una Po­si­bi­li­dad

Tiempo - - VIVIR -

Sa­lie­ri y to­dos los de­más com­po­si­to­res de su tiem­po ad­mi­ra­ban, de­tes­ta­ban u odia­ban a Mo­zart por su in­creí­ble ca­pa­ci­dad de crear be­lle­za im­po­si­ble de imitar con una fa­ci­li­dad de es­ca­lo­frío. Ellos no po­dían. Na­da más le­jos de mi áni­mo que me­ter­me don­de no me lla­man, pe­ro lo mis­mo su­ce­de con Leo Messi en el fút­bol, Spiel­berg en el ci­ne, Bill Gates en la in­for­má­ti­ca; y su­ce­dió con Eins­tein, Alan Tu­ring, se­gu­ra­men­te New­ton... ¿Po­dría ser el sín­dro­me de As­per­ger la res­pues­ta a esa des­lum­bran­te ge­nia­li­dad? Po­dría Mo­zart ha­ber te­ni­do As­per­ger? No soy el pri­me­ro que lo di­ce, pe­ro ¿có­mo ave­ri­guar­lo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.