UN DÍA EN LAS CA­RRE­RAS

Tiempo - - VIVIR - Por Luis Al­go­rri Fo­to: Kam­ran Je­brei­li/AP Pho­to

Ese are­nal que ven es un hi­pó­dro­mo, al que qui­zá fue­ra me­jor de­cir ca­me­ló­dro­mo. Los ca­me­llos de la ima­gen es­tán en ple­na ca­rre­ra. Pe­ro, ¿dón­de es­tán los ji­ne­tes? Pues, co­mo de­cían los le­tre­ros de las pes­ca­de­rías en el Ma­drid de ha­ce un si­glo, “el gé­ne­ro es­tá den­tro por el ca­lor”, que se acer­ca a los 50 gra­dos. Los ca­me­llos lle­van en la jo­ro­ba un dis­po­si­ti­vo ro­bó­ti­co que, por así de­cir, les pin­cha pa­ra que co­rran más. Esos dis­po­si­ti­vos los ma­ne­jan los je­ques que hay en los co­ches, me­dian­te un man­do a dis­tan­cia. Cuan­do la ca­rre­ra ter­mi­na, el je­que que ha co­rri­do más es efu­si­va­men­te fe­li­ci­ta­do por los ri­va­les. Él se lo agra­de­ce, muer­to de fa­ti­ga. Y es que no hay na­da co­mo la emo­ción del de­por­te, ¿ver­dad?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.