La ba­ta­lla ju­di­cial del Ban­co Popular

Los ac­cio­nis­tas del ban­co li­qui­da­do que han per­di­do to­do su di­ne­ro em­pie­zan a acu­dir a los juz­ga­dos pa­ra re­cu­pe­rar­lo

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por mi­guel Ci­fuen­tes

La li­qui­da­ción de Ban­co Popular desata­rá la ma­yor gue­rra ju­di­cial de­cla­ra­da en España por un es­cán­da­lo ban­ca­rio. Unos 30.000 ac­cio­nis­tas, bo­nis­tas y te­ne­do­res de deu­da su­bor­di­na­da del Popular, cer­ca del 10% del ac­cio­na­ria­do, se­gún cálcu­los de al­gu­nos bu­fe­tes im­pli­ca­dos en el ca­so, se que­re­lla­rán en España y en Eu­ro­pa. De­man­da­rán a los an­ti­guos pre­si­den­tes del ban­co, Án­gel Ron y Emi­lio Saracho, a la au­di­to­ra Pri­ce Wa­ter­hou­se, a la au­to­ri­dad eu­ro­pea de re­so­lu­ción ban­ca­ria (RSU), al FROB, y sub­si­dia­ria­men­te al Ban­co San­tan­der.

Al­gu­nos ac­cio­nis­tas irán tam­bién con­tra el Ban­co de España y a la CNMV (la au­to­ri­dad de bol­sa) por ne­gli­gen­cia y de­ja­ción de fun­cio­nes al ava­lar las cuen­tas del ban­co has­ta 2016 y no ha­cer na­da du­ran­te ocho me­ses, mien­tras se es­pe­cu­la­ba en bol­sa con­tra el va­lor por par­te de fon­dos ba­jis­tas. Lle­gó a es­tar en ma­nos de ba­jis­tas más del 13% del ca­pi­tal del Popular y la CNMV no hi­zo na­da cuan­do los ba­jis­tas lle­ga­ron a hun­dir el va­lor un 20% en dos días, jus­to la se­ma­na an­te­rior a la re­so­lu­ción del ban­co. Sin em­bar­go, la CNMV lue­go sus­pen­dió un mes la co­ti­za­ción de Li­ber­bank cuan­do, a los po­cos días, los ba­jis­tas hun­die­ron la ac­ción del ban­co as­tu­riano.

Ac­cio­nis­tas mi­llo­na­rios co­mo el chi­leno An­dro­ni­co Luk­sic y el me­xi­cano An­to­nio del Va­lle, y fon­dos in­ter­na­cio­na­les co­mo Pim­co (la ma­yor ges­to­ra de deu­da del mun­do), An­cho­ra­ge Ca­pi­tal, Ro­nit Ca­pi­tal y Al­ge­bris van a dar la ba­ta­lla pa­ra re­cu­pe­rar su di­ne­ro. In­clu­so un fon­do americano co­mo Elliot, ex­per­to en fi­nan­ciar gran­des li­ti­gios, va a en­trar en es­ta gue­rra ju­di­cial. Fa­mi­lias ac­cio­nis­tas tra­di­cio­na­les del ban­co co­mo los Do­mecq, Mo­ra-Fi­gue­roa, Re­vo­re­do (due­ños de Pro­se­gur), Martínez Eche­va­rría (El Cor­te In­glés), Sen­da­gor­ta (gru­po in­dus­trial Se­ner), agru­pa­dos en la Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas, que era el pri­mer ac­cio­nis­tas, con el 9,3% del ca­pi­tal del ban­co, van a ir a por to­das.

El des­tro­zo ha si­do tal pa­ra es­tas fa­mi­lias, agru­pa­das en la Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, la so­cie­dad mer­can­til te­ne­do­ra de sus ac­cio­nes del Popular, que han te­ni­do que li­qui­dar es­ta so­cie­dad al ca­re­cer de pa­tri­mo­nio y ob­je­to so­cial. Pe­ro es­tas fa­mi­lias aris­to­crá­ti­cas no per­do­nan y han en­car­ga­do a sus li­qui­da­do­res que “reali­cen cuan­tas ac­cio­nes ju­rí­di­cas sean ne­ce­sa­rias pa­ra re­cu­pe­rar la in­ver­sión”. To­dos ellos creen que se les ha “in­cau­ta­do o ex­pro­pia­do su in­ver­sión en un pro­ce­di­mien­to os­cu­ro y po­co trans­pa­ren­te”, con cla­ra in­de­fen­sión de los ac­cio­nis­tas y bo­nis­tas del ban­co. Tal ac­tua­ción del

or­ga­nis­mo eu­ro­peo se pro­du­jo en la ma­dru­ga­da del 7 de ju­nio pa­sa­do, tras un mis­te­rio­so in­for­me de la au­di­to­ra De­loit­te, con una va­lo­ra­ción ne­ga­ti­va, con una hor­qui­lla de va­lo­ra­ción ne­ga­ti­va del Popular en­tre 2.000 y 8.000 mi­llo­nes de eu­ros, “un ran­go es­can­da­lo­so, que de­be jus­ti­fi­car­se”.

