y tam­bién...

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR -

car­les puig­de­mont

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puig­de­mont; el vi­ce­pre­si­den­te, Oriol Jun­que­ras; y los di­ri­gen­tes de sus res­pec­ti­vos par­ti­dos man­tie­nen una gue­rra de ner­vios a la es­pe­ra de quién ce­de pri­me­ro o quién co­me­te un des­liz in­vo­lun­ta­rio y ad­mi­te la im­po­si­bi­li­dad de rea­li­zar el fa­mo­so re­fe­rén­dum de in­de­pen­den­cia con las mí­ni­mas ga­ran­tías y sin tras­pa­sar la le­ga­li­dad. To­dos son cons­cien­tes de que se tra­ta de un em­pe­ño im­po­si­ble, pe­ro el pri­me­ro que ce­da y, vo­lun­ta­ria o in­vo­lun­ta­ria­men­te, lo re­co­noz­ca se­rá acu­sa­do de trai­dor al pro­yec­to so­be­ra­nis­ta y to­do se­rá uti­li­za­do elec­to­ral­men­te en su con­tra.

ro­dri­go ra­to

El ex­vi­ce­pre­si­den­te del Go­bierno Ro­dri­go Ra­to anun­ció su re­nun­cia al car­go de di­rec­tor ge­ren­te del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) el 27 de ju­nio de 2007, con un co­mu­ni­ca­do en el que in­vo­ca­ba “cir­cuns­tan­cias fa­mi­lia­res y per­so­na­les, par­ti­cu­lar­men­te en lo que res­pec­ta a la edu­ca­ción de mis hi­jos”. Tam­bién en­ton­ces fi­jó la fe­cha efec­ti­va de su di­mi­sión pa­ra el 2 de no­viem­bre de ese año, en la asam­blea del FMI. Dos días an­tes, el 31 de oc­tu­bre, Pri­ceWa­ter­hou­seCoo­pers in­qui­rió a Ra­to so­bre in­ver­sio­nes de sus em­pre­sas Red Ro­se, Vi­va­way y Kra­do­na­ra, cua­tro me­ses des­pués del anun­cio de su re­nun­cia. Que­da la du­da de si Ra­to sa­bía que los au­di­to­res ya le in­ves­ti­ga­ban.

su­sa­na díaz

La pre­vi­si­ble vic­to­ria de Su­sa­na Díaz en las pri­ma­rias del PSOE po­dría pro­vo­car un ade­lan­to elec­to­ral, se­gún un gru­po mi­no­ri­ta­rio pe­ro in­flu­yen­te del PP. Su­sa­na Díaz, co­mo lí­der de la opo­si­ción, pe­ro sin ser dipu­tada, po­dría ver­se obli­ga­da a una es­tra­te­gia par­la­men­ta­ria de co­li­sión abier­ta con el Go­bierno, en unos tér­mi­nos en los que a Al­bert Ri­ve­ra (Ciu­da­da­nos) le cos­ta­ría man­te­ner el apo­yo al Par­ti­do Po­pu­lar. En esa si­tua­ción, Ma­riano Ra­joy, que ha de­ja­do cla­ro que no es­tá dis­pues­to a tra­gar con to­do, in­clu­so a su pe­sar, por­que quie­re una le­gis­la­tu­ra lar­ga, ade­lan­ta­ría las elec­cio­nes ge­ne­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.