Ha­bla el em­ba­ja­dor bri­tá­ni­co

el em­ba­ja­dor bri­Tá­ni­co en es­pa­ña, a so­lo unos días de la vi­si­ta de los Re­yes al Reino Uni­do, des­gra­na có­mo es­pe­ra que sean las re­la­cio­nes en­tre am­bos paí­ses cuan­do se ma­te­ria­li­ce la sa­li­da de su país de la UE.

Tiempo - - News - por luis cal­vo lcal­vo@gru­po­ze­ta.es Fo­tos: da­vid Gar­cía-ama­ya

P_ ¿Có­mo se ha or­ga­ni­za­do la vi­si­ta de los Re­yes al Reino Uni­do?

R_ He­mos tra­ba­ja­do es­tre­cha­men­te con la Ca­sa Real, el Pa­la­cio de Buc­king­ham y los dos mi­nis­te­rios de ex­te­rio­res. Es la pri­me­ra vi­si­ta de Es­ta­do en más de 30 años, una oca­sión im­por­tan­te pa­ra re­for­zar los la­zos en­tre am­bos pue­blos, Go­bier­nos y mo­nar­quías. Que­re­mos ce­le­brar nues­tros víncu­los: la re­la­ción co­mer­cial, las in­ver­sio­nes es­pa­ño­las, los es­pa­ño­les que vi­ven en nues­tro país, los bri­tá­ni­cos que vi­ven aquí, los mi­llo­nes que nos vi­si­tan ca­da año… Y la re­la­ción cul­tu­ral, con Sha­kes­pea­re y Cer­van­tes, los dos gran­des es­cri­to­res de los dos gran­des idio­mas del si­glo XXI, los 10.000 es­pa­ño­les que es­tu­dian en nues­tras uni­ver­si­da­des, 100.000 que acu­den a es­tu­diar in­glés ca­da año o los 50.000 bri­tá­ni­cos que lo ha­cen aquí. Hay que re­for­zar esa re­la­ción.

P_ Te­nien­do en cuen­ta esa re­la­ción con Es­pa­ña y Eu­ro­pa, ¿cree que fue un error so­me­ter el bre­xit a un re­fe­rén­dum?

R_ No fue el re­sul­ta­do que que­ría el Go­bierno de Da­vid Ca­me­ron, pe­ro no creo que sea muy útil de­ba­tir aho­ra si fue un error o no. El he­cho es que el pue­blo bri­tá­ni­co vo­to a fa­vor de la sa­li­da. Per­di­mos el apo­yo a la per­ma­nen­cia y hay que res­pe­tar la de­ci­sión de nues­tro pue­blo. Que­re­mos que el acuer­do con la Unión Eu­ro­pea sea en in­te­rés de am­bos. Que­re­mos evi­tar da­ños a la Unión Eu­ro­pea y a nues­tro país. No­so­tros sa­li­mos de la Unión, pe­ro se­gui­mos que­rien­do que sea un éxi­to. Tan­to la Unión Eu­ro­pea co­mo sus Es­ta­dos miem­bros ve­ci­nos, alia­dos y ami­gos. No po­de­mos sa­lir­nos de Eu­ro­pa. Es­ta­mos don­de es­ta­mos y se­gui­re­mos sien­do un país eu­ro­peo con to­dos los víncu­los e in­tere­ses que vie­nen con esa po­si­ción geo­grá­fi­ca.

P_ ¿Es irre­ver­si­ble? R_ Yo no veo una mar­cha atrás. Hay que tra­ba­jar pa­ra que la sa­li­da sea un éxi­to. P_ ¿Si no hay un acuer­do co­mer­cial se re­sen­ti­rá la coope­ra­ción en se­gu­ri­dad?