La ci­fra es in­só­li­ta ya que unos días an­tes el Popular va­lía en bol­sa más de 1.500 mi­llo­nes. Lo di­ce el abo­ga­do Ja­vier Cre­ma­des, fun­da­dor del bu­fe­te Cre­ma­des & Calvo-So­te­lo, que pu­so una de­man­da al día si­guien­te de la re­so­lu­ción del ban­co y que en­ca­be­za a un gru­po de bu­fe­tes coor­di­na­dos en la pre­sen­ta­ción de mi­les de de­man­das. Es­tos ar­gu­men­tos los com­par­te la ma­yo­ría de los bu­fe­tes en li­za, una do­ce­na has­ta el mo­men­to, por to­da España.

la guE­rra ju­di­cial

Cre­ma­des ha ini­cia­do la gue­rra ju­di­cial en re­pre­sen­ta­ción de 1.200 ac­cio­nis­tas de Ban­co Popular y de la AE­MEC (Aso­cia­ción de Ac­cio­nis­tas de Empresas Co­ti­za­das). En su opi­nión, el Popular ha si­do li­qui­da­do con un pro­ce­di­mien­to pla­ga­do de irre­gu­la­ri­da­des y sos­pe­cho­sas cir­cuns­tan­cias que han he­cho per­der su in­ver­sión a 305.000 ac­cio­nis­tas, más los mi­les de bo­nis­tas y te­ne­do­res de deu­da su­bor­di­na­da, al­gu­nos tan po­de­ro­sos co­mo Pim­co, el ma­yor fon­do de deu­da mun­dial, pillado con 270 mi­llo­nes en bo­nos del Popular.

To­dos los bu­fe­tes im­pli­ca­dos en el ca­so Popular con­fir­man a TIEM­PO que los re­cur­sos irán con­tra el FROB an­te la Au­dien­cia Na­cio­nal y el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Eu­ro­pea con­tra el Me­ca­nis­mo Úni­co de Re­so­lu­ción Ban­ca­ria. Lo han he­cho con ur­gen­cia, tie­nen so­lo dos me­ses de pla­zo pa­ra re­cu­rrir en vía ad­mi­nis­tra­ti­va, por tan­to has­ta el 7 de agosto. “De­man­da­mos ju­di­cial­men­te, pri­me­ro en vía ad­mi­nis­tra­ti­va, a los dos ór­ga­nos que li­qui­da­ron el Popular, el or­ga­nis­mo de re­so­lu­ción eu­ro­pea y el bra­zo eje­cu­tor en España de la me­di­da, que es el FROB. Que­re­mos ex­pli­ca­cio­nes so­bre si se ha he­cho con­for­me a las re­glas de re­so­lu­ción y conocer el do­cu­men­to en que se ba­só la de­ci­sión”, di­ce Ig­na­cio Ferrer Bon­soms, del bu­fe­te Ferrer Bon­soms& San­jur­jo, que va a re­pre­sen­tar a 115 ac­cio­nis­tas del ban­co. La vía ci­vil que­da pa­ra una se­gun­da olea­da si fa­lla el re­cur­so en vía ad­mi­nis­tra­ti­va, y en es­te ca­so se pe­di­rían da­ños y per­jui­cios en los juz­ga- dos or­di­na­rios, co­mo en los ca­sos de las pre­fe­ren­tes ban­ca­rias y el ca­so de la sa­li­da a bol­sa de Ban­kia.

