Co­lom­bia: la mal­di­ción del car­bón

La Jus­ti­cia hos­ti­ga a la ma­yor mi­ne­ra del país para que re­duz­ca su im­pac­to me­dioam­bien­tal y so­bre la sa­lud.

Tiempo - - SUMARIO - T. Ro­drí­guez y G. Is­mar (DPA)

Des­de ha­ce más de 30 años, la ex­plo­ta­ción ma­si­va de unas 32.000 hec­tá­reas de car­bón en el nor­te de Co­lom­bia ha sido un do­lor de ca­be­za para las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas wa­yuu de esa zo­na, que se sien­ten afec­ta­das por la con­ta­mi­na­ción que la ac­ti­vi­dad ge­ne­ra.

Aun­que la com­pa­ñía mi­ne­ra Car­bo­nes el Ce­rre­jón, ubi­ca­da en esa re­gión cer­ca­na a la fron­te­ra con Ve­ne­zue­la, in­ten­ta mi­ti­gar la si­tua­ción usan­do gran­des can­ti­da­des de agua para dis­mi­nuir el pol­vi­llo que ge­ne­ra la ex­trac­ción, los pro­ble­mas no pa­ran ahí. Con la pro­duc­ción de 33 mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les de car­bón (de los cer­ca de 80 que se ex­traen en Co­lom­bia), Ce­rre­jón se con­so­li­da co­mo la prin­ci­pal com­pa­ñía ex­plo­ta­do­ra del mi­ne­ral en el país y una de las más gran­des del mun­do a cie­lo abier­to.

Ex­por­ta­ción. La com­pa­ñía, pro­pie­dad de la in­gle­sa An­glo Ame­ri­can, la aus­tra­lia­na BHP Bi­lli­ton y la sui­za Glen­co­re Xs­tra­ta, ex­por­ta ha­cia Eu­ro­pa, el Me­di­te­rrá­neo y par­te de Amé­ri­ca, y ayu­da sus­tan­cial­men­te a la con­so­li­da­ción del país co­mo el cuar­to ex­por­ta­dor de car­bón a es­ca­la mun­dial.

Ca­da día Ce­rre­jón trans­por­ta en­tre sie­te y nue­ve tre­nes con 150 va­go­nes lle­nos de car­bón ha­cia el mu­ni­ci­pio de Puer­to Bo­lí­var, en el de­par­ta­men­to nor­te­ño de La Gua­ji­ra. Has­ta 2014 la com­pa­ñía re­gis­tró 35 ata­ques de las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias de Co­lom­bia (FARC) que le pro­du­je­ron la pér­di­da de has­ta 40 va­go­nes. Por esa ra­zón, la opor­tu­ni­dad que se abre para la mi­ne­ra tras la fir­ma del pro­ce­so de paz con las FARC no solo es eco­nó­mi­co sino tam­bién tu­rís­ti­co, te­nien­do en cuen­ta que el 39% de la pro­duc­ción de Ce­rre­jón tie­ne co­mo des­tino Eu­ro­pa, en don­de el car­bón es uti­li­za­do para pro­du­cir ener­gía.

No obs­tan­te, la inevi­ta­ble emi­sión de par­tí­cu­las que se da en los ya­ci­mien­tos car­bo­ní­fe­ros es un te­ma que la com­pa­ñía no pue­de ocul­tar. Ór­de­nes ju­di­cia­les, de­nun­cias for­ma­les y en­fren­ta­mien­tos con las co­mu­ni­da­des han sido per­ma­nen­tes y se se­gui­rán pro­du­cien­do por lo me­nos

has­ta 2033, cuan­do se pre­vé que ter­mi­na la con­ce­sión.

Se­gún el pre­si­den­te de Ce­rre­jón, Ro­ber­to Jun­gui­to, las pro­yec­cio­nes de la em­pre­sa si­guen sien­do po­si­ti­vas de­bi­do a la de­man­da de car­bón en paí­ses de Áfri­ca y Asia, en don­de se con­cen­tran gran par­te de las 1.200 mi­llo­nes de per­so­nas que no tie­nen ac­ce­so a la ener­gía eléc­tri­ca y usan el car­bón co­mo al­ter­na­ti­va. “El car­bón va a se­guir cre­cien­do en con­su­mo de­bi­do a que hoy en día el 41% de la elec­tri­ci­dad se ge­ne­ra con car­bón”, de­cla­ra Jun­gui­to al des­ta­car di­ver­sas ac­cio­nes so­cia­les y am­bien­ta­les que la em­pre­sa ha li­de­ra­do a lo lar­go de los años.

