Eta­pa de­ci­si­va pa­ra la pre­si­den­cia de Fran­cia

Tiempo - - SUMARIO - ALFONSO S. PA­LO­MA­RES Twit­ter: @as­pa­lo­ma­res Email: as­pa­lo­ma­res@as­pa­lo­ma­res.com

Cin­co can­di­da­tos com­pe­ti­rán en las elec­cio­nes. Aun­que los son­deos no pro­nos­ti­can de mo­men­to un ven­ce­dor cla­ro, la ex­tre­ma de­re­cha, en­car­na­da por Ma­ri­ne Le Pen, no es­con­de su eu­fo­ria tras la vic­to­ria de Trump en EEUU.

Ya es­tán en la pis­ta to­dos los as­pi­ran­tes a ocu­par la pre­si­den­cia de Fran­cia. Son cin­co. Cua­tro hom­bres y una mu­jer. No hay un can­di­da­to cla­ro. La ex­tre­ma de­re­cha la en­ca­be­za Ma­ri­ne Le Pen, que li­de­ra con mano de hie­rro el Fren­te Na­cio­nal; la de­re­cha clásica, en­car­na­da en el nue­vo par­ti­do Los Re­pu­bli­ca­nos, la li­de­ra Fra­nçois Fi­llon; y la iz­quier­da es­tá di­vi­di­da en tres ra­mas que se com­ba­ten en­tre sí. El Par­ti­do So­cia­lis­ta (PS) ha si­do el úl­ti­mo en ele­gir a su can­di­da­to en pri­ma­rias, lo hi­zo el pa­sa­do fin de se­ma­na vo­tan­do ma­yo­ri­ta­ria­men­te por Be­noît Ha­mon fren­te al ex primer mi­nis­tro Ma­nuel Vals, que re­pre­sen­ta­ba el ofi­cia­lis­mo. El pre­si­den­te Fra­nçois Ho­llan­de ha re­nun­cia­do a pre­sen­tar­se a la re­elec­ción al cons­ta­tar que to­das las en­cues­tas le da­ban co­mo per­de­dor. Su ín­di­ce de po­pu­la­ri­dad es­tá por los sue­los. Al lle­gar al po­der en ple­na cri­sis eco­nó­mi­ca no su­po có­mo com­ba­tir­la con re­ce­tas so- cial­de­mó­cra­tas y apli­có las clá­si­cas del neo­li­be­ra­lis­mo, ge­ne­ran­do la de­cep­ción y el rechazo de la iz­quier­da.

Sin mo­ti­vos pa­ra el op­ti­mis­mo.

La so­cial­de­mo­cra­cia, que en la pos­gue­rra do­mi­nó el pai­sa­je eu­ro­peo crean­do la so­cie­dad del bie­nes­tar, es­tá aho­ra des­ar­bo­la­da en la ma­yor par­te de los paí­ses por­que no ha en­con­tra­do un pro­yec­to só­li­do, efi­caz y creí­ble pa­ra com­ba­tir la cri­sis. En Es­pa­ña tam­bién an­dan en ello y a la vis­ta del pa­no­ra­ma no hay de­ma­sia­das ra­zo­nes pa­ra el op­ti­mis­mo. De to­dos mo­dos, ha­brá que es­pe­rar al pró­xi­mo mes de ju­nio, cuan­do se ce­le­bre el Con­gre­so Fe­de­ral del PSOE.

Los dos can­di­da­tos fran­ce­ses del PS que dispu­taron la se­gun­da vuel­ta re­pre­sen­ta­ban dos con­cep­cio­nes muy dis­tin­tas del so­cia­lis­mo. Dos con­cep­cio­nes irre­con­ci­lia­bles. Por un la­do, el ex primer mi­nis­tro de Fra­nçois Ho­llan­de, Ma­nuel Vals, con­ta­gia­do por la im­po­pu­la­ri­dad del pre­si­den­te y su Go­bierno. Por el otro, Be­noît Ha­mon, que ocu­pó el car­go de mi­nis­tro de Edu­ca­ción con Ho­llan­de, pe­ro re­nun­ció en 2014 en pro­tes­ta por las po­lí­ti­cas de aus­te­ri­dad del pre­si­den­te. Des­de en­ton­ces se si­tuó en el ala iz­quier­da del par­ti­do, cri­ti­can­do con du­re­za la ges­tión del Go­bierno.

