Po­de­mos se sube a la gue­rra del au­to­bús

Imi­ta la es­tra­te­gia de Haz­te Oír y, a su vez, es pa­ro­dia­do en las re­des por Vox con un vehícu­lo de car­tón.

Tiempo - - SUMARIO - Cla­ra Pi­nar cpi­nar.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

La cam­pa­ña con la que Po­de­mos vol­vió de las va­ca­cio­nes de Se­ma­na San­ta pa­ra de­nun­ciar los abu­sos del po­der po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co lo ha si­tua­do en me­dio de una gue­rra de au­to­bu­ses en la que tam­bién com­ba­ten dos or­ga­ni­za­cio­nes ul­tra­con­ser­va­do­ras, Haz­te Oír y Vox, el par­ti­do que pre­ten­de ser el her­mano es­pa­ñol del Fren­te Na­cio­nal fran­cés, con men­sa­jes dis­tin­tos pe­ro es­tra­te­gia co­mún.

Con su tra­ma­bús, Po­de­mos quie­re de­nun­ciar la “tra­ma”, el co­lec­ti­vo con el que ha­ce me­ses sus­ti­tu­yó al con­cep­to de “cas­ta” pa­ra en­glo­bar a po­lí­ti­cos, em­pre­sa­rios y pe­rio­dis­tas in­ter­re­la­cio­na­dos por el trá­fi­co de in­fluen­cias, el re­par­to de po­der y el uso del di­ne­ro pú­bli­co pa­ra in­tere­ses pri­va­dos. Sin em­bar­go, cir­cu­lan­do por Ma­drid con los re­tra­tos de per­so­nas co­mo Es­pe­ran­za Agui­rre, Ma­riano Ra­joy, Ro­dri­go Ra­to o el ex­pre­si­den­te de la CEOE Ge­rar­do Díaz Fe­rrán, Po­de­mos imi­ta la es­tra­te­gia que lan­zó en mar­zo Haz­te Oír cuan­do sa­có a la ca­lle un po­lé­mi­co au­to­car na­ran­ja con un men­sa­je –“Los ni­ños tie­nen pe­ne, las ni­ñas tie­nen vul­va. Que no te en­ga­ñen”– que fue ta­cha­do de “tráns­fo­bo” por ata­car a las per­so­nas trans­gé­ne­ro y cir­cu­ló por Ma­drid, Va­len­cia o Se­vi­lla y has­ta Bru­se­las.

El tra­ma­bús de Po­de­mos pa­só en sus pri­me­ros días por de­lan­te de la se­de del PP, de la Au­dien­cia Na­cio­nal, del Ban­co de Es­pa­ña, de em­pre­sas co­mo En­de­sa e Iber­dro­la y de la se­de del CNI, pa­ra de­nun­ciar “las cloa­cas del Es­ta­do”. Igle-

El tra­ma­bús cir­cu­la­rá tam­bién fue­ra de Ma­drid y Haz­te Oír pien­sa sa­lir con otro au­to­car

sias y su por­ta­voz par­la­men­ta­ria, Irene Mon­te­ro, inau­gu­ra­ron el au­to­car, al que en los días si­guien­tes se subie­ron otros di­ri­gen­tes del par­ti­do mo­ra­do. El iti­ne­ra­rio no es fi­jo y, al mar­gen de la ave­ría que le man­tu­vo pa­ra­do el se­gun­do día, irá adap­tan­do su re­co­rri­do a la ac­tua­li­dad, co­mo el día de la de­ten­ción del ex­pre­si­den­te re­gio­nal Ig­na­cio Gon­zá­lez, cuan­do se de­ci­dió que pa­sa­ra por la se­de del Ca­nal de Isa­bel II.

El si­guien­te au­to­bús en en­trar en com­ba­te es el de Vox, que tar­dó dos días en pre­sen­tar en Twit­ter una ver­sión en mi­nia­tu­ra, de car­tón y re­cor­ta­ble, de un bus que bus­ca ri­di­cu­li­zar a Po­de­mos y de­nun­ciar el gas­to en un vehícu­lo que cues­ta a los de Igle­sias en­tre 600 y 700 eu­ros dia­rios. Haz­te Oír di­ce no te­ner una es­ti­ma­ción del cos­te de su lla­ma­do au­to­bús del odio, mien­tras que, tras va­lo­rar lan­zar su pro­pio vehícu­lo real, Vox vio que era de­ma­sia­do ca­ro y se ha gas­ta­do 7 eu­ros en di­se­ñar uno de ju­gue­te de­di­ca­do a “la Es­pa­ña que ma­dru­ga” con mé­di­cos, pro­fe­so­res o fon­ta­ne­ros di­bu­ja­dos en los la­te­ra­les. Pin­chan­do las rue­das, el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro; el pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker; el de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puig­de­mont, e Igle­sias. La es­tra­te­gia del au­to­bús al me­nos lla­ma la aten­ción. Haz­te Oír tu­vo más crí­ti­cas que apo­yos pe­ro sus vehícu­los na­ran­jas man­tu­vie­ron du­ran­te días en la pi­co­ta a un co­lec­ti­vo ape­nas co­no­ci­do. “Ha­cía tiem­po que no re­ci­bía­mos tan­tos men­sa­jes” en re­des so­cia­les, ase­gu­ran en Vox.

Po­de­mos tam­bién con­si­guió lla­mar la aten­ción en una se­ma­na que, al mar­gen de la im­pre­vis­ta ac­tua­li­dad ju­di­cial li­ga­da al PP, es­ta­ba lla­ma­da a ser tran­qui­la en tér­mi­nos po­lí­ti­cos, aun­que Igle­sias ha te­ni­do que es­cu­char crí­ti­cas por ha­cer opo­si­ción en la ca­lle con es­tra­te­gias pro­pias de un ac­ti­vis­ta en lu­gar de des­de el Con­gre­so con ini­cia­ti­vas par­la­men­ta­rias.

No pa­re­ce que la gue­rra del au­to­bús va­ya a ter­mi­nar. En las pró­xi­mas se­ma­nas dos reales y uno de car­tón po­drían coin­ci­dir en la ca­lle. El tra­ma­bús se­gui­rá ru­ta fue­ra de Ma­drid y Haz­te Oír tra­ba­ja en un “re­di­se­ño” de su cam­pa­ña pa­ra sa­car un nue­vo vehícu­lo. Al más pu­ro es­ti­lo de Amé­lie Pou­lain, la pro­ta­go­nis­ta del fil­me Amé­lie, los mi­li­tan­tes de Vox se es­tán ani­man­do a fo­to­gra­fiar­se en dis­tin­tos si­tios con su au­to­bús de ju­gue­te, pa­ra de­jar cons­tan­cia de su pa­seo en las re­des so­cia­les. El atas­co es­tá ser­vi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.