Y TAM­BIÉN...

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR -

IG­NA­CIO FDEZ. TO­XO

La prác­ti­ca uni­dad sin­di­cal que lo­gra­ron Cán­di­do Mén­dez (UGT) e Ig­na­cio Fer­nán­dez To­xo (CCOO) es­tá en el ai­re con el li­de­raz­go de Jo­sep Ma­ria Ál­va­rez en UGT, al­go que tam­bién pue­de ser otro do­lor de ca­be­za pa­ra la ges­to­ra so­cia­lis­ta que en­ca­be­za Ja­vier Fer­nán­dez. El que Fer­nán­dez y Ál­va­rez sean as­tu­ria­nos, aun­que el se­gun­do afin­ca­do en Ca­ta­lu­ña, pue­de li­mar as­pe­re­zas. Sin em­bar­go, el que dos con­se­llers ca­ta­la­nas –Mun­té y Bos­sa– pro­ce­dan de UGT Ca­ta­lu­ña, con­tra­rio a la abs­ten­ción so­cia­lis­ta en la in­ves­ti­du­ra de Ra­joy, com­pli­ca to­do. Por otra par­te, To­xo ya se ha reuni­do con Ja­vier Fer­nán­dez.

ORIOL JUNQUERAS

El vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña y lí­der de ERC, Oriol Junqueras, fue el pri­mer po­lí­ti­co en fe­li­ci­tar a So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría por su con­ti­nui­dad en el Go­bierno y por sus nue­vas res­pon­sa­bi­li­da­des al fren­te de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas. Junqueras no lla­mó ini­cial­men­te a la vi­ce­pre­si­den­ta, sino que le en­vió un men­sa­je –SMS– a tra­vés del te­lé­fono en cuan­to co­no­ció la no­ti­cia. Lue­go, am­bos sí ha­bla­ron al­go más de­te­ni­da­men­te por te­lé­fono, pe­ro pa­ra la pe­que­ña his­to­ria que­da que la pri­me­ra fe­li­ci­ta­ción que re­ci­bió la vi­ce­pre­si­den­ta fue la de Oriol Junqueras con quien, por otra par­te, tie­ne una re­la­ción per­so­nal cor­dial.

AL­BER­TO NA­DAL

La au­sen­cia de Al­ber­to Na­dal, has­ta aho­ra el nú­me­ro dos del Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, en la to­ma de po­se­sión de su her­mano Ál­va­ro co­mo mi­nis­tro de Ener­gía ha te­ni­do in­ter­pre­ta­cio­nes muy di­fe­ren­tes. Por una par­te, cir­cu­la la ver­sión de que Al­ber­to –que tam­bién que­ría ser mi­nis­tro– en­ca­jó mal que el ele­gi­do fue­ra su her­mano. Por otra par­te, quie­nes más le co­no­cen, in­sis­ten en que am­bos her­ma­nos se lle­van muy bien y que Al­ber­to Na­dal lo que bus­ca­ba era evi­tar –y lo con­si­guió– la ima­gen de am­bos jun­tos, una fo­to­gra­fía que, has­ta aho­ra, han lo­gra­do evi­tar al no apa­re­cer jun­tos en los mis­mos ac­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.