R_ Nues­tro com­pro­mi­so con la se­gu­ri­dad eu­ro­pea es ab­so­lu­to. Es nues­tro con­ti­nen­te, no va­mos a mo­ver­nos. Den­tro y fue­ra de la UE, con o sin acuer­do, va­mos a tra­ba­jar co­mo siem­pre con los otros cuer­pos y fuer­zas de se­gu­ri­dad eu­ro­peos pa­ra pro­te­ger­nos. Y no hay me­jor so­cio en la lu­cha an­ti­te­rro­ris­ta que Es­pa­ña. Co­mo no­so­tros te­néis ex­pe­rien­cia, in­ter­na­cio­nal y na­cio­nal y unos cuer­pos y fuer­zas de se­gu­ri­dad muy pro­fe­sio­na­les. P_ ¿Te­me la hui­da de la in­ver­sión es­pa­ño­la y eu­ro­pea?

R_ No lo veo. So­mos el des­tino eu­ro­peo más im­por­tan­te de la in­ver­sión es­pa­ño­la, el se­gun­do del mun­do. Hay gran­des in­ver­sio­nes, so­bre to­do de las gran­des em­pre­sas del IBEX35: San­tan­der, Sa­ba­dell, Fe­rro­vial, Iber­dro­la, FCC, Ae­na… Te­ne­mos una lí­nea aé­rea con­jun­ta... Es­tas in­ver­sio­nes tie­nen mu­chas ra­zo­nes: el pe­so de las re­no­va­bles, la com­pe­ti­ti­vi­dad de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes o el he­cho de que so­mos una economía muy abier­ta... Tra­ta­mos a una em­pre­sa es­pa­ño­la exac­ta­men­te igual que a una bri­tá­ni­ca. Hay que tra­ba­jar pa­ra ga­ran­ti­zar que esas

in­ver­sio­nes si­gan cre­cien­do. Y eso se ha­rá a tra­vés del acuer­do con la UE, pe­ro tam­bién gra­cias al mar­co re­gu­la­to­rio que que­re­mos en nues­tro país, al cre­ci­mien­to de nues­tra economía, la ca­pa­ci­dad pa­ra atraer ta­len­to, el mar­co fis­cal…

P_ Es­pa­ña es­tá tra­tan­do de cap­tar em­pre­sas, es­pe­cial­men­te fi­nan­cie­ras, que aban­do­nen la City. ¿Qué le pa­re­ce?

R_ Lo en­tien­do per­fec­ta­men­te, es nor­mal. Pe­ro res­pec­to al mer­ca­do fi­nan­cie­ro, la City es un eco­sis­te­ma que ha cre­ci­do du­ran­te más de tres si­glos. Un eco­sis­te­ma don­de hay ase­gu­ra­do­ras, los prin­ci­pa­les bu­fe­tes del mun­do, que tie­ne que ver con el pe­so del de­re­cho co­mer­cial bri­tá­ni­co o del idio­ma, con Lon­dres… Yo ten­go con­fian­za en el fu­tu­ro de la City. Es un mer­ca­do fi­nan­cie­ro in­ter­na­cio­nal, el úni­co que te­ne­mos en Eu­ro­pa. Que las em­pre­sas es­pa­ño­las pue­dan te­ner ac­ce­so a tan­ta fi­nan­cia­ción es al­go muy po­si­ti­vo pa­ra su cre­ci­mien­to. No veo que Ma­drid, Fránc­fort, Pa­rís o Mi­lán pue­dan rem­pla­zar en es­te sen­ti­do a la City a cor­to pla­zo. P_ ¿No acha­ca­rá la pér­di­da de li­cen­cias pa­ra ope­rar en la UE?

R_ Ha­brá efec­tos, pe­ro de­pen­de­rá de cuál sea el mar­co fi­nal, las me­di­das que to­me la UE. Al fi­nal, ¿qué es lo que quie­ren las em­pre­sas es­pa­ño­las ¿Ne­ce­si­tan un mer­ca­do fi­nan­cie­ro más di­vi­di­do o el ac­ce­so fá­cil a la fi­nan­cia­ción glo­bal que se ofre­ce aho­ra? La City es un ac­ti­vo eu­ro­peo, que ofre­ce a las em­pre­sas es­pa­ño­las, fran­ce­sas o ale­ma­nas la po­si­bi­li­dad de cre­cer. En un mun­do glo­ba­li­za­do eso es muy im­por­tan­te. P_ ¿Cuál se­rá la fe­cha de cor­tes pa­ra que per­ma­nez­can los ciu­da­da­nos eu­ro­peos? R_ Eso se­gui­mos dis­cu­tién­do­lo con nues­tros so­cios. Lo im­por­tan­te es el men­sa­je que que­re­mos trans­mi­tir con esa ofer­ta. Que­re­mos tras­la­dar tran­qui­li­dad a los es­pa­ño­les y ciu­da­da­nos de los otros paí­ses miem­bros que vi­ven en nues­tro país: es­tu­dian­tes, in­ves­ti­ga­do­res, en­fer­me­ros… Es­ta­mos muy or­gu­llo­sos de su con­tri­bu­ción a nues­tra so­cie­dad y que­re­mos que se que­den y si­gan vi­vien­do, es­tu­dian­do y tra­ba­jan­do en ella. Quien ya es­tá en nues­tro país ten­drá

