Es­tu­dios cien­tí­fi­cos que ro­zan el dis­pa­ra­te

El ser hu­mano se ha­ce pre­gun­tas in­só­li­tas y bus­ca res­pues­tas a to­do. In­clu­so a las co­sas más ab­sur­das.

Tiempo - - SUMARIO - Ma­cu Llorente

Que las in­ves­ti­ga­cio­nes son im­por­tan­tes para el avan­ce de la so­cie­dad, na­die lo po­ne en du­da. Pe­ro ca­da vez hay más es­tu­dios cien­tí­fi­cos que no pa­re­cen de­ma­sia­do se­rios e in­clu­so al­gu­nos se di­ría que están sa­ca­dos de la­bo­ra­to­rios de chis­te. De ahí que no fal­ten quie­nes se pre­gun­tan si es­ta­re­mos asis­tien­do a un ex­ce­so de es­tu­dios ex­cén­tri­cos cu­ya uti­li­dad pue­de lle­gar a ser cues­tio­na­da.

Mu­chos pa­re­cen de bro­ma y su úni­co pro­pó­si­to pa­re­ce ser arran­car­nos al­gu­na que otra son­ri­sa. Pe­ro aun­que al­gu­nas de es­tas in­ves­ti­ga­cio­nes se pue­dan ver hoy co­mo un gas­to inú­til, una pér­di­da de re­cur­sos y de tiem­po, lo cier­to es que si echa­mos la vis­ta atrás, cues­tio­nar­nos el por­qué de to­do lo que nos ro­dea ha da­do pie a so­lu­cio­nar im­por­tan­tes pro­ble­mas de la hu­ma­ni­dad. Y no se­ría la pri­me­ra vez que otros di­ver­ti­dos y ex­cén­tri­cos es­tu­dios aca­ban ha­cien­do his­to­ria, re­vo­lu­cio­nan­do el mun­do de la cien­cia y te­nien­do un im­pac­to re­le­van­te en nues­tra so­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.