pla­ce­res. La lo­cu­ra de los fru­tos ro­jos.

El ve­rano es ideal pa­ra pre­pa­rar zu­mos o ba­ti­dos con fre­sas, fram­bue­sas y arán­da­nos

Tiempo - - TIEMPO - Por Leo­nie Mer­heim

Lla­man la aten­ción ya so­lo por su co­lor. Las fre­sas, fram­bue­sas y arán­da­nos cau­ti­van con sus to­nos ro­sa­dos, ro­jos y azu­les. En be­bi­das, apor­tan un to­que fru­tal no­ve­do­so. Una for­ma ideal de dis­fru­tar de es­tas pe­que­ñas fru­tas son los smoot­hies. Pa­ra pre­pa­rar­los so­lo ha­ce fal­ta una mi­ni­ba­ti­do­ra ma­nual. En prin­ci­pio, los smoot­hies se pres­tan a to­do ti­po de com­bi­na­cio­nes. Pa­ra pre­pa­rar el tí­pi­co smoot­hie de fru­tos ro­jos hay que mez­clar un plá­tano, una man­za­na y 100 gra­mos de fram­bue­sas, arán­da­nos o fre­sas y ha­cer un pu­ré. Re­ser­var al­gu­nas fru­tas pe­que­ñas pa­ra de­co­rar el va­so. A di­fe­ren­cia de los smoot­hies, los sha­kes lle­van le­che. In­clu­so se pue­den pre­pa­rar con he­la­do o yo­gur he­la­do. Los sha­kes sue­len ser me­nos dul­ces que los smoot­hies, por lo que hay que agre­gar­les al­go de azú­car, lo que los ha­ce un po­co me­nos sa­nos. Al igual que los smoot­hies, los sha­kes tam­bién se sir­ven fríos. Los fru­tos ro­jos tam­bién se lle­van bien con el agua. Un cho­rri­to de agua o so­da fría ha­cen re­sal­tar el sa­bor de los fru­tos. In­clu­so se pue­den pre­pa­rar tés echan­do agua hir­vien­do so­bre fru­tos des­hi­dra­ta­dos. [DPA]

Fres­cu­ra Es im­pres­cin­di­ble que los fru­tos sean fres­cos. Si al­gu­na de las pie­zas es­tá pa­sa­da, las be­bi­das no ten­drán buen sa­bor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.