A FI­NA­LES DE LOS SE­TEN­TA, LA IN­FLA­CIÓN SO­BRE­PA­SA­BA CON CLA­RI­DAD EL 20%

Tiempo - - A FONDO - Www.tiem­po­dehoy.com

vez el men­sa­je de que la cri­sis del pe­tró­leo no afec­ta­ba a Es­pa­ña, “de­bi­do a su tra­di­cio­nal amis­tad con el pue­blo ára­be”. No era ver­dad. Los Go­bier­nos de turno sub­ven­cio­na­ban los pre­cios de las ga­so­li­nas, pe­ro el au­men­to de la po­ro­si­dad de la eco­no­mía es­pa­ño­la, ca­da vez con más in­ter­cam­bios co­mer­cia­les, tras­pa­sa­ba a Es­pa­ña el al­za de pre­cios que se es­ta­ba pro­du­cien­do en to­do el mun­do oc­ci­den­tal. ¿Qué es­ta­ba pa­san­do por ahí fue­ra que nos iba a traer de cabeza du­ran­te años? En 1973, los prin­ci­pa­les paí­ses pro­duc­to­res de pe­tró­leo del mun­do ára­be de­ci­die­ron dar un es­car­mien­to a Oc­ci­den­te (EEUU y Eu­ro­pa oc­ci­den­tal, fun­da­men­tal­men­te) por ha­ber apo­ya­do a Is­rael en la gue­rra que po­co an­tes le ha­bía en­fren­ta­do a Egip­to, Jor­da­nia y Si­ria. El cas­ti­go se ma­te­ria­li­zó en una re­duc­ción de las ex­por­ta­cio­nes de pe­tró­leo y una subida de los pre­cios.

En 1974, fru­to de aque­lla de­ci­sión, el pre­cio del cru­do en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les se cua­dru­pli­có. Pa­só de 3 a 12 dó­la­res el ba­rril. El au­men­to pro­vo­có un caos in­ter­na­cio­nal y en Es­pa­ña, por mu­cho que hi­cie­ran los Go­bier­nos de la épo­ca, la in­fla­ción ha­bía so­bre­pa­sa­do ya con cla­ri­dad el 20% (en 1977 fue del 25,4%), lo que ha­cía que el suel­do de prin­ci­pios de año no fue­ra su­fi­cien­te pa­ra lle­gar a fi­nal de mes en cuan­to pa­sa­ba el ve­rano. Las mo­vi­li­za­cio­nes de los tra­ba­ja­do­res y de unos sin­di­ca­tos re­cién re­cu­pe­ra­dos pa­ra el sis­te­ma le­gal lo­gra­ban in­cre­men­tos sa­la­ria­les tam­bién su­pe­rio­res al 20%. Eso crea­ba un círcu­lo vi­cio­so que ame­na­za­ba con un es­ta­lli­do so­cial.

Suá­rez sa­bía que ha­bía que co­ger al to­ro por los cuer­nos y que ha­bría que to­mar de­ci­sio­nes di­fí­ci­les. Al co­mien­zo de 1977 era pre­si­den­te del Go­bierno de un país con cer­ca de un mi­llón de pa­ra­dos, don­de los ban­cos pe­dían más del 15% de in­te­rés por un prés­ta­mo, la in­fla­ción y los suel­dos subían ca­si sin con­trol y el tras­la­do de la cri­sis in­ter­na­cio­nal a la eco­no­mía in­ter­na ame­na­za­ba con ma­les aún ma­yo­res. Jun­to a ello, mu­chas le­yes he­re­da­das del fran­quis­mo eran inad­mi­si­bles pa­ra los par­ti­dos de iz­quier­das, re­pre­sen­ta­dos so­bre to­do por el PSOE y el Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Es­pa­ña (PCE), por­que se­guían coar­tan­do mu­chas li­ber­ta­des ciu­da­da­nas. La in­ver­sión pú­bli­ca es­ta­ba prác­ti­ca­men­te pa­ra­li­za­da y el sis­te­ma de im­pues­tos era ab­so­lu­ta­men­te ar­cai­co pa­ra un país oc­ci­den­tal de esa épo­ca. Mu­chas ta­reas pa­ra un Go­bierno que no ha­bía si­do re­fren­da­do en las ur­nas, ya que no ha­bían si­do con­vo­ca­das aún elec­cio­nes ge­ne­ra­les pa­ra re­no­var las Cor­tes Ge­ne­ra­les. El 15 de ju­nio de 1977 los es­pa­ño­les fue­ron lla­ma­dos a las ur­nas y Suá­rez, al fren­te de un par­ti­do de­no­mi­na­do Unión de Cen­tro De­mo­crá­ti­co (UCD), lo­gró 166 es­ca­ños en el Con­gre­so de los Dipu­tados, es de­cir, sin ma­yo­ría ab­so­lu­ta, co­mo aho­ra Ra­joy. Ha­bía que pac­tar sí o sí, por­que las re­for­mas pen­dien­tes eran lo su­fi­cien­te­men­te im­por­tan­tes co­mo pa­ra te­ner que con­tar con la opo­si­ción y con los agen­tes so­cia­les. Y se pu­so ma­nos a la obra. En­tre las no­ve­da­des es­ta­ba una Vi­ce­pre­si­den­cia de Eco­no­mía que re­ca­yó en En­ri­que Fuen­tes Quintana.

Suá­rez le en­car­gó a es­te úl­ti­mo que son­dea­se la po­si­bi­li­dad de lle­gar a un gran acuer­do eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co que die­ra a Es­pa­ña el so­sie­go ne­ce­sa­rio pa­ra la Tran­si­ción, pe­ro des­ha­cien­do al tiem­po el círcu­lo vi­cio­so en el que ha­bía en­ca­lla­do la eco­no­mía. Fuen­tes Quintana se pu­so a ello. Ha­bló con to­dos, has­ta que el 8 de oc­tu­bre el pro­pio Suá­rez lla­ma­ba al pa­la­cio de la Mon­cloa a los re­pre­sen­tan­tes de los gru­pos par­la­men­ta­rios pa­ra ex­po­ner­les la ne­ce­si­dad de ce­rrar un acuer­do, cu­yas ba­ses pre­vias ya les ha­bían si­do ade­lan­ta­das por el vi­ce­pre­si­den­te eco­nó­mi­co.

Hu­bo mu­chas reunio­nes en­tre los días 8 y 21 de oc­tu­bre, fe­cha, es­ta úl­ti­ma, en la que se al­can­zó el con­sen­so ne­ce­sa­rio pa­ra ti­rar ha­cia de­lan­te. El día 25 de oc­tu­bre, mar­tes, to­dos fue­ron con­vo­ca­dos de nue­vo a La Mon­cloa, pa­ra fir­mar el

Fer­nán­dez y Ra­joy en la inau­gu­ra­ción de un tra­mo de au­to­vía en As­tu­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.