Ra­joy quie­re 20 mi­llo­nes de co­ti­zan­tes en 2020

Tiempo - - PORTADA -

sea ese el ca­so, pues el pre­si­den­te del Go­bierno y su equi­po de ase­so­res pien­san ya en una le­gis­la­tu­ra de cua­tro años, que lle­gue has­ta 2020, vien­do la fra­gi­li­dad en la que se ha ins­ta­la­do el PSOE y el tra­ba­jo a rea­li­zar con Ciu­da­da­nos pa­ra lle­var a buen puer­to las 150 me­di­das del acuer­do de le­gis­la­tu­ra pre­vio a la un­ción pre­si­den­cial de Ra­joy en el Par­la­men­to.

La le­gis­la­tu­ra em­pe­zó en ju­lio y bue­na mues­tra del de­seo del lí­der po­pu­lar por es­ti­rar­la al má­xi­mo es que sus dis­cur­sos más re­cien­tes mi­ran ha­cia ese año 2020. Por ejem­plo, Ra­joy quie­re lle­gar a la ci­fra de 20 mi­llo­nes de con­tri­bu­yen­tes a la Se­gu­ri­dad Social en ese año pa­ra sos­te­ner las pen­sio­nes. En la ac­tua­li­dad, la ci­fra de co­ti­zan­tes se si­túa en 17,8 mi­llo­nes de per­so­nas, de ahí que se ne­ce­si­ten más de dos mi­llo­nes de em­pleos de aquí a los pró­xi­mos cua­tro años pa­ra cum­plir esa pro­me­sa elec­to­ral.

Es en el área eco­nó­mi­ca, cu­rio­sa­men­te, don­de pue­den sal­tar más chis­pas en es­ta le­gis­la­tu­ra. Ra­joy zan­jó la dispu­ta en­tre Cris­tó­bal Mon­to­ro y Luis de Guin­dos por el con­trol de las cuen­tas pú­bli­cas y el te­cho de gas­to con una so­lu­ción sa­lo­mó­ni­ca. Al pri­me­ro lo man­tu­vo en Ha­cien­da, la car­te­ra en la que se han pues­to las ba­ses del grue­so de la recuperación eco­nó­mi­ca a tra­vés de las po­lí­ti­cas de ajus­te que han per­mi­ti­do re­du­cir el dé­fi­cit del 9,3% he­re­da­do del an­te­rior Eje­cu­ti­vo so­cia­lis­ta en 2011 al 4,6% pre­vis­to pa­ra fi­na­les de es­te 2016, aun­que es­ta úl­ti­ma ci­fra sea to­da­vía in­su­fi­cien­te a ojos de la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

Cris­tó­bal Mon­to­ro ha ba­sa­do su re­ce­ta pa­ra sanear las cuen­tas pú­bli­cas en el Fon­do de Li­qui­dez Au­to­nó­mi­ca (FLA), con el que se les ha apre­ta­do el cin­tu­rón a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y los ayun­ta­mien­tos, y en el plan de pa­go a pro­vee­do­res. Aho­ra po­drá vol­car­se en es­ta área en el que tan­to pre­sio­na Bru­se­las ya que la otra pa­ta de su mi­nis­te­rio, la de Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas, ha que­da­do ads­cri­ta a la vi­ce­pre­si­den­ta So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría.

El otro pi­lar del equi­po eco­nó­mi­co se­gui­rá sien­do Luis de Guin­dos, quien ade­más de la car­te­ra de Eco­no­mía y Com­pe­ti­ti­vi­dad aña­de aho­ra In­dus­tria, un de­par­ta­men­to que desem­pe­ñó en fun­cio­nes des­de la sa­li­da de Jo­sé Manuel Soria en abril. Sin em­bar­go, el ne­go­cia­do de In­dus­tria ha lle­ga­do des­ca­fei­na­do a ma­nos de De Guin­dos, ya que to­da la par­te ener­gé­ti­ca, de tu­ris­mo y co­mer­cio pa­sa a ma­nos de Ál­va­ro Na­dal, has­ta aho­ra je­fe de la Ofi­ci­na Eco­nó­mi­ca en La Mon­cloa y que pre­ci­sa­men­te lle­va­rá la car­te­ra de Ener­gía, Tu­ris­mo y Agen­da Di­gi­tal. De Guin­dos as­pi­ra­ba a ser vi­ce­pre­si­den­te eco­nó­mi­co, pa­ra así te­ner ba­jo su mano las po­lí­ti­cas de Ha­cien­da y te­ner las ma­nos li­bres en las ne­go­cia­cio­nes con Bru­se­las, pe­ro Ra­joy no qui­so dar­le tan­to po­der y le ha con­ven­ci­do pa­ra se­guir en el Go­bierno con las mi­ga­jas que le que­dan de In­dus­tria.

El úni­co con­sue­lo que le que­da a De Guin­dos es que se­gu­ra­men­te pre­si­da la Co­mi­sión De­le­ga­da del Go­bierno pa­ra Asun­tos Eco­nó­mi­cos en au­sen­cia de

Pri­me­ra ima­gen del nue­vo Go­bierno de Ra­joy, con un to­tal de 13 mi­nis­tros, seis de ellos nue­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.