MÁS IM­PUES­TOS Y ME­NOS PU­BLI­CI­DAD

Tiempo - - A FONDO -

La OMS ha pe­di­do un im­pues­to del 20% a las be­bi­das azu­ca­ra­das: de he­cho ya hay paí­ses, co­mo Mé­xi­co o Hun­gría, que lo ha­cen (en el ca­so de es­te úl­ti­mo es un im­pues­to a pro­duc­tos que con­ten­gan al­tos ni­ve­les de azú­car, sal o cafeína). El Reino Uni­do, por su par­te, quie­re co­brar un im­pues­to a los re­fres­cos a par­tir de 2018. Y es que no so­mos cons­cien­tes del azú­car que es­ta­mos in­gi­rien­do con un sim­ple re­fres­co: “Una la­ta de Co­ca Co­la tie­ne 33 gra­mos de azú­car, eso son tres cu­cha­ra­das so­pe­ras –afir­ma el nu­tri­cio­nis­ta Ál­va­ro Sán­chez–. Se es­tá in­ten­tan­do le­gis­lar de ca­ra a los im­pues­tos que es­tas com­pa­ñías tie­nen que pa­gar, pe­ro to­do va muy len­to por­que son em­pre­sas muy po­de­ro­sas”. En efec­to: po­cos días an­tes de que la OMS pi­die­ra que se gra­va­ra con ta­sas a es­tas com­pa­ñías se su­po que Co­ca Co­la y Pep­si Co ha­bían de­di­ca­do de­ce­nas de mi­llo­nes de dó­la­res en pa­gos a or­ga­ni­za­cio­nes de sa­lud, en un in­ten­to de evitar di­chos im­pues­tos. Re­cien­te­men­te, Nestlé tam­bién re­cha­za­ba im­pues­tos al azú­car y ase­gu­ra­ba que ellos ya es­ta­ban tra­ba­jan­do pa­ra re­du­cir­lo en sus pro­duc­tos. Otro de los pro­ble­mas aña­di­dos es la pu­bli­ci­dad: to­da la que ten­ga que ver con pro­duc­tos dul­ces, sean be­bi­das azu­ca­ra­das o pos­tres, ape­la a la fe­li­ci­dad. “Se aso­cia el con­su­mo de to­do ello con el buen ro­llo, con ser fe­liz, y esos men­sa­jes ca­lan en el pú­bli­co, so­bre to­do en los ni­ños”, ar­gu­men­ta Sán­chez.

El con­su­mo de azú­car en la in­fan­cia es preo­cu­pan­te: el 26% de la po­bla­ción in­fan­til su­fre so­bre­pe­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.