Los bu­fe­tes Cre­ma­des & Calvo-So­te­lo y Ro­ca y Aso­cia­dos uti­li­za­rán los mis­mos re­cur­sos. Si ti­ran aba­jo la re­so­lu­ción del ban­co se abre cam­po pa­ra re­cu­pe­rar el di­ne­ro de los ac­cio­nis­tas. Fuen­tes del bu­fe­te Ro­ca se­ña­lan que “es­te ca­so es muy nue­vo, es la pri­me­ra vez que el Me­ca­nis­mo Eu­ro­peo de Re­so­lu­ción se po­ne en fun­cio­na­mien­to y es la pri­me­ra vez que se re­cu­rren sus re­so­lu­cio­nes, pe­ro en De­re­cho to­do es­tá abier­to y una de­ci­sión mal eje­cu­ta­da se­rá de­cla­ra­da nu­la de pleno de­re­cho”.

Otros bu­fe­tes co­mo Du­ran&Du­rán y Al­ta­lex abren el aba­ni­co (ade­más de con­tra el FROB y el Me­ca­nis­mo Eu­ro­pe de Re­so­lu­ción) con re­cur­sos y de­man­das ci­vi­les, pe­na­les y mer­can­ti­les, con­tra los an­ti­guos ges­to­res del Popular, la au­di­to­ra Pri­ce Wa­ter­hou­se, el Ban­co de España y la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res, res­pon­sa­bles to­dos de ava­lar las cuen­tas del ban­co en sus dos am­plia­cio­nes de ca­pi­tal, y por tan­to de “en­ga­ñar a los ac­cio­nis­tas y bo­nis­tas con una sol­ven­cia que no era tal”. Un ejér­ci­to de abo­ga­dos en Ma­drid, Bar­ce­lo­na, Nue­va York y Londres de­man­da­rán a to­dos los

Fa­mi­lias de pos­tín co­mo los re­vo­re­do, do­mecq o Sen­da­gor­ta se han vis­to atra­pa­das por la ex­pro­pia­ción de ac­cio­nes

res­pon­sa­bles del ban­co y a las au­to­ri­da­des de su­per­vi­sión y re­so­lu­ción eu­ro­peas, que re­sol­vie­ron y ven­die­ron el sex­to ban­co de España la ma­dru­ga­da del 7 de ju­nio. “Es­ta­mos an­te un mon­tón de ex­tra­ñas cir­cuns­tan­cias: ges­to­res que ocul­tan las cuen­tas reales de una en­ti­dad ban­ca­ria, con­ni­ven­cias y ne­gli­gen­cias de au­to­ri­da­des y su­per­vi­so­res ban­ca­rios, con­duc­tas sos­pe­cho­sas de au­di­to­res ofi­cia­les y con­tra­ta­dos even­tua­les pa­ra ava­lar con ex­tra­ños cálcu­los la re­so­lu­ción de un ban­co, abu­sos de mer­ca­do y ma­ni­pu­la­cio­nes en bol­sa. Es­ta­mos en pre­sen­cia de dos o tres de­li­tos”, di­ce un ex­juez, abo­ga­do pe­na­lis­ta en un im­por­tan­te bu­fe­te de Ma­drid.

ac­cio­nis­tas arrui­na­dos

“De­jar sin na­da a 305.000 per­so­nas al dar va­lor ce­ro a sus ac­cio­nes, un ban­co que te­nía unos re­cur­sos pro­pios de 11.000 mi­llo­nes, arrui­nar a cen­te­na­res de mi­les de per­so­nas, el 60% con in­ver­sio­nes me­dias de 15.000 a 30.000 eu­ros, cuan­do has­ta un mes an­tes el Go­bierno y el Ban­co de España ga­ran­ti­za­ban la sol­ven­cia del Ban­co Popular, es muy gra­ve y exi­ge una re­pa­ra­ción”, se­ña­lan en el bu­fe­te Cre­ma­des & Calvo-So­te­lo. Es­te des­pa­cho ha re­ci­bi-

— 1

— 5

—2

— 3

5 — He­le­na Re­vo­re­do y su hi­jo, Ch­ris­tian Gut Re­vo­re­do, due­ños de Pro­se­gur.

Fo­to: BA­llES­tE­RoS/EFE.

Fo­to: DIE­Go CARRASCo. Fo­to: GtRES.

—4 1 — Fé­lix Re­vuel­ta, pre­si­den­te de Na­tur­hou­se. 4 — Jor­ge Sen­da­gor­ta, pre­si­den­te de Se­ner.

Fo­to: BE­nEt­tI/GEttY.

3 — El chi­leno An­dro­ni­co Luk­sic en un ac­to del World Eco­no­mic Fo­rum.

Fo­to: M. Guz­Mán/EFE.

2 — El me­xi­cano An­to­nio del Va­lle re­ci­be un pre­mio de mar­ca España.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.