“El PSOE no ha op­ta­do por el PP, ha op­ta­do por Es­pa­ña”

Tiempo - - ACTUALIDAD -

Rafael Ca­ta­lá,

mi­nis­tro, que qui­zá se­pa qué son “ma­ña­neos”. En el dic­cio­na­rio no es­tá. La lu­cha con­tra ETA, cin­co años des­pués de que la ban­da aban­do­na­ra la lu­cha ar­ma­da sin di­sol­ver­se, ha ba­ja­do su in­ten­si­dad con­si­de­ra­ble­men­te tan­to en la Po­li­cía co­mo en el Cen­tro Na­cio­nal de In­te­li­gen­cia (CNI) por la ne­ce­si­dad de de­di­car el ma­yor es­fuer­zo po­si­ble a la lu­cha con­tra el te­rro­ris­mo yiha­dis­ta.

La Uni­dad Cen­tral de In­te­li­gen­cia In­te­rior de la Po­li­cía con­ta­ba an­tes con va­rios gru­pos de­di­ca­dos a la lu­cha con­tra ETA en las pro­vin­cias vas­cas que han si­do des­man­te­la­dos. So­lo que­da en fun­cio­na­mien­to la uni­dad de­di­ca­da a Fran­cia, que ha aco­me­ti­do en al­gu­nas oca­sio­nes mi­sio­nes que afec­ta­ban al in­te­rior de Es­pa­ña. Es­to se de­be a que la pre­sen­cia de eta­rras se da bá­si­ca­men­te en el país ve­cino, don­de es­tán es­con­di­dos la ma­yor par­te de los te­rro­ris­tas que le que­dan a la or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta y don­de guar­da en zu­los sus men­gua­dos ar­se­na­les. El tra­ba­jo de es­ta uni­dad si­gue sien­do efi­caz, aun­que ca­da vez hay me­nos que in­ves­ti­gar.

Tras los aten­ta­dos del 11-M, la Po­li­cía se en­con­tró con que los me­dios que de­di­ca­ba a la lu­cha con­tra los ra­di­ca­les is­la­mis­tas no se co­rres­pon­día con la ame- na­za real que re­pre­sen­ta­ban. ETA aún es­ta­ba ac­ti­va y hu­bo que ha­cer ma­la­ba­ris­mos pa­ra au­men­tar el per­so­nal de­di­ca­do al te­rro­ris­mo is­lá­mi­co. Más tar­de, con la des­ar­ti­cu­la­ción de co­man­dos eta­rras, que coin­ci­dió con el au­men­to del ries­go de aten­ta­dos yiha­dis­tas, re­du­jo el nú­me­ro de agen­tes des­ti­na­dos a la lu­cha con­tra ETA. La Uni­dad Cen­tral de In­te­li­gen­cia pa­só a de­di­car­se prio­ri­ta­ria­men­te a con­tro­lar a los yiha­dis­tas y a bus­car fuen­tes de in­for­ma­ción que pu­die­ran ade­lan­tar­le sus pla­nes pa­ra aten­tar. Pa­ra ello fue de mu­cha uti­li­dad que ve­te­ra­nos en la lu­cha con­tra ETA pa­sa­ran a ocu­par pues­tos des­ta­ca­dos en la gue­rra con­tra los is­la­mis­tas.

Re­cor­te de per­so­nal.

El CNI tam­bién ha pro­ce­di­do a un im­por­tan­te re­cor­te de per­so­nal en la Di­vi­sión Con­tra­te­rro­ris­ta y ha tras­va­sa­do a una gran

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.