­mos: ¿de qué les sir­ve a unos eje­cu­ti­vos sa­ber so­bre­vi­vir en un bos­que? “Sir­ve pa­ra mu­chas co­sas: pa­ra que su­peren mie­dos, pa­ra dar­les las he­rra­mien­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.