MA­NI­FES­TA­CIO­NES DE AMI­GOS

Tiempo - - PORTADA -

La se­de del PSOE en la ca­lle Fe­rraz de Ma­drid, esa que se vio ro­dea­da de mi­li­tan­tes fe­li­ces aque­lla no­che de oc­tu­bre de 1982 cuan­do Fe­li­pe González y Al­fon­so Gue­rra apa­re­cían en la ven­ta­na del ho­tel Pa­la­ce pa­ra ce­le­brar la ma­yo­ría ab­so­lu­ta más abul­ta­da lo­gra­da des­de en­ton­ces (202 dipu­tados), ha cam­bia­do úl­ti­ma­men­te las ban­de­ras de ce­le­bra­ción por pan­car­tas con­tra Su­sa­na Díaz y el apa­ra­to del par­ti­do. Des­de las que re­zan que “no es no”, has­ta las que re­cuer­dan que el PSOE es al­go más que An­da­lu­cía. La mi­li­tan­cia, siem­pre fiel al par­ti­do, se ha vis­to sa­cu­di­da por una cri­sis que ha abier­to en ca­nal a la for­ma­ción po­lí­ti­ca. La pre­si­den­ta an­da­lu­za di­ce es­tar dis­pues­ta a su­tu­rar he­ri­das. Y mu­chos en los pa­si­llos de Fe­rraz pien­san que el me­jor ci­ca­tri­zan­te pue­de ser ata­car con fuer­za a Ra­joy. Ade­más del tiem­po, cla­ro, que lo cu­ra ca­si to­do si se si­gue vi­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.