PO­COS RE­YES EN LOS ÁN­GE­LES CO­MO XA­VIER CU­GAT, QUE DES­CU­BRIÓ A DEAN MAR­TIN Y JERRY LE­WIS

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR -

in­ter­vi­nien­do en más de 60 pe­lí­cu­las has­ta los pri­me­ros años 50. Par­ti­ci­pó en ro­da­jes de pe­lí­cu­las tan des­ta­ca­das co­mo The Cock-Eyed World (1929), di­ri­gi­da por Raoul Walsh, o Bor­der­town (1935), pro­ta­go­ni­za­da por la mí­ti­ca Bet­te Da­vis. Jo­sé Ló­pez Ru­bio (1903-1996) fue es­cri­tor, di­rec­tor de ci­ne y ac­tor. Su la­bor co­mo guio­nis­ta de ci­ne em­pe­zó en Holly­wood, en 1930, Triun­fó. Fue ele­gi­do miem­bro de la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la des­de 1983, y ob­tu­vo la Me­da­lla de oro a las Be­llas Ar­tes en 1995.

Otros ofi­cios ci­ne­ma­to­grá­fi­cos.

Ac­tual­men­te triun­fan en el ci­ne nor­te­ame­ri­cano di­rec­to­res de fo­to­gra­fía es­pa­ño­les, co­mo Eduard Grau, es­co­gi­do por Tom Ford para ha­cer­se car­go de la fo­to­gra­fía de Un hom­bre sol­te­ro (2009), con Co­lin Firth y Ju­lian­ne Moo­re. Ha ro­da­do con Emily Blunt, Kris­tin Scott Tho­mas o Mar­got Rob­bie; ha rea­li­za­do la fo­to­gra­fía del vi­deo­clip de Lady Gaga Born This Way y se ha he­cho car­go de la ca­li­dad de ima­gen de Su­fra­gis­tas. Pe­ro, sin du­da, uno de los más gran­des di­rec­to­res de fo­to­gra­fía de Holly­wood de to­dos los tiem­pos fue el ya des­apa­re­ci­do Nés­tor Al­men­dros. Era re­cla­ma­do por los gran­des ci­neas­tas de la épo­ca. Su gran mo­men­to lle­ga­ba con Días de cie­lo, di­ri­gi­da por Te­rren­ce Ma­lick, pe­lí­cu­la gra­cias a la cual al­can­zó la fa­ma in­ter­na­cio­nal y ga­nó un Os­car. De­ci­dió fil­mar so­lo du­ran­te 20 minutos al día, en la ho­ra cre­pus­cu­lar, lo que di­fi­cul­tó no­ta­ble­men­te el ro­da­je, pe­ro con­si­guió un re­sul­ta­do má­gi­co. En su ca­rre­ra con­si­guió otras no­mi­na­cio­nes a la es­ta­tui­lla por sus tra­ba­jos en Kra­mer contra Kra­mer, El la­go azul y La de­ci­sión de Sop­hie.

Tam­bién cuen­ta con re­pre­sen­ta­ción es­pa­ño­la el apar­ta­do de ban­das so­no­ras. El mur­ciano Ro­que Ba­ños po­ne la mú­si­ca en las cin­tas di­ri­gi­das por Spi­ke Lee. Otro tan­to le ocu­rre a Lu­cas Vidal, un ma­dri­le­ño que está al fren­te de un es­tu­dio en Los Án­ge­les don­de pro­du­ce sie­te ban­das so­no­ras al año. Y en Los Án­ge­les po­de­mos en­con­trar a Vic­to­ria de la Ve­ga, asis­ten­te de Hans Zim­mer, el fac­tó­tum de la mú­si­ca para ci­ne en Es­ta­dos Uni­dos. Aun­que an­tes que a es­tos jo­ven­zue­los, Holly­wood ha­bía da­do la bien­ve­ni­da a otros ge­nios es­pa­ño­les de la mú­si­ca para que ilus­tra­sen mu­chas de las pe­lí­cu­las pro­du­ci­das. Así ocu­rrió con el va­len­ciano Jo­sé Itur­bi. Pia­nis­ta, com­po­si­tor, di­rec­tor de or­ques­ta y has­ta ac­tor. Lle­gó con­tra­ta­do por la Me­tro Goldwyn Ma­yer, y se in­ter­pre­ta­ba a sí mis­mo en los mu­si­ca­les en los que apa­re­ció en la dé­ca­da de los 40. Tra­ba­jó jun­to a Frank Si­na­tra y Ge­ne Kelly, con Xa­vier Cu­gat, y en Th­ree Da­ring Daugh­ters (1948), de Fred M. Wil­cox, fue el pro­ta­go­nis­ta de la pe­lí­cu­la jun­to a la fa­mo­sa can­tan­te y ac­triz Jea­net­te Ma­cDo­nald.