Ha­mon se pre­sen­tó a las pri­ma­rias con un pro­gra­ma ne­ta­men­te ra­di­cal, pro­me­tien­do la crea­ción de un sa­la­rio so­cial uni­ver­sal de 750 eu­ros; una subida del sa­la­rio mí­ni­mo, que aho­ra es de 1.480 eu­ros, del 10%; la de­ro­ga­ción de la úl­ti­ma re­for­ma la­bo­ral del Go­bierno; y la so­li­ci­tud de una mo­ra­to­ria a la Unión Eu­ro­pea pa­ra po­der en­deu­dar­se por en­ci­ma del 3%. Su opo­nen­te Ma­nuel Vals ca­li­fi­ca­ba es­tas pro­pues­tas de fan­tás­ti­cas e irrea­les, pe­ro Ha­mon se­guía des­gra­nán­do­las en sus reunio­nes con los mi­li­tan­tes y en sus mí­ti­nes. En­tre sus me­di­das más lla­ma­ti­vas, ade­más de las ci­ta­das, tam­bién fi­gu­ra­ba im­po­ner im­pues­tos a los ro­bots que hi­cie­ran tra­ba­jos de per­so­nas. Por su par­te, Vals in­sis­tía en di­na­mi­zar la crea­ción de pues­tos de tra­ba­jo y me­jo­rar las nó­mi­nas. De­fen­día la or­to­do­xia eco­nó­mi­ca li­be­ral co­mo un ca­mino se­gu­ro pa­ra su­pe­rar la cri­sis y con­so­li­dar de nue­vo el Es­ta­do de bie­nes­tar. Ga­nó Ha­mon por go­lea­da. Aho­ra el ob­je­ti­vo de Ha­mon es unir a los so­cia­lis­tas, en es­to Vals le ha pro­me­ti­do leal­tad, re­co­no­cien­do pú­bli­ca­men­te que era el le­gí­ti­mo re­pre­sen­tan­te de la fa­mi­lia so­cia­lis­ta.

Dos lí­de­res ca­ris­má­ti­cos.

Los vo­tos del so­cia­lis­mo clá­si­co del PS los dispu­tan otros dos per­so­na­jes ca­ris­má­ti­cos. Uno por la iz­quier­da y el otro por la de­re­cha. Por la iz­quier­da, Jean-Luc Mé­len­chon, un clá­si­co de la iz­quier­da per­tur­ba­do­ra y vehe­men­te des­de 2008, en que aban­do­nó el Par­ti­do So­cia­lis­ta. En es­ta oca­sión se pre­sen­ta por el Fren­te de Iz­quier­das, apo­ya­do por los co­mu­nis­tas y los ver­des ade­más de va­rios gru­púscu­los de la iz­quier­da. Por la de­re­cha, el eco­no­mis­ta Em­ma­nuel Ma­cron, ex­so­cio de la ban­ca Roths­child y mi­nis­tro de Eco­no­mía del

Go­bierno de Ho­llan­de has­ta el mes de agos­to del año pa­sa­do, en que di­mi­tió pa­ra fun­dar la pla­ta­for­ma En Mar­cha, por la que se pre­sen­ta a las elec­cio­nes. De­fien­de los va­lo­res de la iz­quier­da con me­di­das li­be­ra­les pa­ra la eco­no­mía co­mo la fle­xi­bi­li­dad la­bo­ral. Es­tá con­tra la xe­no­fo­bia an­ti­mu­sul­ma­na y de­fien­de que los te­rro­ris­tas no pier­dan la na­cio­na­li­dad fran­ce­sa. La de­re­cha clásica de Los Re­pu­bli­ca­nos te­nía un lí­der muy só­li­do has­ta ha­ce unos días en Fra­nçois Fi­llon, tan­to que to­das las en­cues­tas le da­ban co­mo el fu­tu­ro pre­si­den­te. Sin em­bar­go, ha­ce una se­ma­na, el dia­rio Le Ca­nard En­chai­né re­ve­la­ba que el dipu­tado Fi­llon te­nía con­tra­ta­da co­mo ayu­dan­te a su mu­jer, Pe­né­lo­pe, que ha­bría co­bra­do del Es­ta­do unos 500.000 eu­ros. Una tor­men­ta de­vas­ta­do­ra ca­yó so­bre Fi­llon y su po­pu­la­ri­dad ha caí­do en pi­ca­do. Ve­re­mos has­ta dón­de lle­ga la de­vas­ta­ción, por­que de mo­men­to no ha da­do nin­gu­na ex­pli­ca­ción con­vin­cen­te. La de­re­cha fer­vo­ro­sa le apo­ya, aplau­de en los mí­ti­nes a su es­po­sa Pe­né­lo­pe y le en­vía lla­ma­ti­vos ra­mos de flo­res. Ha ta­cha­do las re­ve­la­cio­nes de cons­pi­ra­ción, pe­ro los son­deos in­di­can que el elec­to­ra­do no es del mis­mo pa­re­cer.

La ex­tre­ma de­re­cha la en­car­na sin fi­su­ras Ma­ri­ne Le Pen. Es­tá eu­fó­ri­ca es­pe­ran­do que le fa­vo­rez­ca la vic­to­ria de Do­nald Trump en Es­ta­dos Uni­dos.

Las re­ve­la­cio­nes so­bre el can­di­da­to de la de­re­cha clásica han mi­na­do su po­pu­la­ri­dad

De iz­quier­da a de­re­cha, los can­di­da­tos a la pre­si­den­cia de Fran­cia: Fra­nçois Fi­llon, por Los Re­pu­bli­ca­nos; Be­noît Ha­mon, por el Par­ti­do So­cia­lis­ta; Em­ma­nuel Ma­cron, por En Mar­cha; Jean-Luc Mé­len­chon, por el Fren­te de Iz­quier­das; y Ma­ri­ne Le Pen, por el Fren­te Na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.