Ce­ci­nas ap­tas pa­ra el mer­ca­do árabe

Una em­pre­sa de León ven­de el 60% de su producción fue­ra de España gra­cias a su lí­nea de pro­duc­tos ha­lal

Tiempo - - TIEMPO -

Ima­gi­ne cuán exi­to­so de­be ser el pro­duc­to de una py­me de un pue­ble­ci­to de As­tor­ga, en León, pa­ra que aca­be en los li­nea­les del ex­qui­si­to Ha­rrod’s, en Lon­dres. Y es que la em­pre­sa Ce­ci­nas Nie­to ha con­se­gui­do co­lo­car allí, des­de ha­ce más de un año, su mar­ca pre­mium de ce­ci­na: El abuelo ma­ra­ga­to pre­mium. Y lo del ca­li­fi­ca­ti­vo pre­mium no es gra­tui­to: en los dis­tin­gui­dos al­ma­ce­nes es­te pro­duc­to se ven­de por la frio­le­ra de 600 li­bras (682 eu­ros, en nuestro país el pre­cio es más eco­nó­mi­co, evi­den­te­men­te). El pro­duc­to se ob­tie­ne de la se­lec­ción de lo me­jor de cada pier­na de va­ca y en su ela­bo­ra­ción, ar­te­sa­nal y sin nin­gún ti­po de adi­ti­vo, se re­quie­re una cu­ra­ción de 18 me­ses.

Pe­ro no so­lo el pro­duc­to de­be ser exi­to­so, sino que la em­pre­sa de­be te­ner ol­fa­to pa­ra po­si­cio­nar­se en el mer­ca­do: y eso es lo que han he­cho es­tos ar­te­sa­nos, cu­ya em­pre­sa vio la luz en 1965 de la mano de Jo­sé Nie­to Blas.

Cons­tan­cia y per­se­ve­ran­cia

Co­mo su nom­bre in­di­ca, es­tos leo­ne­ses se de­di­can al que es, sin du­da, uno de los pro­duc­tos re­gio­na­les por ex­ce­len­cia: la ce­ci­na de va­ca. En la ce­ci­na se uti­li­zan de­ter­mi­na­das par­tes del ani­mal (ta­pa, ba­bi­lla, con­tra y ca­de­ra), se sa­lan, se se­can y se ahú­man has­ta lle­gar al cu­ra­do fi­nal. ¿Có­mo han con­se­gui­do que al­go re­gio­nal se co­noz­ca en mer­ca­dos fo­rá­neos? Con buen tino, cons­tan­cia y per­se­ve­ran­cia: un 60% de su producción se va fue­ra. ¿Dón­de? Pues, en­tre otros, a Emi­ra­tos Ára­bes, Jor­da­nia, Ma­rrue­cos, Lí­bano y Ca­tar. Y es que esta py­me de diez em­plea­dos tie­ne una lí­nea de pro­duc­tos ha­lal, o sea, que res­pe­ta los prin­ci­pios de la re­li­gión mu­sul­ma­na. “Em­pe­za­mos a ex­por­tar ha­ce unos dos años, pe­ro ha­ce más tiem­po que ha­bía­mos so­li­ci­ta­do la acre­di­ta­ción ha­lal. Les man­da­mos ce­ci­na de va­cuno: la ce­ci­na ha­lal pro­ce­de de los cuar­tos tra­se­ros de ani­ma­les de más de 5 años”, ex­pli­ca Jo­sé Luis Nie­to, ge­ren­te.

“Es­tos ani­ma­les han si­do sa­cri­fi­ca­dos de acuer­do con el ri­to ha­lal, en ma­ta­de­ros au­to­ri­za­dos, y una vez que es­tá en producción no de­be mez­clar­se con na­da im­pu­ro, co­mo car­ne de cer­do y otros pro­duc­tos no au­to­ri­za­dos”, aña­de Nie­to. La producción de es­tos ar­tícu­los as­cien­de a unos 80.000 ki­los anua­les y re­pre­sen­ta el 15% de la facturación.

Hay 1,8 mi­llo­nes de mu­sul­ma­nes en España, en Eu­ro­pa son 44 mi­llo­nes. O sea, las em­pre­sas que es­tán cer­ti­fi­can­do sus pro­duc­tos co­mo ha­lal no so­lo ac­ce­den a mer­ca­dos ára­bes sino que tie­nen po­ten­cia­les clien­tes den­tro de Eu­ro­pa, sien­do Fran­cia, Reino Unido, Bél­gi­ca y Ale­ma­nia los mer­ca­dos más po­ten­tes. Al­go más que ali­men­ta­ción En nuestro país hay dos em­pre­sas cer­ti­fi­ca­do­ras. Pe­ro, ¿qué es una cer­ti­fi­ca­ción ha­lal? Es un tér­mino árabe que ha­ce alu­sión a las prác­ti­cas per­mi­ti­das por la re­li­gión mu­sul­ma­na. A pri­me­ra vis­ta se pue­de pen­sar que tie­ne que ver so­lo con la ali­men­ta­ción, pe­ro va mu­cho más allá. To­dos los ali­men­tos son ha­lal, ex­cep­tuan­do aque­llos iden­ti­fi­ca­dos co­mo ha­ram (no per­mi­ti­dos) co­mo el cer­do, los ani­ma­les sa­cri­fi­ca­dos in­co­rrec­ta­men­te, los ani­ma­les car­ní­vo­ros, la san­gre, et­cé­te­ra. La in­dus­tria ha­lal no so­lo abar­ca los ali­men­tos, tam­bién en­glo­ba el tu­ris­mo, la ban­ca, los fár­ma­cos, la mo­da y los cos­mé­ti­cos.

Más del 90% de los ali­men­tos y be­bi­das ha­lal ven­di­dos por las em­pre­sas cer­ti­fi­ca­das se con­cen­tran en pro­duc­tos cár­ni­cos. En­tre 2012 y 2014, las ven­tas de pro­duc­tos ha­lal se in­cre­men­ta­ron cer­ca del 40%.

En sep­tiem­bre de es­te año, Ce­ci­nas Nie­to con­ta­rá con dos lí­neas de producción com­ple­ta­men­te se­pa­ra­das. “Ac­tual­men­te la le­gis­la­ción te per­mi­te te­ner una lí­nea de por­cino se­pa­ra­da de los ali­men­tos ha­lal, pe­ro en unos me­ses ten­dre­mos una plan­ta en­te­ra free pork. Ara­bia Sau­dí, que es muy exi­gen­te en esta ma­te­ria, lo pi­de en sus im­por­ta­cio­nes”, co­men­ta. Y ellos, an­ti­ci­pán­do­se, así lo ha­rán.

Ce­ci­nas Nie­to no so­lo ex­por­ta a paí­ses ára­bes, sino que tie­ne un gran mer­ca­do po­ten­cial en Eu­ro­pa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.