Per­fu­mes que son au­tén­ti­cas jo­yas

Son los más ca­ros del mun­do. Des­em­bol­sar has­ta 500.000 eu­ros por es­tas lu­jo­sas fra­gan­cias es un ca­pri­cho so­lo al al­can­ce de una se­lec­ta mi­no­ría.

Tiempo - - VIVIR -

Aun­que se tra­ta de aro­mas, im­por­ta más el con­ti­nen­te que el con­te­ni­do. Y si no, có­mo jus­ti­fi­car unos pre­cios que ro­zan el es­cán­da­lo. El su­per­lu­jo se ha con­ver­ti­do en la ne­ce­si­dad de unos po­cos afor­tu­na­dos que es­tán dis­pues­tos a pa­gar lo que sea por te­ner lo que no tie­ne na­die, co­mo es­tos per­fu­mes que se pre­sen­tan en re­ci­pien­tes de oro y dia­man­tes, edi­cio­nes li­mi­ta­das y au­tén­ti­cas de­li­ca­de­zas cu­yo va­lor aña­di­do es la ex­clu­si­vi­dad. Ca­da una de ellas es una obras de ar­te, pie­zas que bien po­drían ex­hi­bir­se en los prin­ci­pa­les mu­seos del mun­do. “Las mar­cas se po­si­cio­nan en el mer­ca­do ni­cho crean­do es­tas pie­zas úni­cas, mu­chas ve­ces de co­lec­cio­nis­tas, ha­cien­do de la mar­ca al­go su­per­ex­clu­si­vo al al­can­ce de po­cos. Po­dría­mos ha­cer la com­pa­ra­ti­va con el mun­do de la mo­da, las mar­cas si­guen ha­cien­do al­ta cos­tu­ra, pe­ro real­men­te no es lo que les da de co­mer. Es fun­da­men­tal­men­te un te­ma de po­si­cio­na­mien­to”, ex­pli­ca a TIEM­PO la res­pon­sa­ble del de­par­ta­men­to de co­mu­ni­ca­ción de Lalique Es­pa­ña, una com­pa­ñía que une sus cris­ta­les con sus per­fu­mes crean­do pie­zas úni­cas.

El sec­tor del per­fu­me se ri­ge por la ex­clu­si­vi­dad, y es­te te­rreno es­tá mar­ca­do por los pre­cios. Las co­lec­cio­nes li­mi­ta­das al­can­zan ci­fras real­men­te desor­bi­ta­das, con lo que es nor­mal que aca­ben en ma­nos de re­yes, je­ques y mul­ti­mi­llo­na­rios. Ni­co­le Mat­her, crea­do­ra de Hou­se of Si­lla­ge, re­co­no­ce que lan­zar es­tos pro­duc­tos res­pon­de tan­to a una es­tra­te­gia de mar­ke­ting co­mo a la in­ten­ción de sa­tis­fa­cer los de­seos de “quie­nes lo quie­ren to­do en la vi­da y bus­can y desean el ul­tra. Nues­tras bo­te­llas de edi­ción li­mi­ta­da es­tán nu­me­ra­das pa­ra los co­lec­cio­nis­tas y clien­tes que tie­nen una ver­da­de­ra apre­cia­ción por la ex­clu­si­vi­dad, la sin­gu­la­ri­dad y la ca­li­dad asom­bro­sa”. Pa­ra el res­to de los mor­ta­les se ofre­cen es­tas esen­cias, pe­ro en otros fras­cos. Y con otros pre­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.