Los ma­pas es­pa­ño­les que en­lo­que­cen al mun­do

Em­pe­za­ron con un blog, les con­tra­ta­ron la NASA y la ONU y hoy sus he­rra­mien­tas de vi­sua­li­za­ción de da­tos es­tán por to­do el pla­ne­ta

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por Lu­cía mar­tín

Si le de­ci­mos “aná­li­sis geo­es­pa­cial, vi­sua­li­za­ción de da­tos y dash­boards ac­cio­na­bles”, se­gu­ra­men­te le so­na­rá a chino. Co­mo a no­so­tros, así que va­mos a con­tar la his­to­ria de es­ta em­pre­sa de otra for­ma.

Pon­ga­mos que co­rría el año 2008 y que Ja­vier de la To­rre y Ser­gio Ál­va­rez co­mien­zan un pro­yec­to pa­ra in­ves­ti­gar la re­la­ción en­tre áreas pro­te­gi­das y con­ser­va­ción de es­pe­cies en ex­tin­ción. Y ca­da as­pec­to que iban des­cu­brien­do lo vol­ca­ban a un blog. ¿Se ima­gi­na re­dac­tar un blog y que un día le lla­men la ONU y la NASA por­que es­tán in­tere­sa­das en su pro­yec­to y bus­can con­tra­tar­le? Pues eso les pa­só a es­tos chi­cos: al pa­re­cer, los ame­ri­ca­nos lle­va­ban tiem­po in­ten­tan­do ha­cer lo mis­mo que ellos, sin con­se­guir­lo. Así na­ció Viz­zua­lity, que bá­si­ca­men­te lo que ha­cía era pre­sen­tar da­tos a tra­vés de una vi­sua­li­za­ción de lo más sen­ci­lla e im­pac­tan­te vi­sual­men­te. Es­te se­ría el ger­men de lo que des­pués se con­vir­tió en Car­toDB (ac­tual­men­te Car­to), que ex­plo­ta un ju­go­so ni­cho de mer­ca­do: hay mi­les de da­tos pe­ro po­cas he­rra­mien­tas pa­ra vi­sua­li­zar­los y en­ten­der­los fá­cil­men­te (y to­mar de­ci­sio­nes em­pre­sa­ria­les en fun­ción de ellos).

En ella tra­ba­jan cien­tí­fi­cos me­dioam­bien­ta­les, ex­per­tos en vi­sua­li­za­ción, ana­lis­tas de big da­ta... y su ob­je­ti­vo es “de­mo­cra­ti­zar el aná­li­sis de da­tos pa­ra per­mi­tir a cien­tí­fi­cos, pe­rio­dis­tas y em­pre­sas en ge­ne­ral in­ter­pre­tar los mis­mos. A tra­vés de sus he­rra­mien­tas per­mi­te que cual­quier usua­rio, in­clu­so sin co­no­ci­mien­tos en pro­gra­ma­ción, pue­da to­mar de­ci­sio­nes de ne­go­cio a par­tir de da­tos geo­lo­ca­li­za­dos”. ¿Por ejem­plo? “Co­no­cer las áreas de una tien­da con ma­yo­res ven­tas, en qué pun­tos de la ciu­dad se rea­li­zan más transac­cio­nes ban­ca­rias y có­mo afec­ta es­ta información a la red de ca­je­ros”, aña­den. El Ayun­ta­mien­to de Nue­va York (des­de el prin­ci­pio con­ta­ron con ofi­ci­na en la Gran Man­za­na) ha uti­li­za­do sus ma­pas pa­ra ofre­cer una car­to­gra­fía de las es­pe­cies de ár­bo­les de sus par­ques y ca­lles; Twit­ter ha co­lo­rea­do Eu­ro­pa con los tuits que ge­ne­ran los par­ti­dos de la Cham­pions. Tam­bién son clien­tes el to­do­po­de­ro­so Goo­gle, BB­VA, Red Eléc­tri­ca, De­loit­te, ING, Te­le­fó­ni­ca...

La in­ver­sión ini­cial en la em­pre­sa par­tió de so­cios es­pa­ño­les, Vi­ta­mi­na K y Ki­bo Ven­tu­res y ac­tual­men­te la em­pre­sa cuen­ta con 30 mi­llo­nes de dó­la­res (26,8 mi­llo­nes de eu­ros) de in­ver­sión por par­te de Ac­cel Part­ners, Sa­les­for­ce Ven­tu­re y Early­bird, con­se­gui­dos en una ron­da de fi­nan­cia­ción a fi­na­les de 2015.

En 2016 re­po­si­cio­na­ron el ne­go­cio: pa­sa­ron de lla­mar­se Car­todb a Car­to, abrie­ron ofi­ci­nas en cen­tros neu­rál­gi­cos co­mo Lon­dres y se con­vir­tie­ron en una “gran pla­ta­for­ma pa­ra em­pre­sas”, con el fin de ayu­dar­las a to­mar de­ci­sio­nes en fun­ción de los da­tos y su geo­lo­ca­li­za­ción.

Las ven­tas de la em­pre­sa no de­jan de cre­cer y sus 110 em­plea­dos se re­par­ten en­tre las ofi­ci­nas de Ma­drid, Nue­va York, Lon­dres, Tar­tu (Es­to­nia) y Was­hing­ton. ¿Pla­nes de fu­tu­ro? “Con­so­li­dar nues­tro cre­ci­mien­to en Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa y ex­pan­dir­nos a tra­vés de part­ners en La­ti­noa­mé­ri­ca y Asia”.

A buen se­gu­ro que Car­to se­gui­rá cre­cien­do: ló­gi­co, han en­con­tra­do el ma­pa del te­so­ro.

Car­to no de­ja de cre­cer, tie­ne ya se­des en Ma­drid, Lon­dres, Was­hing­ton, Nue­va York y Tar­tu (Es­to­nia)

Ser­gio Ál­va­rez, so­cio y co­fun­da­dor de la em­pre­sa de vi­sua­li­za­ción de da­tos Car­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.