Es­pa­ña, un imán pa­ra la pro­duc­ción de lu­jo

Con el se­llo de la ca­li­dad nues­tros ar­te­sa­nos equi­pan el ar­ma­rio de las ce­le­bri­ties. Los gran­des de la mo­da in­ter­na­cio­nal con­fían en nues­tra mano de obra pa­ra rea­li­zar sus co­lec­cio­nes.

Tiempo - - SUMARIO - ma­cu llo­ren­te

Las fir­mas ita­lia­nas son si­nó­ni­mo de lu­jo y es­ti­lo, y las fran­ce­sas tam­bién. ¿Y las es­pa­ño­las? Po­de­mos sa­car pe­cho por­que no nos que­da­mos atrás.

No hay na­die más exi­gen­te que la clien­te­la de lu­jo. Las mar­cas pre­mium son cons­cien­tes de que si quie­ren sa­tis­fa­cer los de­seos de los con­su­mi­do­res más eli­tis­tas, sus pro­duc­tos tie­nen que ro­zar la per­fec­ción. Y nues­tro país res­pon­de a las ex­pec­ta­ti­vas de las fir­mas top en la crea­ción de pie­zas de ca­li­dad. Mu­chas de las pren­das que lu­cen las es­tre­llas se pro­du­cen aquí. Des­de Pip­pa Midd­le­ton a Rihan­na, pa­san­do por Sa­rah Jes­si­ca Par­ker, son mu­chas las ce­le­bri­ties que se rin­den an­te nues­tros di­se­ños.

Ya no es una no­ve­dad que el se­llo de ca­li­dad Ma­de in Spain tie­ne su pe­so a la ho­ra de mar­car ten­den­cia. Y que tiem­ble Ita­lia, por­que al país con más in­fluen­cia en la mo­da le ha sa­li­do un fuer­te com­pe­ti­dor. Eje­cu­ti­vos de fir­mas co­mo Ca­ro­li­na He­rre­ra, Gi­venchy o Comme Des Garçons se reúnen pe­rió­di­ca­men­te en ho­te­les de la sie­rra de Ubri­que, lo­ca­li­dad ele­gi­da por to­dos ellos pa­ra ela­bo­rar sus pre­cia­dos ar­tícu­los de piel con los que lue­go des­lum­bran en las pa­sa­re­las. Y es que es­ta lo­ca­li­dad ga­di­ta­na se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te in­ter­na­cio­nal, ocu­pan­do una po­si­ción cla­ve en el ma­pa de las ten­den­cias mun­dia­les. Y al pue­blo de Je­su­lín se le unen otros pun­tos de Es­pa­ña.

De Norte a Sur, los gran­des del di­se­ño in­ter­na­cio­nal han pues­to sus ojos en nues­tro país. Ca­li­dad y per­fec­ción en el aca­ba­do es lo que lle­va a las mar­cas em-

ble­má­ti­cas de al­to stan­ding a con­fiar en nues­tra mano de obra.

Que es­ta­mos en pri­me­ra fi­la ya no lo du­da na­die. Con una Chi­na ca­da vez me­nos atrac­ti­va pa­ra la pro­duc­ción y ex­por­ta­ción in­ter­na­cio­nal, las fir­mas top vuel­ven a apos­tar por la mano de obra de ca­li­dad, y la pro­duc­ción es­pa­ño­la se po­si­cio­na en es­te se­lec­ti­vo mer­ca­do. La ex­clu­si­vi­dad se es­cri­be con E de Es­pa­ña. Joyas, bol­sos, cinturones, za­pa­tos, ro­pa y has­ta cuar­tos de ba­ño, na­da se nos re­sis­te.

ca­li­dad y per­fec­ción en el aca­ba­do es lo que lle­va a las mar­cas em­ble­má­ti­cas a con­fiar en nues­tra mano de obra

74 Los gran­des de la mo­da in­ter­na­cio­nal con­fían en la mano de obra es­pa­ño­la pa­ra rea­li­zar sus co­lec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.