Ca­so apar­te fue el del ya nom­bra­do Xa­vier Cu­gat. Vio­li­nis­ta de ta­len­to ex­tra­or­di­na­rio, lle­gó com­ple­ta­men­te arrui­na­do a Es­ta­dos Uni­dos y lle­gó a for­mar par­te de la aris­to­cra­cia de Holly­wood. Pe­se a re­la­cio­nes con la ma­fia, se hi­zo un gran nom­bre. Apa­dri­nó la pri­me­ra gra­ba­ción en es­tu­dio de Frank Si­na­tra. Di­ri­gió el pri­mer cor­to so­no­ro de la his­to­ria, Cu­gat y sus gi­go­lós, una pe­que­ña pie­za que se es­tre­nó en 1928 y en la que está al fren­te de la or­ques­ta con la que triun­fa­ba en­ton­ces en las sa­las de Los Án­ge­les. Tam­bién fue el des­cu­bri­dor de Dean Mar­tin y Jerry Le­wis. Cu­gat ven­dió 48 mi­llo­nes de dis­cos y apa­re­ció en 25 pe­lí­cu­las.

Es­pa­ña y los Os­car.

El pri­mer Os­car para un es­pa­ñol lle­ga­ba en 1969, y no se le ad­ju­di­có a nin­gún ac­tor, di­rec­tor, guio­nis­ta o di­rec­tor de fo­to­gra­fía, sino a un in­ven­tor. Juan de la Cier­va y Ho­ces, so­brino de su ho­mó­ni­mo in­ven­tor del au­to­gi­ro, con­si­guió el Os­car ho­no­rí­fi­co por su trabajo de in­ves­ti­ga­ción en 1969, que le lle­vó al di­se­ño de un es­ta­bi­li­za­dor óp­ti­co, lla­ma­do dy­na­lensk, que com­pen­sa­ba el mo­vi­mien­to de la cá­ma­ra su­pri­mien­do des­en­fo­ques y vi­bra­cio­nes. El se­gun­do ga­lar­do­na­do tam­bién con­ta­ba con ilus­tres an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res. An­to­nio Cá­no­vas del Cas­ti­llo, so­brino nie­to del fa­mo­so po­lí­ti­co del si­glo XIX, ob­tu­vo el Os­car al me­jor ves­tua­rio por su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción en el mun­do del ci­ne, en la pe­lí­cu­la de 1971 Ni­co­lás y Ale­jan­dra. El si­guien­te lle­ga­ría para un di­rec­tor ar­tís­ti­co, Gil Pa­rron­do. De he­cho, cuen­ta con dos Os­car, co­mo Pe­dro Al­mo­dó­var, aun­que los con­si­guió an­tes que el di­rec­tor man­che­go. En 1970 ga­nó el Os­car a la me­jor di­rec­ción ar­tís­ti­ca por la cin­ta bé­li­ca Pat­ton, y en 1971 se hi­zo con otra es­ta­tui­lla por Ni­co­lás y Ale­jan­dra. Bu­ñuel fue el pri­mer di­rec­tor es­pa­ñol que ob­tu­vo re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal. Ga­nó en 1972 el Os­car a la me­jor pe­lí­cu­la ex­tran­je­ra con una cin­ta fran­ce­sa: El dis­cre­to en­can­to de la bur­gue­sía.

Co­mo ha que­da­do di­cho más arri­ba el di­rec­tor de fo­to­gra­fía más so­li­ci­ta­do por el ci­ne es­ta­dou­ni­den­se, Nés­tor Al­men­dros, ga­nó el Os­car a la me­jor fo­to­gra­fía en 1978 con Días del cie­lo de Ma­lick. Jo­sé Luis Gar­ci fue el primero en con­se­guir para Es­pa­ña el Os­car a la me­jor pe­lí­cu­la ex­tran­je­ra con Vol­ver

en 1982, una ha­za­ña que re­pe­ti­ría Fer­nan­do True­ba, en 1992, con Pe­dro Al­mo­dó­var tie­ne dos es­ta­tui­llas, al igual que Gil Pa­rron­do. En 1999 ga­nó el Os­car a la me­jor pe­lí­cu­la ex­tran­je­ra con To­do so­bre

y vol­ve­ría a con­se­guir­lo en 2002 con aun­que en es­ta oca­sión, en la ca­te­go­ría de me­jor guion ori­gi­nal. Su úl­ti­ma no­mi­na­ción fue en 2006 con Vol­ver. Ale­jan­dro Ame­ná­bar, na­ci­do en San­tia­go de Chi­le, que es­tu­dió Ima­gen y So­ni­do en la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid, con­se­guía el Os­car a la me­jor pe­lí­cu­la ex­tran­je­ra en 2005 con Mar aden­tro, el pro­fun­do re­la­to de la muer­te del te­tra­plé­ji­co Ra­món San Pe­dro. Ja­vier Bar­dem se con­ver­tía en el pri­mer in­tér­pre­te es­pa­ñol que ha con­se­gui­do un pre­mio de la Aca­de­mia. Se ha­cía con el Os­car al me­jor ac­tor se­cun­da­rio por su pa­pel en la cin­ta de los her­ma­nos Coen No es país para vie­jos, en 2007. Por otro la­do, la pe­lí­cu­la El laberinto del fauno lo­gra­ba el Ós­car al me­jor ma­qui­lla­je (Da­vid Mar­tí y Mon­tse Ri­bé) y a la me­jor di­rec­ción ar­tís­ti­ca (Eu­ge­nio Caballero y Pi­lar Re­vuel­ta) en la ce­re­mo­nia de 2008. Un año des­pués, la ac­triz Pe­né­lo­pe Cruz era pre­mia­da con el Os­car a la me­jor ac­triz de re­par­to por su pa­pel en la ex­tra­ña pe­lí­cu­la Vicky Cris­ti­na Bar­ce­lo­na, di­ri­gi­da por Woody Allen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.