los mis­mos de­re­chos que tie­ne aho­ra mis­mo. Ese men­sa­je de cer­ti­dum­bre es im­por­tan­te. Tan­to pa­ra los eu­ro­peos que vi­ven en Reino Uni­do co­mo pa­ra el mi­llón de bri­tá­ni­cos que vi­ven en la UE, 300.000 aquí. Y es­pe­ra­mos que tras nues­tra ofer­ta ha­ya otra re­cí­pro­ca por par­te de la UE. P_ ¿Gi­bral­tar pue­de ser una ex­cep­ción a ese acuer­do?

R_ No, ha­bla­mos de un tra­ta­do de sa­li­da y sa­li­mos to­dos, in­clui­do Gi­bral­tar. Y tam­bién en es­te ca­so hay que dar cer­ti­dum­bre a los ciu­da­da­nos. A los es­pa­ño­les que tra­ba­jan ca­da día en Gi­bral­tar, pe­ro tam­bién a los gi­bral­ta­re­ños que vi­ven en So­to­gran­de o Es­te­po­na. De­ben sa­ber qué de­re­chos ten­drán en el fu­tu­ro. P_ ¿Se pue­de es­tu­diar una co­so­be­ra­nía?

R_ Co­mo Go­bierno, de­be­mos res­pe­tar la vo­lun­tad del pue­blo de Gi­bral­tar y ha si­do muy cla­ro res­pe­to a que no quie­re una co­so­be­ra­nía. En la ne­go­cia­cio­nes lo que que­re­mos mi­rar es la pros­pe­ri­dad y se­gu­ri­dad de to­da la zo­na. Es­ta­mos ha­cien­do avan­ces muy im­por­tan­tes res­pec­to a to­do el cam­po de Gi­bral­tar, co­mer­cial, eco­nó­mi­co, so­cial o de se­gu­ri­dad… con re­la­cio­nes ca­da vez más im­por­tan­tes. Que­re­mos tra­ba­jar pa­ra ase­gu­rar que los acuer­dos que lo­gre­mos fa­vo­rez­can el cre­ci­mien­to y el bie­nes­tar en to­da la zo­na de Gi­bral­tar. P_ ¿Cree que un re­fe­rén­dum co­mo el es­co­cés es la so­lu­ción en Ca­ta­lu­ña?

R_ Creo que los dos ca­sos son dis­tin­tos. No­so­tros no te­ne­mos una Cons­ti­tu­ción es­cri­ta. Creo que lo que es im­por­tan­te en am­bos ca­sos es que se res­pe­te la ley. Eso hi­ci­mos en Es­co­cia. To­dos los so­cios de la UE han si­do muy cla­ros a fa­vor de que se res­pe­ten las le­yes y las nor­mas cons­ti­tu­cio­na­les es­pa­ño­las. P_ May re­co­no­ció el he­roís­mo de Echevarría. ¿Le con­de­co­ra­rán? R_ Creo que lo más im­por­tan­te es el re­co­no­ci­mien­to no so­lo del Go­bierno, sino del pue­blo bri­tá­ni­co. Su he­roís­mo fue una ins­pi­ra­ción pa­ra to­dos. Las víc­ti­mas de ese aten­ta­do re­fle­jan la di­ver­si­dad de Lon­dres. Fue un aten­tan­do con­tra la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.