El an­tí­do­to ru­ral y tau­rino fren­te al Pac­ma

Na­ce el par­ti­do Ac­ción Na­tu­ral Ibé­ri­ca, que de­fien­de la “ca­ra real” de la ca­za, la pes­ca y la tau­ro­ma­quia.

Tiempo - - SUMARIO - A.R.

El pa­sa­do mes de ju­nio hu­bo una ma­ni­fes­ta­ción por el cen­tro de Ma­drid que pi­lló des­pre­ve­ni­do a más de un par­ti­do po­lí­ti­co por la afluen­cia que se vio. Va­rios mi­les de per­so­nas de­fen­so­ras de la ca­za, la pes­ca y el mun­do ru­ral mos­tra­ron su re­cha­zo a una sen­ten­cia del Su­pre­mo que dio la ra­zón a en­ti­da­des eco­lo­gis­tas al in­cluir en el ca­tá­lo­go de es­pe­cies in­va­so­ras a ani­ma­les co­mo la tru­cha ar­coí­ris, el lu­cio o la per­ca, con lo que se prohi­bió su cría pa­ra la pes­ca de­por­ti­va.

Pa­ra mu­chos de los allí pre­sen­tes fue la go­ta que col­mó el va­so y tras ello ha sur­gi­do un nue­vo par­ti­do po­lí­ti­co, Ac­ción Na­tu­ral Ibé­ri­ca (Ana­tur), que pre­ten­de aglu­ti­nar di­cho des­con­ten­to y ha­cer fren­te a for­ma­cio­nes co­mo el Par­ti­do Ani­ma­lis­ta con­tra el Mal­tra­to Ani­mal (Pac­ma), que en las úl­ti­mas elec­cio­nes del 26-J co­se­chó 283.845 vo­tos, ca­si las mis­mas pa­pe­le­tas que el PNV, aun­que no con­si­guió nin­gún dipu­tado.

Pac­ma ba­ra­jó la po­si­bi­li­dad de coali­gar­se con Uni­dos Po­de­mos en esos co­mi­cios, pe­ro fi­nal­men­te des­car­tó esa op­ción por­que no lle­va­ba una prohi­bi­ción ex­pre­sa de las co­rri­das de to­ros en su pro­gra­ma. Pre­ci­sa­men­te, Ana­tur ha in­clui­do un to­ro de li­dia en su cu­rio­so y ape­lo­to­na­do lo­go, en el que apa­re­cen el ma­pa de Es­pa­ña, unos ár­bo­les que sim­bo­li­zan la de­fen­sa de la na­tu­ra­le­za, así co­mo unos ca­za­do­res y un pez sa­ca­dos de las pin­tu­ras ru­pes­tres con los que se quie­re des­ta­car la pu­re­za y tra­di­ción

de la ca­za y la pes­ca que pre­co­ni­za es­ta for­ma­ción po­lí­ti­ca, que en la ac­tua­li­dad cuen­ta con unos 500 afi­lia­dos.

Ana­tur exi­ge a sus miem­bros que no ha­yan es­ta­do en otros par­ti­dos y ha­ce ga­la de “trans­ver­sa­li­dad”. En su idea­rio po­lí­ti­co afir­ma que sa­len al rue­do “sin co­lo­res” ni eti­que­tas, a se­me­jan­za del par­ti­do fran­cés Ca­za, Pes­ca, Na­tu­ra­le­za y Tra­di­cio­nes, que en 1999 lo­gró seis eu­ro­dipu­tados y que con el pa­so de los años ha con­ver­gi­do co­mo co­rrien­te in­ter­na den­tro de par­ti­dos con­ser­va­do­res co­mo Los Re­pu­bli­ca­nos o Mo­vi­mien­to por Fran­cia. “Es un par­ti­do que pien­sa que, pa­ra to­mar las me­di­das ne­ce­sa­rias, no pue­des lle­var co­mo mo­chi­la la car­ga ideo­ló­gi­ca que te im­po­ne un par­ti­do clá­si­co, que no se atre­ve a ha­cer co­sas que no for­men par­te de ese idea­rio clá­si­co es­truc­tu­ra­do en de­re­cha, cen­tro o iz­quier­da”, es­gri­men en la for­ma­ción. Par­ti­do eco­lo­gis­ta. El se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción de Ana­tur, Al­ber­to de Je­sús, sub­ra­ya a TIEM­PO que su for­ma­ción es “na­tu­ra­lis­ta y eco­lo­gis­ta”, pe­ro la­men­ta que los de­fen­so­res de la ca­za, la pes­ca y los to­ros sean vis­tos “co­mo de­lin­cuen­tes”. Es­te par­ti­do ve un ries­go de “su­per­po­bla­ción” de es­pe­cies co­mo los lo­bos, los ja­ba­líes o los osos, que po­nen en pe­li­gro a re­ba­ños y pue­blos de mon­ta­ña; de­fien­de el “pa­tri­mo­nio cul­tu­ral es­pa­ñol” de la tau­ro­ma­quia, un sec­tor que “ape­nas re­ci­be sub­ven­cio­nes” y la­men­ta que ayun­ta­mien­tos co­mo el de Ma­drid va­yan a prohi­bir el uso de ani­ma­les en los cir­cos. En cla­ve ru­ral, Ana­tur cri­ti­ca el “aban­dono to­tal” del cam­po en Es­pa­ña pe­se a cu­brir el 90% de la ex­ten­sión geo­grá­fi­ca del país y po­ne en el cen­tro de la dia­na la pro­li­fe­ra­ción de par­ques na­tu­ra­les. “Ha­ble­mos de los cas­ti­gos que re­ci­ben las po­bla­cio­nes cuan­do se de­ci­de ha­cer un par­que na­cio­nal en su te­rri­to­rio, prohi­bién­do­les ca­si has­ta res­pi­rar en la tie­rra de sus an­ces­tros”, in­di­ca su pro­gra­ma po­lí­ti­co.

Tam­bién se cen­su­ra que en la ma­yo­ría de los pue­blos ya no se pue­da ha­cer una ma­tan­za del cer­do tra­di­cio­nal y que los “ur­ba­ni­tas” in­va­dan las fies­tas pa­tro­na­les co­mo las de To­rre­la­ve­ga, “de­di­cán­do­se la ad­mi­nis­tra­ción so­lo a prohi­bir y prohi­bir pre­sio­na­dos por esos gru­pos ani­ma­lis­tas que na­da tie­nen que ver con el pai­sa­je ru­ral”. Ade­más, Ana­tur re­cla­ma un me­jor apro­ve­cha­mien­to del mon­te, co­mo la ma­de­ra pa­ra ca­len­tar las ca­sas, y que no se prohí­ba ha­cer las cor­tas tra­di­cio­na­les a los ve­ci­nos.

Es­te par­ti­do la­men­ta que ya no se pue­da ha­cer la tra­di­cio­nal ma­tan­za del cer­do

Pre­sen­ta­ción de Ana­tur en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.