Has­ta que la fa­ma te acom­pa­ñe

Tiempo - - VIVIR -

Di­cen que un ar­tis­ta nun­ca se ju­bi­la. O al me­nos, no co­mo el res­to de los mor­ta­les. Da igual que lle­guen a los 65 o a los 70, si el pú­bli­co no les da la es­pal­da ni la in­dus­tria tam­po­co, la ma­yo­ría de las es­tre­llas si­guen en pie de gue­rra. Con la pa­sión in­tac­ta se su­ben a los es­ce­na­rios a eda­des que el res­to de los mor­ta­les ya se en­cuen­tran dis­fru­tan­do del re­ti­ro. Y si no, ahí es­tán los Ro­lling Sto­nes, la ban­da más lon­ge­va del pla­ne­ta, que ha cum­pli­do 55 años en ac­ti­vo y con sus in­te­gran­tes su­peran­do los 70. Si al­go sue­len te­ner en co­mún los mú­si­cos, ac­to­res y ar­tis­tas en ge­ne­ral es que ne­ce­si­tan y se ali­men­tan del aplau­so y del ca­ri­ño del pú­bli­co, y por muy ve­te­ra­nos que sean se nie­gan a ti­rar la toa­lla.

Sin em­bar­go, hay oca­sio­nes en las que, bien por­que la pa­sión des­apa­re­ce o por­que la fa­ma les su­pera, hay ce­le­bri­ties que de­ci­den dar un pa­so atrás y aban­do­nan. Y de es­ta hui­da no se li­bran ni las gran­des di­vas. Su her­me­tis­mo no hi­zo sino re­for­zar su le­yen­da. Te­nía 43 años y se en­con­tra­ba en la cús­pi­de de la fa­ma cuan­do la gran Gre­ta Gar­bo de­ci­dió re­ti­rar­se y de­cir adiós al ci­ne pa­ra siem­pre. Na­die sa­be por qué. Tan so­lo que de­tes­ta­ba la vi­da pú­bli­ca y la fa­ma. Co­mo ella, otros fa­mo­sos tam­bién op­ta­ron por ju­bi­lar­se an­ti­ci­pa­da­men­te y dar la es­pal­da a los fans, los fo­cos y la vi­da pú­bli­ca. En la ma­yo­ría de los ca­sos se van pa­ra no vol­ver. Pa­ra ellos, la fa­ma es­tá so­bre­va­lo­ra­da y sue­len des­apa­re­cer cuan­do se en­cuen­tran en un pi­co de po­pu­la­ri­dad. Se re­ti­ran pa­ra lle­var una vi­da er­mi­ta­ña, de­di­car­se a su fa­mi­lia o in­clu­so los hay que lo ha­cen sim­ple­men­te pa­ra cam­biar de pro­fe­sión y de­di­car­se a otra co­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.