Rec­ta fi­nal pa­ra la in­ves­ti­du­ra o unas ter­ce­ras elec­cio­nes

Tiempo - - LA CRÓNICA - JO­SÉ ONE­TO

Es­te fin de se­ma­na se ini­cia la rec­ta fi­nal pa­ra re­sol­ver si, por fin, hay se­gun­da se­sión de in­ves­ti­du­ra de Ma­riano Ra­joy Brey o, por el con­tra­rio, va­mos a unas ter­ce­ras elec­cio­nes, que se ce­le­bra­rían el 18 de di­ciem­bre, en ple­nas fe­chas pre­na­vi­de­ñas.

De acuer­do con el ca­len­da­rio pre­vis­to, el sábado 15, el Par­ti­do de los So­cia­lis­tas de Ca­ta­lu­ña (PSC) eli­gió, en pri­ma­rias, a Mi­quel Ice­ta, el hom­bre más li­ga­do a Pe­dro Sán­chez y que se­rá el lí­der de la for­ma­ción en los pró­xi­mos cua­tro años. Tan­to Ice­ta co­mo su opo­nen­te en es­tas pri­ma­rias, la al­cal­de­sa de San­ta Coloma de Gra­ma­net (Barcelona) y ac­tual vi­ce­se­cre­ta­ria pri­me­ra del PSC, Nú­ria Par­lón, son par­ti­da­rios de vo­tar en con­tra de la in­ves­ti­du­ra de Ra­joy y ya han ad­ver­ti­do de que no res­pe­ta­rán la dis­ci­pli­na de vo­to y se pro­nun­cia­rán en con­tra de la abs­ten­ción, que tie­ne que vo­tar el Co­mi­té Fe­de­ral del par­ti­do en reunión que es­tá pre­vis­ta pa­ra el domingo 23 de oc­tu­bre.

Vein­ti­cua­tro ho­ras más tar­de, el je­fe del Es­ta­do, el rey Fe­li­pe VI, ini­cia­rá lo que se­rá la úl­ti­ma ron­da de con­sul­tas bien pa­ra in­ten­tar lle­gar a un acuer­do por­que los dis­tin­tos gru­pos po­lí­ti­cos tie­nen po­si­bi­li­dad de in­ves­tir a un can­di­da­to que en se­gun­da vuel­ta ten­ga más vo­tos a fa­vor que en con­tra, bien pa­ra po­ner en mar­cha el me­ca­nis­mo pa­ra la ter­ce­ra con­vo­ca­to­ria elec­to­ral en un año. En ca­so de in­ves­ti­du­ra, es­ta se ce­le­bra­ría en­tre el 26 y el 30 de oc­tu­bre, con el je­fe del Es­ta­do fue­ra de Es­pa­ña, en Car­ta­ge­na de In­dias (Co­lom­bia) pa­ra asis­tir a las reunio­nes de la XXV Cum­bre Ibe­roa­me­ri­ca­na. Cons­ti­tu­cio­nal­men­te no ha­ce fal­ta que el Rey se en­cuen­tre en te­rri­to­rio na­cio­nal du­ran­te los de­ba­tes par­la­men­ta­rios ni du­ran­te la vo­ta­ción fi­nal.

To­do es­te pro­ce­so se va a desa­rro­llar en un am­bien­te de cri­sis in­ter­na den­tro del PSOE, pro­fun­da­men­te di­vi­di­do por la di­mi­sión de su se­cre­ta­rio ge­ne­ral Pe­dro Sán­chez, de­fen­sor a ul­tran­za de vo­tar en con­tra de la in­ves­ti­du­ra de Ra­joy y, so­bre to­do, de­fen­sor de que sean los mi­li­tan­tes los que de­ci­dan qué pos­tu­ra to­mar an­te aque­llos a quie­nes du­ran­te los úl­ti­mos me­ses han ve­ni­do acu­san­do de ser los úl­ti­mos res­pon­sa­bles de la co­rrup­ción den­tro del par­ti­do y, so­bre to­do, de la fi­nan­cia­ción ile­gal en va­rias de las con­vo­ca­to­rias elec­to­ra­les, es­pe­cial­men­te en Ma­drid y en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na.

Se da la cir­cuns­tan­cia de que es­te cam­bio de pos­tu­ra que pre­ten­de dar el PSOE (pa­sar del “no, no y no” de Sán­chez a la “abs­ten­ción téc­ni­ca” que in­ten­ta de­fen­der la ac­tual ges­to­ra) se pro­du­ce cuan­do los dos más im­por­tan­tes ca­sos de co­rrup­ción, el ca­so Gürtel, y el de las tar­je­tas black, es­tán sien­do juz­ga­dos en la Au­dien­cia Na­cio­nal, con una re­per­cu­sión me­diá­ti­ca que co­lo­ca a los po­pu­la­res en una si­tua­ción di­fí­cil. So­bre to­do, des­pués de oír al má­xi­mo res­pon­sa­ble de la Gürtel, Francisco Co­rrea, que du­ran­te diez años ha es­ta­do tra­ba­jan­do pa­ra el PP (pa­sa­ba, se­gún él, más tiem­po en Gé­no­va que en su pro­pio des­pa­cho) y pa­ra con­se­guir con­ce­sio­nes de obra pú­bli­ca a cam­bio de co­mi­sio­nes pa­ra su em­pre­sa y pa­ra el ex­te­so­re­ro po­pu­lar Luis Bár­ce­nas. O, tam­bién, des­pués de ver a una cla­se po­lí­ti­ca y em­pre­sa­rial sen­ta­da en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos por diez­mar Ca­ja­ma­drid que, al fi­nal, ha te­ni­do que ser res­ca­ta­da con di­ne­ro que ten­drán que pa­gar to­dos los es­pa­ño­les.

Es en ese am­bien­te en­ra­re­ci­do en el que tie­ne que pro­du­cir­se el cam­bio de ac­ti­tud del Co­mi­té Fe­de­ral del PSOE, ase­dia­do

EL AM­BIEN­TE EN­RA­RE­CI­DO EN UN PSOE FRAC­TU­RA­DO, DI­VI­DI­DO Y EN LAS PEO­RES CON­DI­CIO­NES PA­RA UNAS GE­NE­RA­LES DA UNA IDEA DE CÓ­MO ES­TÁ EL PA­NO­RA­MA PO­LÍ­TI­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.