LU­NA DE LOS SUE­ÑOS

Tiempo - - VIVIR -

No ha­brá ob­je­to en el uni­ver­so al que se le ha­yan de­di­ca­do tan­tos ver­sos y sus­pi­ros co­mo a la lu­na. Sal­vo Cris­tó­bal Mon­to­ro en los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do, to­dos los poe­tas la han can­ta­do en sus li­bros de ver­sos de amor. Los as­tró­no­mos nos di­je­ron que en es­tos días de atrás es­ta­ba muy cer­ca y la ve­ría­mos gran­dí­si­ma. No era verdad: se acer­có unos 1.300 km., que es más o me­nos la dis­tan­cia en­tre Ca­da­qués y Ta­ri­fa. Era im­po­si­ble apre­ciar la di­fe­ren­cia con una lu­na lle­na nor­mal. Pe­ro no­so­tros qui­si­mos ver­la enor­me y sa­li­mos a la ven­ta­na a so­ñar. Y fue muy bo­ni­to. Pa­ra eso sir­ve la lu­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.