Aun­que para Jun­gui­to, “Ce­rre­jón es una com­pa­ñía su­ma­men­te res­pon­sa­ble en el ma­ne­jo de re­cur­sos”, para las co­mu­ni­da­des ale­da­ñas la ex­plo­ta­ción de car­bón es cau­sa de en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias en ni­ños y an­cia­nos, de la con­ta­mi­na­ción del agua y del des­pla­za­mien­to for­za­do de de­ce­nas de fa­mi­lias. “[Ce­rre­jón] nos ha qui­ta­do el agua, los ali­men­tos, ¡to­do!”, afir­mó Wil­man Pal­me­zano, uno de los cam­pe­si­nos afec­ta­dos, en en­tre­vis­tas he­chas por la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal en mar­zo de 2015, cuan­do ese tri­bu­nal ini­ció la in­ves­ti­ga­ción so­bre una de­nun­cia con­tra la com­pa­ñía por los efec­tos de la ex­plo­ta­ción en el te­rri­to­rio.

De­ci­sión de los tri­bu­na­les. Esa ac­ción le­gal fi­na­li­zó con un fa­llo a fa­vor de las co­mu­ni­da­des, en el que la Cor­te obli­ga­ba a la com­pa­ñía mi­ne­ra a ga­ran­ti­zar a los pue­blos ale­da­ños el ac­ce­so al agua po­ta­ble y a aca­tar la or­den del Mi­nis­te­rio de Am­bien­te, que pi­dió en 2010 el reasen­ta­mien­to de 40 fa­mi­lias que fue­ron des­alo­ja­das por Ce­rre­jón. En una re­cien­te de­ci­sión de la Cor­te so­bre otra de­nun­cia he­cha por una co­mu­ni­dad in­dí­ge­na cer­ca­na, se con­si­de­ró que efec­ti­va­men­te la ex­plo­ta­ción del car­bón a cie­lo abier­to afec­ta la sa­lud de los po­bla­do­res del nor­te de La Gua­ji­ra.

El pa­sa­do 1 de mar­zo la Cor­te so­li­ci­tó al Mi­nis­te­rio de Am­bien­te, a la Au­to­ri­dad Na­cio­nal de Li­cen­cias Am­bien­ta­les (ANLA), al Mi­nis­te­rio del In­te­rior y a la em­pre­sa Ce­rre­jón, “re­vi­sar la si­tua­ción am­bien­tal de La Gua­ji­ra y las afec­ta­cio­nes que po­dría ge­ne­rar la em­pre­sa El Ce­rre­jón en la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na”. “Es evi­den­te la afec­ta­ción por con­ta­mi­na­ción de­bi­do a las par­tí­cu­las de car­bón a las que están sien­do so­me­ti­das las per­so­nas, la fau­na, la flo­ra, el agua, el sue­lo y el re­cur­so ai­re, ha­cia el área que ha­bi­tan las co­mu­ni­da­des que se en­cuen­tran en la zo­na por par­te de Ce­rre­jón”, con­clu­yó el tri­bu­nal.

En el acuer­do so­bre el cam­bio cli­má­ti­co sus­cri­to du­ran­te la con­ven­ción de la ONU en 2015, las na­cio­nes desa­rro­lla­das y sub­de­sa­rro­lla­das se com­pro­me­tie­ron a dis­mi­nuir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te las emi­sio­nes de car­bono con el fin de man­te­ner el au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra por de­ba­jo de los dos gra­dos cen­tí­gra­dos. Pe­se a es­to, ex­pli­ca Jun­gui­to, so­la­men­te exis­ten dos alternativas efi­ca­ces para lo­grar lo plan­tea­do en París que ne­ce­si­tan no solo in­ver­sión eco­nó­mi­ca sino tam­bién apo­yo po­lí­ti­co. “Una es li­be­rar las plan­tas exis­ten­tes y crear unas de nue­vas tec­no­lo­gías que re­du­cen el car­bono y la otra es ha­cer in­ver­sión en tec­no­lo­gía CCS [por las si­glas en in­glés de Cap­tu­ra y Al­ma­ce­na­mien­to de Car­bono] para cap­tu­rar ese car­bono y guar­dar­lo en de­pó­si­tos en la tierra”, de­ta­lló.

Un ca­mión car­ga­do de car­bón bor­dea la ex­plo­ta­ción a cie­lo abier­to de la com­pa­ñía mi­ne­ra El Ce­rre­jón en La Gua­ji­ra (Co­lom­bia).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.