Bie­nes­tar. La pos­tu­ra per­fec­ta

Lle­ga el bows­pring. Un mé­to­do nue­vo pa­ra al­can­zar la sa­lud fí­si­ca y emo­cio­nal

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por Ce­lia Lo­ren­te clo­ren­te.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

El bows­pring na­ce en Den­ver, Es­ta­dos Uni­dos en el año 2013. De­si Sprin­ger y John Friend, sus fun­da­do­res, lle­van has­ta el día de hoy per­fec­cio­nan­do es­te sis­te­ma. Se tra­ta de un en­tre­na­mien­to que con­sis­te en co­rre­gir la pos­tu­ra del cuer­po que se ali­nea en una po­si­ción en for­ma en S des­de la par­te tra­se­ra de las ca­de­ras ha­cia arri­ba por to­da la co­lum­na has­ta la par­te su­pe­rior de la ca­be­za. Es la quin­ta esen­cia de la “pos­tu­ra del po­der” pa­ra la gen­te de ne­go­cios y los atle­tas de éxi­to y re­fle­ja un sen­ti­mien­to de au­tén­ti­ca se­gu­ri­dad en uno mis­mo. El bows­pring se ba­sa en po­ten­ciar la cur­va­tu­ra na­tu­ral fren­te al mo­de­lo es­tán­dar que fo­men­ta la es­pal­da rec­ta. Se­gún el bows­pring si la es­pal­da es­tá rec­ta la gra­ve­dad ha­ce que los dis­cos se da­ñen por des­gas­te (com­pre­sión) pro­vo­can­do le­sio­nes pa­to­ló­gi­cas muy do­lo­ro­sas en la par­te lum­bar. Se pue­de apli­car a ca­da ejer­ci­cio en el gim­na­sio pa­ra op­ti­mi­zar el ren­di­mien­to y crear una pro­por­ción mus­cu­lar equi­li­bra­da en to­do cuer­po.— nues­tro

Hue­sos Dis­mi­nu­ción de la de­ge­ne­ra­ción ósea y re­fuer­zo del sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co. ex­tre­mi­da­des Los pies y las ma­nos re­sul­tan for­ta­le­ci­dos y ac­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.