Al Ami­go Al­fon­so gue­rra

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - Juan Es­te­ller, Ex­se­na­dor por cas­te­llón.

He leí­do el ar­tícu­lo del ami­go Al­fon­so Gue­rra en TIEM­PO y es­toy ca­si de acuer­do con él. Pe­ro me gus­ta­ría in­tro­du­cir un par de ma­ti­ces. El pri­me­ro es que cuan­do en 1984 es­ta­lló lo del ami­go Pu­jol y su Ban­ca Ca­ta­la­na, el ami­go Al­fon­so era na­da más y na­da me­nos que vi­ce­pre­si­den­te del Go­bierno jun­to con el ami­go Fe­li­pe. En­tre los co­rri­llos en el Con­gre­so y el Se­na­do ya se de­cía: lo “pue­den” em­pi­to­nar, pe­ro no, en­ton­ces no lo em­pi­to­na­ron. Y lo se­gun­do, so­bre des­em­pol­var el ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción. Ya se tar­da, ya se de­be­ría ha­ber des­em­pol­va­do ese ar­tícu­lo ha­ce mu­cho tiem­po atrás, pe­ro no so­lo pa­ra Ca­ta­lu­ña, tam­bién pa­ra An­da­lu­cía con los ERE, pa­ra la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na con las co­rrup­te­las que aso­man día sí y otro tam­bién, pa­ra el País Vasco, que aun­que ETA no ma­te aho­ra quién sa­be si to­da­vía guar­da ar­mas pa­ra otros tiem­pos. Pa­ra esas au­to­no­mías uni­pro­vin­cia­les car­ga­das has­ta los to­pes de bu­ro­cra­cia: Ma­drid, La Rio­ja, Mur­cia, As­tu­rias, Can­ta­bria, Na­va­rra... y adel­ga­zar con­si­de­ra­ble­men­te esa Ad­mi­nis­tra­ción mas­to­dón­ti­ca que ame­na­za con aho­gar nues­tra eco­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.