...Y, SIN EM­BAR­GO, ES­PA­ÑA CRE­CE­RÁ MÁS DEL 3%

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR -

La eco­no­mía ha te­ni­do un efec­to bal­sá­mi­co en es­tos 300 días de pa­rá­li­sis ins­ti­tu­cio­nal. Le­jos de dar que­bra­de­ros de ca­be­za, los prin­ci­pa­les in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos han da­do sín­to­mas de una for­ta­le­za que no se veía des­de la cri­sis eco­nó­mi­ca. El mi­nis­tro de Eco­no­mía en fun­cio­nes, Luis de Guin­dos sa­có pe­cho la pa­sa­da se­ma­na al afir­mar que la eco­no­mía es­pa­ño­la po­dría cre­cer es­te año por en­ci­ma del 3,1% pre­vis­to por el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI).

“El cre­ci­mien­to se­gún el Fon­do es­te año va a es­tar en el 3,1%. Mi im­pre­sión es que esa ci­fra la va­mos a su­pe­rar. Es de­cir, la reali­dad va a ser me­jor que es­ta pro­yec­ción que ha he­cho el FMI”, di­jo De Guin­dos al tér­mino de la reunión del FMI y el Ban­co Mun­dial en Was­hing­ton.

La pro­yec­ción ini­cial del Go­bierno en fun­cio­nes para es­te año era de un cre­ci­mien­to del PIB del 2,9%, aun­que De Guin­dos ya ase­gu­ró en sep­tiem­bre que se su­pe­raría la ba­rre­ra del 3%.

Las di­fi­cul­ta­des es­pa­ño­las se concentran aho­ra en el da­to del dé­fi­cit pú­bli­co. El mi­nis­tro de Eco­no­mía re­co­no­ció que Es­pa­ña in­cum­pli­ría su ob­je­ti­vo de dé­fi­cit en 2017 por cul­pa de la in­te­ri­ni­dad po­lí­ti­ca, al te­ner­se que pro­rro­gar los Pre­su­pues­tos de es­te año y no po­der in­cluir la re­ce­ta con me­di­das de aus­te­ri­dad que ha­bía re­cla­ma­do el Eje­cu­ti­vo co­mu­ni­ta­rio. Las exi­gen­cias de Bru­se­las pa­san por re­du­cir el dé­fi­cit pú­bli­co en 2017 al 3,1% del Pro­duc­to In­te­rior Bru­to (PIB), pe­ro la ta­sa es­pa­ño­la que­da­rá por en­ci­ma de es­ta ci­fra. “No se­rá el 3,1% por­que no se pue­den to­mar me­di­das de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca pe­ro no va­mos a es­tar muy dis­tan­tes”, sub­ra­yó De Guin­dos.

La Co­mi­sión Eu­ro­pea ya apla­zó en ma­yo la de­ci­sión so­bre las san­cio­nes a Es­pa­ña por in­cum­pli­mien­to del dé­fi­cit de 2015 para no in­fluir en la cam­pa­ña elec­to­ral del 26-J, pe­ro Bru­se­las ya ad­vir­tió en aquel mo­men­to que Ma­drid ne­ce­si­ta­ba ha­cer un ajus­te fis­cal de más de 8.000 mi­llo­nes de eu­ros en­tre 2016 y 2017 para cum­plir con el ob­je­ti­vo del 3% y evi­tar de es­ta for­ma una po­si­ble mul­ta de has­ta 2.000 mi­llo­nes (el 0,2% del PIB) por las su­ce­si­vas tar­je­tas ama­ri­llas que ha sa­ca­do a Ma­riano Ra­joy es­tos úl­ti­mos años. La pa­sa­da le­gis­la­tu­ra con­clu­yó con el dé­fi­cit por en­ci­ma del 5%, cer­ca de 10.000 mi­llo­nes más que las pre­vi­sio­nes que se ha­bían he­cho des­de La Mon­cloa, y la deu­da pú­bli­ca por pri­me­ra vez su­peró el 100% del PIB. El Go­bierno que sal­ga a par­tir de aho­ra de­be­rá ne­go­ciar con Bru­se­las que el ajus­te ten­ga un pla­zo más lle­va­de­ro para las ar­cas es­pa­ño­las, es de­cir, que va­ya más allá de 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.