El Fo­reign Of­fi­ce, la Ro­yal Navy y el Se­cret Ser­vi­ce sim­pa­ti­za­ban con los re­bel­des

Tiempo - - VIVIR -

trans­mi­tían los ho­rro­res que ha­bían su­fri­do en Má­la­ga a los pe­rio­dis­tas in­gle­ses de la co­lo­nia, que las re­trans­mi­tían a Lon­dres. Los ma­ri­nos de la ba­se na­val tam­bién es­cu­cha­ban de pri­me­ra mano los tes­ti­mo­nios del “te­rror ro­jo” y la Ro­yal Navy se hi­zo sim­pa­ti­zan­te de los re­bel­des.

En His­to­ria es­tá mal vis­to ex­pli­car los pro­ce­sos se­gún el fac­tor hu­mano, pe­ro no hay du­da de que exis­ten ac­cio­nes in­di­vi­dua­les de gran in­fluen­cia en lo ge­ne­ral. Los his­to­ria­do­res coin­ci­den en lo im­por­tan­te que fue la ac­tua­ción del du­que de Al­ba en los círcu­los de opi­nión y po­der de Lon­dres. Don Ja­co­bo Fitz Ja­mes Stuart Fal-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.